Es una de las medidas excepcionales aprobadas en el Consejo de Gobierno andaluz para la protección social de las personas en situación de vulnerabilidad por el COVID-19.

En el contexto de las medidas que la Junta de Andalucía viene adoptando para cubrir las necesidades básicas de la población, y conociendo la trayectoria de los Bancos de Alimentos, el Gobierno andaluz ha decidido apoyar económicamente la labor de estos en la actual situación de vulnerabilidad por el COVID-19. Así, se proporcionará una ayuda excepcional por valor de un millón de euros a la Federación de Bancos de Alimentos de Andalucía, Ceuta y Melilla, con cargo al programa presupuestario de ‘Acción comunitaria e inserción’ de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

El delegado territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Almería, Antonio Jiménez, se ha interesado por conocer la actividad del Banco de Alimentos de la provincia, situado en Roquetas de Mar, donde los voluntarios han mostrado la labor que realizan durante esta crisis, y las necesidades urgentes a las que tienen que hacer frente.

Jiménez ha mostrado su respaldo a la labor de la organización, recalcando que “es más que necesaria toda la ayuda que la sociedad pueda aportar durante esta crisis a entidades como el Banco de Alimentos, que trabaja incesantemente para atender a los más vulnerables, actuaciones que, junto con la subvención excepcional proporcionada por la Consejería, ayudará a que el Banco de Alimentos continúe cubriendo las necesidades básicas de nuestra provincia durante la epidemia”.

El delegado territorial ha querido ensalzar el trabajo en la gestión de recursos de esta Fundación que “colabora con 187 entidades asistenciales en la provincia de Almería atendiendo, antes de la crisis a más de 47.000 personas y que actualmente ha aumentado sus demandas exponencialmente”.

La crisis sanitaria derivada del COVID-19 está dando lugar a otra de carácter socioeconómico que multiplica las necesidades sociales de la población, por lo que cada vez hay mayor número de familias con insuficiencia de recursos económicos para subsistir. Actualmente, la Federación de Bancos de Alimentos ha visto incrementada su demanda en un 25%, teniendo que realizar repartos de alimentación no previstos. “Es en estas situaciones de emergencia social cuando la colaboración entre las entidades públicas y privadas se hace aún más fundamental, con el objetivo de reforzar los medios”, ha remarcado el delegado territorial.

Más medidas de emergencia social

Además de la ayuda destinada a los Bancos de Alimentos, el representante provincial de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha recordado otras prestaciones que se están agilizando en este período, como la Renta Mínima de Inserción Social, cuya nómina de abril ha superado la cuantía de 1.230.000 euros en la provincia de Almería. “Esto ha permitido que la prestación haya pasado de alcanzar 1.982 familias en el mes de marzo, a beneficiar a 2.141 en abril”.

El adelanto de 2,4 millones de euros del fondo social a entidades locales, destinado exclusivamente a las consecuencias sociales del Covid-19, “que pretende garantizar ingresos suficientes a las familias para asegurar la cobertura de sus necesidades básicas, el 35 por ciento del presupuesto, y el refuerzo de las plantillas de los centros residenciales y de servicios sociales comunitarios, el 30 por ciento”, expone el delegado.

Asimismo, Jiménez ha informado de otras actuaciones relacionadas con la protección social de los almerienses que se unen a las ya puestas en marcha por Igualdad, acordadas en Consejo de Gobierno, como son la concesión de tarjetas monedero para garantizar el consumo a más de 20.000 familias andaluzas en supermercados y tiendas de proximidad, y el incremento del 20% sobre el presupuesto destinado al programa de Ayudas Económicas Familiares financiado por la Consejería previsto para el actual ejercicio 2020, que en Almería alcanza los 416.872 euros. En concreto, la Diputación Provincial recibe la cantidad de 139.830 euros que distribuirá entre los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes y el presupuesto restante se reparte entre las corporaciones locales de Adra (15.003 euros), El Ejido (49.666), Níjar (17.760), Roquetas de Mar (59.495), Vícar (15.838) y la capital (119.280).

Banco de Alimentos de Almería

El ámbito en el que el Banco de Alimentos de Almería lleva a cabo su labor es toda la provincia desde 1999. Se dedica a recuperar excedentes alimenticios aptos para el consumo humano, haciéndolos llegar a personas del entorno en situación de precariedad, luchando de este modo contra la pobreza. Durante el primer cuatrimestre del año han repartido 774.000 kilos de alimentos, de los cuales 620.000 kg han sido al comienzo de la crisis sanitaria.

Reciben aportaciones de diversas empresas del sector, responsables de la hostelería, grandes superficies, incluso invierten sus propios recursos en la compra de alimentos. Actualmente la Brigada “Rey Alfonso XIII´´ II de la Legión, les ayuda a realizar los repartos. “Hasta el momento con esos alimentos hemos atendido a 67 entidades por el programa de Fondos Europeos FEAD, 44 asociaciones con recursos propios, 64 entidades en fruta y verdura, llegando a toda la provincia en nuestros repartos. Seguimos incansablemente buscando recursos ya que nuestros teléfonos no paran de sonar con familias solicitándonos ayuda” comenta Juan Azorín, presidente del Banco de Alimentos en la provincia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.