El portavoz de Hacienda del Grupo Socialista, Antonio Ramírez de Arellano, reclama al Ejecutivo que abandone el “autobombo” y su “carrera sonrojante por ser los primeros en desconfinamiento” y que se anticipe de verdad a la crisis por el coronavirus con planes de empleo urgentes y más ayudas a autónomos y pymes

El PSOE de Andalucía ha exigido a Moreno Bonilla y su Gobierno que abandone “el autobombo” en plena pandemia de coronavirus y se responsabilice de los “continuos errores en gestión del material de seguridad” ante el virus que pone en riesgo a profesionales sanitarios y a la ciudadanía en general, y ha reclamado “seriedad y rigor” en la gestión económica de la crisis anticipándose de verdad con la puesta en marcha urgente de planes de choque de empleo, especialmente para jóvenes y en sectores estratégicos como el turismo, y de más ayudas autonómicas para empresas, sobre todo autónomos y pymes, mediante el uso de unos 5.000 millones de euros de fondos europeos cuya reprogramación demanda la formación socialista desde hace dos meses.

 

Así lo ha recordado el portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Ramírez de Arellano, que ha demandado explicaciones al Gobierno de Moreno Bonilla de esos errores con el material de seguridad, toda vez que son ya hasta cinco lotes de equipos de protección retirados por defectuosos en la comunidad y “la mayoría comprados por la Junta, poniendo en riesgo la salud de profesionales y ciudadanos”.

 

Ramírez de Arellano ha lamentado específicamente el reparto en Málaga de mascarillas caducadas desde 2014, “cuya fecha se ha borrado de manera intencionada”, y “el caso de uno de los asociados habituales del PP en materia sanitaria en la oposición, que hace negocio millonario con la venta de mascarillas en farmacias que, aparentemente, no son aptas para su consumo. De nuevo hay responsabilidad directa del Gobierno de PP y Cs, que debe actuar al respecto yendo más allá de contratar campañas millonarias de autobombo”, ha apostillado, subrayando que “la seguridad de profesionales sanitarios y de todas las personas es objetivo principal de este momento en que empezamos a salir del confinamiento”.

 

Con “trágica crisis” por el coronavirus en curso, el representante regional socialista ha censurado que el Gobierno de Moreno Bonilla se dedique a participar en la “carrera sonrojante por ponerse medallas” emprendida desde ejecutivos regionales del PP y a tratar de “ser los primeros de la clase” en la salida del desconfinamiento “ignorando importantes riesgos”.

 

Ramírez de Arellano ha recalcado que “es responsabilidad directa de la Junta” garantizar la seguridad del personal sanitario y ha demandado respuesta inmediata ante su situación en Andalucía, donde se cuenta a casi 4.000 profesionales de la sanidad y servicios sociosanitarios contagiados “y todavía hay cientos de pruebas pendientes de resultado que tienen a profesionales alejados de su trabajo”. Según ha señalado, se trata del 30% de todas las infecciones de coronavirus confirmadas en la comunidad, que se sitúa 10 puntos por encima de la media nacional en sanitarios afectados “y con casos muy graves como el de Granada, donde este personal representa casi el 40% de todos los contagiados” en la provincia.

 

Incertidumbres ante la gestión autonómica de la crisis económica

El portavoz socialista de Hacienda ha criticado que el Ejecutivo de la Junta “ha cambiado tres veces” ya sus propias previsiones económicas de la comunidad y “en algunos casos pecando de enorme optimismo” y ha añadido que, una vez conocidas las estimaciones oficiales del Gobierno de España remitidas a Bruselas, “se anuncia un cuarto cambio” en las cifras autonómicas. Ha advertido de que tantas modificaciones no resultan “compatibles con la certidumbre y seguridad que requieren los actores económicos” para afrontar la dura crisis económica, laboral y social causada por la pandemia.

 

Ramírez de Arellano ha insistido en que “hace ya dos meses” se reclamó desde el PSOE de Andalucía la reprogramación de fondos europeos “para reactivar la inversión pública a través de un fuerte programa en sectores estratégicos y una apuesta decidida por defender el empleo y a las empresas”. Ha urgido a la Junta a atender esta propuesta en dos ámbitos de actuación prioritarios, primero con planes de choque “con especial atención a jóvenes y al turismo” y segundo, con más “recursos y programas de ayuda” a autónomos y pymes, con el objetivo de que puedan “afrontar la difícil situación y adaptarse a la nueva realidad tras el cierre de sus negocios”, ha indicado.

 

Desde el PSOE de Andalucía, ha cuestionado la licitación por la Junta de un contrato de 12 millones de euros “para grandes despachos de abogados para sustituir en sus tareas y funciones a los servicios jurídicos del Gobierno andaluz”. “Desconocemos el motivo de la desconfianza del Ejecutivo hacia estos empleados públicos, profesionales de muy alto nivel, de trayectoria acreditada y que siempre ofrecen seguridad jurídica”, ha afirmado.

 

Ha lamentado igualmente los “contratos millonarios” planteados por el Ejecutivo de Moreno Bonilla “en beneficio de grandes consultoras para satisfacer la animadversión que la ultraderecha que apoya al Gobierno andaluz tiene hacia empelados públicos de servicios como el Infoca, la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) o servicios sanitarios”.

 

Antonio Ramírez de Arellano ha calificado de “doloroso” que “se despilfarre dinero en estas cuestiones cuando todos recursos públicos deben ir a sanidad, educación y dependencia”, y que se emplee “dinero público de los impuestos de las clases trabajadoras, dado que el Gobierno andaluz beneficia reiteradamente con menor fiscalidad a las rentas y patrimonios más elevados”. Según el dirigente socialista, este proceso emprendido por el Ejecutivo de Moreno Bonilla de dedicar “dinero público para cuentas de resultado de entidades privadas” es otra manera de “privatizar” desde la Junta gobernada por PP y Cs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here