Juan José Bonilla visita la subasta de Agroponiente para conocer de primera mano los problemas de los precios

0
440

El candidato al Senado por Vox en la provincia de Almería, Juan José Bonilla, visitó ayer la subasta de Agroponiente para expresar su total apoyo al mundo del campo almeriense. Bonilla estuvo acompañado por José Cristian Callejón, concejal del mismo partido en el Ayuntamiento ejidense y por Montserrat Cervantes, vocal en la Gestora de la ‘marea verde’.

El candidato al Senado recibió la adhesión de algunos participantes y manifiesta su gran identificación con el sector, al que él mismo pertenece. “Desde pequeño siempre he trabajado en el campo”, afirma, y recuerda que simultanea su faceta de agricultor y la de abogado, así como ahora, la de concejal de Vox en el Ayuntamiento de El Ejido “y espero, con el respaldo de mis conciudadanos, pronto también en el Senado. Quiero que los almerienses tengan muy claro que Vox será el único que les dé voz en Madrid, el único que verdaderamente luchará por sus intereses, que les defenderá en estos momentos complicados que atraviesa nuestra agricultura, que necesita imperiosamente alguien que se implique para resolver la situación y sus graves problemas, que incluso pueden poner en peligro el que ha sido principal impulsor de nuestra economía y ‘santo y seña’ de Almería en todo el mundo”.

Juan José Bonilla visitó la subasta, una actividad que está en el ‘ojo del huracán’, puesto que los agricultores almerienses se quejan de los bajos precios que imperan en estos momentos en el mercado, por debajo incluso de los costes de producción, y su presencia fue un signo más de su gran implicación con un sector al que él mismo pertenece.

La agricultura es uno de los elementos principales del programa del candidato al Senado por Vox, consciente del grave momento que atraviesa el sector. La visita a la subasta de Agroponiente no será la única incursión en el área que va a realizar el portavoz de la ‘marea verde’ en el Ayuntamiento de El Ejido, quien quiere recoger todas las inquietudes del campo almeriense para después, con el respaldo de sus conciudadanos, hacer que su voz se escuche muy alta en Madrid.

Dejar respuesta