Juan Antonio Lorenzo asegura que “no sabemos qué tendrán que esconder PP y Cs en Galasa para echar al PSOE de los órganos de decisión”

0
111
Los socialistas acusan al presidente de Diputación de urdir una “maniobra cicatera y oportunista” al amañar con Cs el control de la empresa.
Los socialistas acusan al presidente de Diputación de urdir una “maniobra cicatera y oportunista” al amañar con Cs el control de la empresa.

El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación Provincial de Almería, Juan Antonio Lorenzo Cazorla, ha acusado al presidente de la institución, Javier Aureliano García, de urdir “una maniobra cicatera y oportunista” con el objetivo de dejar al PSOE fuera de representación en los órganos decisorios de la empresa pública Galasa. Así se materializó en la asamblea para la constitución del Consejo Ejecutivo de la empresa que gestiona el abastecimiento de agua en el Levante y Almanzora; un órgano en el que, tradicionalmente, están representados los ayuntamientos en virtud de los usuarios a los que representan.

Sin embargo, PP y Ciudadanos pasaron por alto una evidencia matemática como es que el 63% de los clientes con los que cuenta la empresa viven en municipios cuyos ayuntamientos gobierna el PSOE, que son 63.000 de los 100.000 usuarios. Otros 24.500 viven en pueblos en cuyo consistorio gobierna el PP y el resto, 7.800 son usuarios de ayuntamientos de Cs. Así, PP y Ciudadanos se repartieron la representación en este Consejo Ejecutivo y dejaron fuera a los alcaldes socialistas.

“La derecha no quiere testigos ni nadie que les fiscalice en la empresa”, ha lamentado Lorenzo quien se pregunta “qué tendrán que esconder” para echar al PSOE de estos órganos de decisión.  Con la situación actual, que es, ha añadido Lorenzo Cazorla, “insólita”, PP y Cs “cierran la puerta al diálogo y abren la puerta a la desconfianza, a la falta de rigor y la carencia de representatividad democrática y muestran la puerta de salida a alcaldes de pueblos del PSOE”.

Los socialistas acusan al presidente de Diputación de urdir una “maniobra cicatera y oportunista” al amañar con Cs el control de la empresa.
Los socialistas acusan al presidente de Diputación de urdir una “maniobra cicatera y oportunista” al amañar con Cs el control de la empresa.

Para dejar fuera al PSOE del Consejo Ejecutivo, el presidente de Diputación y número dos del PP en Almería “se valió de los votos de Vera, Olula del Río y Albox” para elegir a los representantes de una empresa que, curiosamente, “ya no presta servicio en estos pueblos. “Nos encontramos con que alcaldes que ya no están en Galasa eligen a los representantes de la empresa” lo que, a su juicio, “augura un mal futuro” para la entidad que ya anualmente cuenta con pérdidas valoradas en tres millones de euros, según ha reconocido el propio equipo de Gobierno del PP en la Diputación Provincial.

El presidente “insulta” y Cs “hace palmas”

Ante este escenario, los representantes del PSOE decidieron no participar “de esta farsa” y abandonar la asamblea antes de la votación ya pactada por las derechas, y fue cuando el presidente de Diputación “fuera de sí” insultó y “faltó al respeto” a los representantes de los ayuntamientos socialistas cuyos habitantes son los clientes principales de Galasa.

“Justo en el momento más delicado por el que atraviesa la empresa, cuando hay muchos pueblos que se están planteando seguir o no, el PP y Cs dan pasos de gigante hacia la disolución de la empresa y al desastre de la misma”, ha afeado el portavoz del PSOE y recuerda que, tal y como se expuso en el último pleno provincial, el PP ha solicitado un informe al Departamento de Economía Financiera de la Universidad de Granada sobre determinadas cuestiones muy delicadas sobre Galasa.

Según desveló el PSOE, el equipo de Gobierno del PP ha pedido un informe sobre la legalidad en las contrataciones de Galasa y otro sobre el cumplimiento de los requisitos para entrar en causa de disolución, además de un estudio de operación de venta y posterior arrendamiento de la empresa pública. El portavoz socialista se pregunta si Ciudadanos está en conocimiento de estos hechos o si, simplemente, “ha llegado a Galasa para hacer de palmero del PP”.

“El Grupo Socialista va a seguir defendiendo los intereses de la ciudadanía en los estamentos en los que podamos hacerlo” ha anunciado Lorenzo Cazorla y ha lamentado que ya no pueda ser, precisamente, en los de control orgánico debido a la “patada” que acaban de darles PP y Ciudadanos. Estos partidos y sus representantes en la Diputación y en los pueblos “serán los únicos responsables de lo que ocurra en Galasa porque nosotros, los socialistas, ya no tenemos representación ni en los órganos colegiados ni de diálogo de esta empresa”, pero –ha insistido- “exigiremos responsabilidades en el ámbito de la justicia y de la democracia”.

Dejar respuesta