El Centro de Prevención de Riesgos Laborales ha organizado dos
jornadas técnicas sobre el uso seguro de estas herramientas
El Centro de Prevención de Riesgos Laborales de Almería, dependiente de la
Delegación Territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo,
Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, ha
realizado dos sesiones de una jornada técnica sobre formación, mantenimiento
y nuevas tecnologías en vehículos de manutención, utilizados en actividades
de almacenamiento y logística.
Los expertos que han participado en las jornadas han destacado la importancia
de la formación y actualización de los trabajadores que manejan estos
vehículos, así como de su adecuado mantenimiento, para evitar accidentes
laborales.
Estos encuentros han permitido divulgar las buenas prácticas en materia de
seguridad, salud laboral y sostenibilidad para carretillas elevadoras y explicar
cómo llevar a cabo un buen mantenimiento de los vehículos de manutención.
También se ha ofrecido un resumen de la formación teórica y práctica para la
utilización de carretillas elevadoras conforme a la norma UNE 58451:2016 y se
han dado a conocer las mejoras tecnológicas y las últimas novedades en
maquinaria de manutención dirigidas a mejorar la prevención.
Entre los años 2018 y 2020 se han producido en la provincia de Almería 956
accidentes en zonas logísticas y de carga y descarga, de los cuales 2 han sido
muy graves o mortales.
Emilio Ortiz, delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo,
Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades ha
inaugurado la jornada y puesto de manifiesto el compromiso del Centro de
Prevención de Riesgos Laborales de Almería con la formación y
concienciación en seguridad y salud laboral como herramienta útil para reducir
la siniestralidad. También ha señalado “la importancia de conocer las
situaciones que pueden originar los siniestros para poder poner medidas
preventivas eficaces”.
Entre esas situaciones están las distracciones de conductores, que suelen
tener un origen en una falta de formación y/o experiencia; los golpes contra estanterías e infraestructuras; las manipulaciones inadecuadas de las cargas
(caídas, golpes, demasiada carga); la falta de visibilidad en la marcha adelante
y los atropellos; la falta de control del cinturón y una velocidad excesiva; la falta
de visión en cruces y golpes entre carretillas; el desorden en las instalaciones,
con obstáculos en el paso de los vehículos de manutención,; el mal estado del
pavimento; y la falta de mantenimiento y cuidados diarios de los vehículos.
Acerca de la formación, es necesario que los trabajadores reciban una
formación inicial que incluye prácticas, y posteriormente una actualización
cada 5 años, según han explicado los ponentes de la jornada. Durante el
encuentro también se ha dado a conocer que existen tecnologías auxiliares
para mejorar la visibilidad, controlar la velocidad, sistemas de seguridad activa
y pasiva y de retención ante, por ejemplo, un vuelco del vehículo, rejas para
evitar caídas de las cargas…
Este taller se ha dirigido a delegados de prevención y profesionales
relacionados con la manutención y almacenamiento con carretillas elevadoras.
Ha sido impartido por María Ángeles Álvarez, responsable del Servicio de
Prevención Mancomunado de Coexphal y por José Carlos Fabrellas y Simón
Valenzuela, responsable de la Delegación de Almería y del Área Postventa de
la empresa Carelsa, respectivamente. Además, han colaborado las empresas
Caparrós Nature y Linde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here