La Guardia Civil detiene a dos maduritos de Adra intelectuales del delito por una estafa que asciende a la friolera cantidad de 800.000€

0

A inicios del presente mes, agentes de la Guardia Civil de Almería, han llevado a cabo la detención de F. L. F., de 63 años de edad, y de N. F. B., de 55 años, ambos con domicilio en  la localidad de Adra como presuntos autores de un delito de estafa.

La Guardia Civil ha detenido a dos personas tras la denuncia del presidente de una empresa de ámbito agrícola de Adra. Uno de los detenidos era el vigilante nocturno de la empresa que realizaba el hecho delictivo durante su servicio de noche.

La Guardia Civil inició la investigación de los hechos tras la denuncia presentada por el presidente de la empresa agrícola en dependencias de la Guardia Civil, motivada por un incremento inusual de los kilos de pimiento entregados por parte de un agricultor de diferentes orígenes y variedad.

 

Ante tal aumento de la cantidad y variedad entregada, un responsable de la empresa fue al invernadero de donde provenían supuestamente esas partidas de pimientos, donde pudo observar que este agricultor aún tenía los pimientos en crecimiento.

 

El agricultor admite que estaba engañando a la empresa junto con el vigilante del turno de noche de la empresa agrícola, que cuando estaba solo cogía mercancía que ya había sido comprada por la empresa y la trasladaba a la zona de pesado como si fuera mercancía nueva para volver a pasar el producto como nuevo y así abonar su precio de compra al agricultor, repartiéndose finalmente las ganancias.

 

El vigilante se aprovechaba de la confianza de sus más de 25 años trabajando para esta empresa agrícola, diciendo cada vez que aparecía esa mercancía en la zona de pesado, que era de un agricultor amigo suyo que no podía venir más tarde.

 

Tras tal declaración, responsables de la empresa, se reúnen con el vigilante, admitiendo su culpabilidad así como que venía realizándola durante años atrás.

 

El presidente presenta denuncia donde calcula que estos hechos vienen realizándose desde hace cinco años atrás y que la cantidad total estafada es de 800.000€.

 

Con estos datos la Guardia Civil inicia una intensa investigación de los hechos, mediante la que llegan a determinar el modus operandi de los detenidos, realizando durante el desarrollo de la misma, diversas gestiones, entrevistas, visionados de cámaras cctv y exploración de documentación.

 

En esos visionados los agentes de la Guardia Civil pueden comprobar como el vigilante apagaba las luces de la empresa y tras dejar pasar una hora aproximadamente volvía a encenderlas, apareciendo de repente las cajas de pimientos en la zona de báscula de pesado.

 

Los agentes tras varias declaraciones de empleados de la empresa, así como del transportista habitual del agricultor implicado, y tras inspeccionar los invernaderos propiedad del agricultor, demuestran los hechos denunciados.

 

Finalmente la Guardia Civil lleva a cabo la detención de los dos autores el día 17 de octubre de 2018, dejando las diligencias a disposición del Juzgado de Instrucción Nº 2 de Berja.

Dejar respuesta