El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, Manolo García, ha denunciado una nueva “convidada” del PP del municipio, en este caso con el apoyo de Ciudadanos y la concejal no adscrita. Se trata de la cesión de carreteras que hasta ahora dependían de la Diputación Provincial y que ahora asumirá Roquetas de Mar con el consiguiente gasto para el bolsillo de todos los roqueteros y roqueteras.

El acuerdo se ha tratado en Comisión Informativa de Administración de la ciudad y, según Manolo García, supone “un duro golpe para el bolsillo de los ciudadanos al hacerse cargo el Ayuntamiento de carreteras cuyo mantenimiento e inversiones dependía hasta ahora de la Diputación de Almería”.

García denuncia que pese a que el PP trata de ‘vender’ la idea de que Diputación abonará a Roquetas 995.000 euros, a razón de 100.000 euros por kilómetro cedido, “la realidad es que los vecinos de Roquetas de Mar tendremos, una vez más, que asumir a través de nuestros impuestos, mucho más de lo que se va a recibir de la institución provincial”. El portavoz socialista ha puesto de ejemplo lo que ocurrirá con la carretera de Zamora, conocida como de la Yegua Verde, donde sólo el importe de las indemnizaciones que habrá que pagar a los propietarios ascenderá a 3,5 millones de euros, más otros 4,2 millones de euros que se estima costará la remodelación para ensanchar el tramo de enlace hasta la variante y construcción de carril bici. A cambio de esa inversión, que correspondería ejecutar a la Diputación como titular de la vía, el Ayuntamiento apenas recibirá 260.000 euros.

Para Manolo García, la propuesta del PP “sigue los pasos de anteriores obras millonarias, como la construcción de la variante, el semienlace de Aguadulce o el hospital, actuaciones que corresponden a otras Administraciones y por las que los roqueteros ya hemos pagado nuestros impuestos, y que al final son asumidas por el PP de Gabriel Amat”. Como en los tres casos mencionados, independientemente de si la actuación corresponde a la Junta de Andalucía, Diputación o el Gobierno central, el PSOE mantiene su postura: “El alcalde no debe poner excusas y lo que tiene que hacer es defender los intereses de sus representados y pelear donde haga falta para que la administración competente en cada caso asuma lo que le corresponde, en lugar de hacer pagar a los roqueteros y roqueteras dos veces por una misma obra a costa de recortar los servicios municipales”.

Amat, ‘pagafantas’

Manolo García insiste en este sentido, afirmando que “un alcalde tiene que ponerse frente a la manifestación si es preciso, pero lo que no puede hacer es dejación de sus funciones, callarse la boca y hacer de ‘pagafantas’ de todas las Administraciones con la excusa de que el Ayuntamiento está tan saneado que nos podemos permitir el lujo de hacer obras que les tocan a otros”.

En el caso de las carreteras cedidas, el PSOE considera que lo ocurrido es también fruto de la “incompetencia, mala gestión y absoluta falta de previsión” del PP de Gabriel Amat. Con los retrasos en la ejecución de la variante como consecuencia de la dificultad para conseguir los terrenos por parte del Ayuntamiento, ha habido “tiempo más que suficiente” para prever las nuevas necesidades de tráfico surgidas con la apertura de la vía. Sin embargo, “ha sido cuando se ha terminado la variante cuando se han dado cuenta de la necesidad de unas obras que ya debieron ejecutarse en su momento con el acuerdo Junta-Diputación-Ayuntamiento, y en cambio ahora Diputación se quita de en medio y nos echa el mochuelo a los roqueteros”.

Más de 90 millones de euros

Según los cálculos del PSOE, en los últimos cuatro años, y teniendo en cuenta los planes próximos, el Ayuntamiento de Roquetas de Mar va a invertir más de 90 millones de euros en obras ajenas, que deberían financiar las administraciones competentes en cada caso. “Eso es dinero que deja de llegar a Roquetas de fuera, porque tenemos un alcalde que presume de pagar lo que le corresponde a otros con el dinero que recauda de uno de los IBI más altos de Andalucía”, denuncia Manolo García, quien añade que esa cantidad de dinero “supone unos 3.000 euros por familia, que cualquier alcalde comprometido con los intereses de sus vecinos gestionaría donde hiciera falta para que los pagara quien tiene que pagarlos”.

Para el portavoz socialista, “esos 90 millones de euros podrían servir para solucionar muchos problemas que tiene Roquetas de Mar actualmente y que sí son de responsabilidad directa del municipio, como es el caso de la suciedad de las calles, que es una vergüenza, la depuración de las aguas, resolver el problema de la recogida de podas y basuras, las plagas, la falta de medios en seguridad ciudadana o la carencia de transporte público urbano, asuntos todos ellos que sí son competencia del alcalde”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here