El pesimismo sigue ganando terreno en el último Barómetro semestral del Colegio Profesional de Economistas de Almería

0
73
El Colegio ha presentado por primera vez los resultados de su 13º barómetro de situación económica en un acto con estudiantes de la Universidad de Almería.
El Colegio ha presentado por primera vez los resultados de su 13º barómetro de situación económica en un acto con estudiantes de la Universidad de Almería.

El Colegio Profesional de Economistas de Almería ha presentado el 13º Barómetro de Situación Económica. Un estudio de percepción económica realizado por los profesionales cualificados que trabajan día a día mano a mano con todos los sectores productivos y empresariales de la provincia. Y los datos confirman una tendencia a la baja que empieza a ser preocupante, tal y como han desvelado esta mañana la decana del Colegio Profesional de Economistas de Almería, Ana Moreno; el vicedecano, Francisco Sierra; el secretario y profesor del Universidad de Almería, Carlos Cano; y el economista y miembro de la directiva, David Uclés, que es el coordinador del barómetro.

Una presentación que, por primera vez, se ha realizado en un acto público con alumnos de la Universidad de Almería, en el Aula Magna de Humanidades. Ana Moreno, decana y presidenta del Colegio de Economistas de Almería considera que “sin duda es la mejor forma de acercar la realidad a los estudiantes. El barómetro se viene realizando desde 2013 y este es el decimotercero que presentamos, por primera vez hemos incluido preguntas sobre la percepción en la economía regional y nacional. Los datos de este estudio de percepción no han sido todo lo buenos que esperábamos”.

Del mismo modo, Carlos Cano, profesor de la Facultad de Económicas y Empresariales y responsable del Área de Emprendimiento de la Universidad de Almería ha explicado que “entre la Universidad de Almería, la Facultad y el Colegio Profesional de Economistas de Almería hay una larga trayectoria de colaboración en distintos ámbitos y nos pareció una fantástica oportunidad realizar esta presentación semestral del barómetro en la Universidad, con estudiantes de la Facultad para que amplíen los conocimientos meramente teóricos”.

El coordinador del Barómetro y economista, David Uclés ha destacado que “la primera cuestión que destaca es el retroceso que hay sobre las expectativas de inversión empresarial. La inversión al final es crecimiento futuro, si disminuyen las expectativas de inversión probablemente se verá afectado en el futuro. La tendencia es preocupante”.

También ha querido hacer hincapié sobre los datos de situación económica de la provincia, “la imagen ha empeorado con respecto a semestres anteriores. Si la comparamos con la imagen de la economía andaluza y española, llama la atención que la visión de Almería es mejor que la de España pero peor que la de Andalucía. Y con respecto a la situación económica personal, también empeora pero no en la medida en la que lo hace sobre el ámbito económico. Por lo tanto, lo que esté sucediendo es que se estén adelantando algunos temores e incertidumbres en el momento de hacer la encuesta, sin tener el Gobierno constituido todavía. De todas formas, la tendencia venía siendo evidente en este sentido”.

Ítems destacados del Barómetro

El indicador de sentimiento económico (se obtiene calculando la media aritmética del saldo (porcentaje de optimistas menos porcentaje de pesimistas) de 5 variables: situación económica provincial actual y futura, situación económica personal actual y futura e inversión futura) de la provincia de Almería ha retrocedido hasta terreno negativo en el segundo semestre del año 2019.

Aunque es cierto que los indicadores económicos reales han estado reduciendo su ritmo de crecimiento durante la mayor parte del ejercicio, no parece que se esté a punto de entrar en una recesión por lo que los motivos de esta valoración tan baja hay que buscarlos posiblemente en cuestiones coyunturales y en las previsiones sobre un futuro de enfriamiento económico a todos los niveles. Así, es más que probable que la cercanía de un Brexit ya cierto y la desconfianza ante un gobierno de coalición que se produce por primera vez al nivel estatal, tengan mucho que ver con esta caída del indicador, explica el informe.

Se ha vuelto a reducir el optimismo sobre la situación de la economía de la provincia, hasta el punto de que, por primera vez, las respuestas pesimistas han superado a las optimistas. La visión sobre la economía andaluza es un poco mejor que la observada para Almería, pero la nacional es más negativa que la regional y la provincial con un 75,7 % esperando que la situación empeore en la primera mitad de 2020. El empeoramiento de la economía no se ha dejado notar aún en la situación personal de los economistas, aunque las expectativas al respecto del futuro inmediato no son buenas.

Las expectativas sobre el avance de los precios se moderan en línea con el enfriamiento de la economía esperado. Respecto a la inversión empresarial, el fuerte aumento de las opiniones de caída de esta nos dibuja un panorama de final del ciclo expansivo. Es el resultado más preocupante de este barómetro.

La agricultura cae al cuarto puesto, por detrás de la piedra natural (que estrena liderazgo), el turismo y la industria auxiliar de la agricultura. Excepto la piedra, todos los sectores caen, aunque en este apartado destaca nuevamente el comercio al por menor, que se descuelga del resto.

Los factores que más afectan a la competitividad de la economía almeriense son los costes salariales, el nivel de formación de los trabajadores y la presión fiscal.

La coalición de gobierno PSOE-Podemos era la que peores resultados ofrecería sobre el crecimiento de la economía española en 2020, según las opiniones de los economistas colegiados.

En declaraciones a los medios, David Uclés ha señalado que “hay que apostar por vías nuevas siempre, porque vivimos en un mundo de cambios constantes con consecuencias muy significativas a largo plazo. Por eso tener abierto el abanico de posibilidades siempre es importante, pero tampoco hay que enterrar a los sectores antes de tiempo. Quiero recordar que no hace mucho la agricultura tuvo una crisis que parecía que iba a ser el fin del mundo y desde entonces enganchó casi seis años de crecimiento continuo y si penamos en cómo ha sido la campaña anterior y la ponemos en perspectiva simplemente ha sido la tercera mejor de la historia. Quiero mantener las cosas en su justa medida y probablemente no sea tan grave, ahora bien, el futuro hay que planteárselo siempre, con una economía que se está digitalizando a marchas forzadas y con sectores que aparecen y desaparecen cada semana.

Dejar respuesta