Gonzálvez: “Hay que poner todos los medios para evitar el cierre de las fábricas de CEMEX”

0
78
“La promesa hecha por la Junta de Andalucía de reindustrializar la zona, en caso de cierre, debe ser una realidad y no una promesa” · Acusa a la Junta de gestionar movimientos “con tufo electoralista” · Reclama mayor presencia en las reuniones de trabajo para los ayuntamientos de Gádor y Lloseta.

El senador del PP por Almería, Eugenio Gonzálvez, ha exigido a la Ministra de Industria, Comercio y Energía, Reyes Maroto, que ponga “todos los medios a su alcance para evitar el cierre de las fábricas de CEMEX” de las plantas de Gádor (Almería) y Lloseta (Islas Baleares).

“La promesa hecha por la Junta de Andalucía de reindustrializar la zona, en caso de cierre, debe ser una realidad y no una promesa”
· Acusa a la Junta de gestionar movimientos “con tufo electoralista”
· Reclama mayor presencia en las reuniones de trabajo para los ayuntamientos de Gádor y Lloseta.

En concreto, el senador almeriense se ha interesado por  los tipos de compromisos que han adoptado, o están dispuestos a adoptar, el Gobierno, la Junta de Andalucía y el Gobierno Balear para evitar el cierre de las fábricas de CEMEX en nuestro territorio.

 

A continuación, Gonzálvez ha recordado que se “ha hablado” de “impulsar, apoyar y subvencionar”, algo que “no debe servir para crear falsas esperanzas a los trabajadores, ni para prolongar su agonía”.

 

Según el senador del PP, “todos estos movimientos no nos gustan nada y tienen tufo electoral”. En este sentido, Gonzálvez ha acusado a la Junta de Andalucía de firmar un acuerdo que se quedó en “nada”. Y ha advertido a la Ministra que, desde el Partido Popular, “estaremos vigilantes  para que esto no sea un acuerdo ni  estético, ni electoralista, porque la promesa hecha por la Junta de reindustrializar la zona, en caso de cierre, debe ser una realidad y no una promesa”.

 

En este punto, Eugenio Gonzálvez ha recalcado que ante la presión social, encabezada por los trabajadores y el Ayuntamiento de Gádor, todas las administraciones se han puesto a trabajar en una mesa de trabajo. Y ha aprovechado la ocasión para reclamar un asiento en dichas negociaciones para los ayuntamientos de Gádor y Lloseta, que  “son quienes más van a sufrir el cierre de las fábricas de CEMEX”.

 

Al respecto, el senador popular ha señalado a los empresarios mexicanos como los únicos culpables del cierre y “ahora es el momento para que las administraciones, los sindicatos y los trabajadores rememos juntos en la misma dirección porque nuestra obligación es defender esos puestos de trabajo”. “Y –ha continuado- para apoyar cualquier decisión encaminadas a asegurar el funcionamiento de las fábricas siempre estará el PP”.

 

MÁS DE 700 FAMILIAS DEPENDEN DE CEMEX

Durante su pregunta a la ministra Maroto, Gonzálvez ha destacado que son más de 700 familias de Gádor y Lloseta que dependen del cierre de las fábricas de cemento que, tal y como ha afirmado, “son rentables y han aguantado los peores momentos de la crisis”.

 

Por ello, el senador ha demandado que los trabajadores de la cementera “no quieren ni despidos, ni subsidios, porque ellos quieren seguir haciendo lo mejor que saben hacer, que es producir cemento”.

 

Antes de concluir, ha reclamado al Gobierno que “nuestra obligación, como representantes públicos y personas con corazón, es evitar el cierre de la cementera. ¡CEMEX no se cierra!”

Dejar respuesta