El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista, Gerardo Sánchez, destaca en su intervención que “la sostenibilidad tiene que ser el gran eje sobre el que debe pivotar esta ley”

La nueva norma continúa su tramitación parlamentaria con la abstención socialista, para mejorar el texto a través de enmiendas

 

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista, Gerardo Sánchez, ha destacado la importancia de la Ley del Suelo para dotar a Andalucía de un “modelo de ordenación urbanística adaptado a la realidad actual, y que perdure en el tiempo”. Durante el debate parlamentario ha instado a los grupos a que “salgamos de las paredes del Parlamento y veamos los problemas de los ayuntamientos, los problemas de vecinos y vecinas que pierden proyectos empresariales porque se dilatan los plazos, o jóvenes que no tienen acceso a la vivienda. Esa es la importancia y la necesidad de la ley”.

 

Sánchez ha señalado que “con dudas, desconfianzas, y sin cheques en blanco, sí estamos a favor de la tramitación y nos abstenemos”. Aunque ha confiado en que la voluntad de diálogo del gobierno andaluz sea sincera, “propondremos enmiendas y seguiremos trabajando para que el texto lleve a nuestro territorio a un desarrollo sostenible”. El dirigente socialista ha resaltado que “compartimos la necesidad de cambiar la ley”, si bien la “sostenibilidad debe ser el gran eje sobre el que pivote esta ley, entre la agilidad y la simplificación administrativa, pero también dotar a los ayuntamientos de herramientas y de mayor autonomía”.  Sánchez ha indicado que “cambiar la forma de relacionarnos con nuestro planeta es la vacuna para combatir el cambio climático, desde la sostenibilidad para producir bienes, reciclar y reutilizar, pero también para diseñar nuestros núcleos urbanos”.

 

El portavoz socialista ha puesto en valor el apoyo del Grupo Socialista, partiendo de la base de que “el partido que gobierna en más municipios no se va a quedar al margen de este debate. Tenemos que estar de acuerdo en algo tan importante para los alcaldes y alcaldesas”.

 

Sin embargo, Gerardo Sánchez ha incidido en que ese apoyo “no es un cheque en blanco”. Ha calificado de laxo el articulado sobre sostenibilidad de la norma, y se ha mostrado contrario a la falta de controles sobre suelo rústico y a los insuficientes mecanismos de protección del litoral. Asimismo, ha manifestado que tampoco “estamos de acuerdo en el trámite de urgencia” de una ley tan importante en la que “tienen mucho que decir los agentes sociales y económicos, por lo que merecía un debate más sosegado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here