Beatriz Rubiño critica que el Gobierno de Moreno Bonilla “hace muy poco” en políticas activas de empleo pese a la terrible realidad económica y social por el coronavirus en Andalucía y anima a la Junta a “mirarse en el espejo” del Ejecutivo de Pedro Sánchez por la amplia batería de acciones estatales de impulso laboral.

El PSOE de Andalucía ha mostrado su rechazo a la gestión del plan de empleo de playas por parte del Gobierno de Moreno Bonilla, advirtiendo de que este programa está “condenado al fracaso” por su “improvisación”, su falta de operatividad al vincularse a la bolsa única y su “ninguneo” a las entidades locales, a la gestión del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y sus profesionales y también al sector de la seguridad privada, que se siente agraviado por la ausencia de diálogo y acuerdo sobre un programa relacionado con sus competencias laborales.

 

En su intervención en la comparecencia de la consejera del Empleo en la comisión parlamentaria correspondiente, la representante socialista Beatriz Rubiño ha exigido explicaciones y respuestas a Rocío Blanco por el “derroche” que supone destinar millones de euros de fondos públicos a una iniciativa presentada con su habitual “autobombo” por el presidente Moreno Bonilla y que “parece condenada de antemano a ser un fracaso, a no generar trabajo de calidad y que ya está marcada por la polémica”.

 

Rubiño ha calificado de “parche” el plan de playas publicado ya en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) y ha cuestionado cómo se sacarán los perfiles para la selección y contratación de personal de vigilancia en las costas para asegurar la salud pública ante el coronavirus de la bolsa única de empleo público, que fue “abierta en enero y cerrada en febrero, a la que se apuntaron más de 500.000 andaluces y andaluzas y que no está baremada cuatro meses más tarde”. Ha preguntado por qué no tienen derecho a participar de un programa laboral motivado por la crisis del coronavirus quienes no se apuntaron a esta bolsa única de la Junta anterior a la pandemia, y también qué formación se exige a los aspirantes a este plan extraordinario y cómo se va a impartir la preparación especial que requiera el puesto.

 

Tras ratificar que el Grupo Socialista “no está en contra de éste o de ningún plan de empleo, sino en contra de la improvisación”, Rubiño ha insistido en criticar que la Junta no utilice el SAE y a sus profesionales expertos en intermediación, así como la exclusión de los ayuntamientos en todo el proceso y también del sector de la seguridad privada, “que ya ha alzado la voz porque no se ha contado con ellos”.

 

Para la dirigente regional socialista, es un nuevo ejemplo de que Moreno Bonilla y su Gobierno hacen “muy poco” en políticas activas de empleo pese a la “terrible realidad” laboral, económica y social que deja la pandemia de coronavirus en Andalucía, empezando por el “gran fiasco” que supone que la Junta destine sólo 36 millones de euros al Fondo de Provisiones Técnicas de Garantia para “avalar operaciones de financieras” que impulsen en las empresas la creación y mantenimiento de puestos de trabajo. Ha advertido de que la propia consejera ha informado de que esta iniciativa ha recibido 4.682 solicitudes por valor de 140 millones, cuando el objetivo del Ejecutivo autonómico era “generar un efecto multiplicador” que alcanzara los 500 millones.

 

La representante socialista ha indicado que el último pilar de las políticas de empleo del Gobierno de Moreno Bonilla es la ayuda autonómica de 300 euros para autónomos andaluces que no está cubiertos por el cese de actividad del Ejecutivo de España, recordando que está destinada a unos 160.000 trabajadores por cuenta propia en la comunidad y alertando de un nuevo fracaso porque sólo se han recibido unas 62.000 solicitudes, sin olvidar que no hay instrucciones claras sobre su utilidad.

 

Desde el Grupo Socialista, Rubiño ha exigido a la consejera Blanco y a todo su Gobierno de PP y Cs más compromiso con el empleo en Andalucía y más humildad también “para reconocer que tienen un modelo para seguir, que es el que está marcando el Gobierno de España” con movilización de recursos estatales sin precedentes que se destinan con medidas de apoyo a trabajadores y trabajadoras empezando por el impulso de expedientes de regulación de empleo (ERTE) por pérdida de actividad debido al Covid-19. Ha resaltado que esta iniciativa contempla procedimientos más ágiles para los ERTE, presentación parte de las empresas de una única solicitud para toda su plantilla, reconocimiento implícito del silencio administrativo positivo en su concesión, mejora de la cobertura de empleados y empresarios con prestación contributiva por desempleo sin necesidad de cotización de un período mínimo y sin que dicha prestación compute como días consumidos para futuras prestaciones, interrupción de la duración máxima de los contratos temporales suspendidos por ERTE por causas relacionadas con el virus; exención total a las pyme de abonar las cotizaciones empresariales, que es del 75% para el resto de compañías, condicionada a mantener el empleo durante al menos 6 meses tras el expediente; facilidades para cooperativas, y prohibición de despidos realizados por causas relacionadas con el Covid-19.

 

Ha resaltado, igualmente, entre muchas otras medidas estatales de apoyo al empleo el subsidio extraordinario de 430 euros para quienes tuviesen contrato laboral temporal de al menos dos meses que se haya extinguido tras el estado de alarma y no tengan acceso a otra prestación; cobro del desempleo a quienes no hayan superado el período de prueba desde el 9 de marzo y dejaron voluntariamente un trabajo anterior, y a quienes dejaron un empleo anterior después del 1 de marzo por tener una oferta en firme y no pudieron incorporarse a la nueva empresa;  beneficios en materia de prestaciones por paro para fijos discontinuos, empleados a tiempo parcial y cooperativistas; nuevo subsidio del 70% de la base cotizable para empleadas del hogar afectadas por cese o reducción de actividad, con un máximo de 950 euros (más de 42.000 andaluzas cotizan en este régimen), o prestación especial por desempleo de 775,83 euros para artistas no protegidos por ERTE, aunque no tengan cotizado lo suficiente para prestación ordinaria.

 

La dirigente socialista ha garantizado que el Ejecutivo de la Junta “tiene la mano tendida de este Grupo Parlamentario, como dijo nuestra presidenta, Susana Díaz” para ahondar en políticas eficaces de empleo y ha insistido a Moreno Bonilla, PP y Cs a mirarse en “el espejo del Gobierno central para no dejar a nadie atrás en este duro y difícil camino”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here