• La víctima denunció que le robaron el bolso con violencia, para justificar ante el seguro la veracidad de los hechos y poder cobrar la indemnización que tenía contratada para estos casos.
  • Se le ha imputado un delito contra la administración de la justicia al haber interpuesto una denuncia falsa como víctima de un delito de robo con violencia e intimidación.

La Guardia Civil de Almería, en una operación finalizada recientemente, ha investigado a una mujer de 70 años por un delito de simulación, al poner una denuncia falsa y simular que había sido víctima de un robo con violencia ocurido en el cementerio del municipio de Níjar (Almería).

La Guardia Civil inició la investigación de los hechos el pasado día dos de mayo, cuando la víctima denunció, en dependencias oficiales, que había sufrido un robo con violencia cuando estaba en el interior del cementerio del municipio de Níjar memorando a sus familiares fallecidos.

 

Según declaró la víctima, el agresor la zarandeó sin llegar a caer al suelo y después le arrebató el bolso de un tirón dándose a la fuga.  Al transcurir los hechos con gran rapidez, la víctima tampoco pudo identificar alguna característica física del supuesto autor a favor de la investigación.

Tras analizar todos los datos obtenidos, los agentes advirtieron ciertas incongruencias que les suscitaron dudas sobre la veracidad de los hechos.  La víctima hizo referencia que no había testigos, a pesar de que los hechos ocurrieron en plena celebración del día de la madre y en esa fecha el cementerio de Níjar suele estar bastante concurrido.  Además, en el parte médico que aportó a la instrucción, no constaba el informe sobre la agresión, ni el hecho delictivo, ni las lesiones relacionadas con el mismo.

 

Con esta información los agentes iniciaron una segunda vía de investigación y consiguieron localizar a un testigo que, tras su declaración, confirmó que ese día la víctima no sufrió ningún robo con violencia.  El testigo se encontraba en el cementerio y pudo ver como la supuesta víctima estaba limpiando una lápida, mientras que su marido preguntaba a los demás si habían visto un bolso porque su señora lo había perdido.

 

De igual forma, los agentes averiguaron que antes de presentar la denuncia por robo, la víctima comunicó en otras dependencias que había perdido un bolso y dejó sus señas de identidad para poder recuperarlo si alguien lo encontraba.  Además, comprobaron que la denunciante tenía contratado un seguro que cubría el robo con violencia fuera del domicilio, pero no el de pérdida de efectos.

 

Por todo ello, la operación ha finalizado con la imputación de la denunciante en calidad de investigada, como presunta autora de un delito contra la administración de la justicia al haber interpuesto una denuncia falsa como víctima de un delito de robo con violencia e intimidación.

 

Las diligencias instruidas y la investigada han sido puestas a disposición judicial del juzgado en funciones de Almería (Almería).

 

 

Delito

Se recuerda que la simulación de delito está recogida en el artículo 457 del Código Penal, “el que simulare ser responsable o víctima de una infracción penal o denunciare una inexistente, provocando actuaciones procesales, será castigado con la multa de seis a doce meses”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here