El sistema educativo actual pide una reforma “a gritos” y esta situación de confinamiento es un “hito sin precedentes” para intentar poner en práctica otras técnicas de enseñanza. Por estos motivos docentes como Aydin y Bahar (Turquía), Christa (Alemania), Isabel y Susan (Reino Unido), Lidia (Rumania), Nomeda (Lituania) y Raúl Aroca Delgado (España) han desarrollado para sus alumnos 30 retos educativos que deben cumplir a lo largo de 30 días.

En primer lugar, se ha elaborado un calendario de aplicación donde los contenidos impartidos deben estar agrupados en 5 áreas dependiendo del día de de la semana: Lunes (Arte), Martes (Cultura), Miércoles (Tareas comunes), Jueves (Herramientas web) y Viernes (Matemáticas y ciencias). Para este último día de la semana se ha aplicado el sistema STEM, que integra las disciplinas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (Science, Technology, Engineering and Maths). La principal característica de la educación STEM es que está basada en la práctica. La experiencia sustituye al aprendizaje pasivo y memorístico de tal manera que se ofrece un mismo concepto en diferentes contextos, para que el alumnado pueda crear conexiones entre las materias educativas a través de su propia experiencia. Además, es una muy buena herramienta para aprender a solucionar problemas, desarrollar la creatividad, la curiosidad, la paciencia y el trabajo en equipo.

Los retos son realmente atractivos y promueven que los 100 alumnos que participan en este proyecto deban mantener contacto entre ellos para tomar decisiones como si de una empresa real se tratase. Han comenzado diseñando el propio logotipo del “grupo de trabajo”, y posteriormente lo han sometido a votación para decidir cuál era el más adecuado. Cada uno de ellos ha preparado un “collage” para mostrar lo más representativo de su país.  Han aprendido lo que es un Haiku, un poema de tres versos sin rima de origen japonés. Dentro del área de ciencias, han estudiado la aerodinámica construyendo aviones de papel, con diferentes manuales de ayuda, y midiendo sus tiempos de vuelo. Además, han tenido tiempo para celebrar el “Día del niño en Turquía”, diseñando nos separadores para sus libros.

“Dejemos que en este momento nuestros alumnos abran su mente, desarrollen nuevas habilidades y permitan que la cultura los impregnen de inquietudes”, nos refiere Raúl Aroca profesor de IES Campos de Níjar (Campohermoso).

“Aprender a disfrutar desde tu ventana y compartirlo con los demás, debería ser un valor en la situación de confinamiento en la cual nos encontramos”, nos refiere Raúl Aroca Delgado, el profesor eTwinning que representa a España en este proyecto educativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here