La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), Asociación que engloba todas las Escalas y Empleos de la Guardia Civil, por medio del presente comunicado pone en conocimiento de la opinión pública en general lo siguiente:

 

La Guardia Civil demostró una vez más lo necesario de su presencia en el medio rural en la madrugada del pasado viernes para el sábado en la provincia de Granada, cuando 3 Componentes del Puesto de la Guardia Civil de Guadahortuna, acompañados por el Sargento Comandante de Puesto de la Guardia Civil de Campotejar, recibieron un aviso dando cuenta de la  desaparición de un varón de 78 años de edad en la localidad de Domingo Pérez .

 

Tras entrevista con la esposa del desaparecido, comunica que lleva sin tener noticias de su marido desde la mañana del mismo viernes, ya que se marchó a una finca situada en la misma localidad y aún no ha regresado, habiendo pasado más de 12 horas desde su desaparición alertando a su vez que es diabético con el consiguiente riesgo de haber sufrido algún problema derivado de su enfermedad.

 

Los agentes, dada la nocturnidad del momento, y la ola de frío polar que padece la zona, registrándose en ese momento  temperaturas bajo cero, montan dispositivo de búsqueda, dando prioridad al paraje donde se tenía conocimiento que se trasladaba el  desaparecido. Tras intensas gestiones, los agentes se adentran en la zona teniendo que seguir a pie varios kilometros, siendo imposible continuar en vehículo.

 

Tras llegar a la finca, no obtienen resultado, por lo que temiéndose lo peor, continúan monte arriba, observando un carro de mano, dirigiéndose hacia él, siendo llamado a voz  en grito el nombre del desaparecido, obtienen una leve respuesta positiva, marchando rápidamente hacia la voz, siendo encontrado tirado en el suelo bajo un olivo la persona desaparecida.

 

Esta persona al parecer presentaba hipotermia severa e hipoglucemia, por lo que los agentes proceden a pasar aviso rápidamente a los servicios médicos y mientras esperan su llegada, proceden a dar calor con sus prendas oficiales a esta persona trasladándolo en primer lugar al vehículo oficial para cobijarlo del frio y poder realizar un traslado rápido a la llegada de servicios médicos. Posteriormente es trasladado en ambulancia al centro hospitalario, siendo fundamental la prontitud del auxilio efectuado por los Guardias Civiles, indudablemente a estas horas estaríamos hablando de un fatal desenlace sin la labor encomiable de los Guardias Civiles intervinientes.

 

La Asociación Española de Guardias Civiles  felicita y se congratula del extraordinario servicio humanitario realizado salvando una vez más una vida, resaltando uno de los motivos de la fundación de la Guardia Civil. Por otro lado solicitamos una profunda reestructuración de la mayoría de los puestos de la Guardia Civil, la mayoría infinitamente escasos de personal a su vez denunciamos una distribución obsoleta y arcaica sin tomar en cuenta la amplitud en Km que debe de prestar servicio una única pareja de la Guardia Civil, solo tomando como referencia el número de habitantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here