En términos desestacionalizados la reducción del desempleo en los primeros meses del año fue del 4,65%.

En el último año el paro se ha incrementado en 341.000 personas, con un crecimiento del 10,29%, seis puntos menos que en el cuarto trimestre de 2020.

El impacto de la tercera ola de la pandemia y los fenómenos meteorológicos adversos ralentizaron la recuperación económica y se dejaron sentir en la ocupación, que se redujo en 137.500 personas durante el primer trimestre, un -0,7% con respecto al cuarto trimestre del año anterior.

Si bien los primeros trimestres del año suelen registrar caídas del empleo, esta reducción es mayor que las registradas en el periodo 2015-2019, aunque muy inferior al promedio de caída de la ocupación entre 2009 y 2013, por el efecto de las medidas económicas adoptadas para proteger el empleo. De hecho, con series desestacionalizadas, la tasa de variación del empleo fue del 0,49%, con un incremento de la ocupación de 95.000 personas.

El número de ocupados asciende a 19.206.800 personas, cifra comparable a la del segundo trimestre de 2018. En términos interanuales, la ocupación se redujo en 474.500 personas, lo que supone una disminución del 2,41%, tasa inferior a la de los últimos tres trimestres de 2020.

En el primer trimestre se incrementó el número de inactivos en 195.300 personas, como consecuencia de la menor movilidad. En términos interanuales, se produjo un incremento de 240.900 personas, tras la intensa reducción registrada durante el segundo semestre de 2020, a medida que se recuperaba la actividad económica.

El número total de horas efectivas trabajadas se redujo en un 1,56% en este trimestre, como consecuencia de las vacaciones, el efecto de la borrasca Filomena y el incremento de los ERTEs. En términos interanuales, la reducción de horas trabajadas es del 3,47%.

Según la EPA, el 11,2% de los ocupados trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días, porcentaje superior al 9,9% del trimestre anterior y más del doble del 4,8% registrado en 2019.

Sectores y CCAA

Por sectores, la reducción de la ocupación fue generalizada en todos los sectores, a excepción de Agricultura, que registró una creación de 15.800 puestos de trabajo en el trimestre. La mayor caída se produjo en el sector Servicios, con 83.400 personas menos trabajando, seguido de Industria, con 51.500 ocupados menos.

En términos interanuales, la ocupación se redujo en todos los sectores de actividad, con especial incidencia en Servicios, con una reducción de 344.500 trabajadores, seguido de Industria, con 127.100 ocupados menos, y Construcción con 16.000 menos.

Por comunidades autónomas, el comportamiento fue desigual en el trimestre. Las comunidades en las que se creó empleo fueron Madrid, con 40.400 ocupados más, seguida de Cataluña, con 33.300, y Cantabria, con 1.200. Entre las comunidades en las que más se redujo el empleo están la Comunidad Valenciana, con 40.200 ocupados menos, seguida de Andalucía, con 30.800 empleados menos, y Canarias, con 27.400.

En el último año se registró un descenso de la ocupación en todas las comunidades autónomas, a excepción de Castilla-La Mancha, donde la ocupación aumentó en 13.200 personas, Murcia, con 8.100 trabajadores más, y Melilla, con un aumento de 3.000 personas ocupadas. Las comunidades en las que más disminuyó la ocupación fueron Canarias, con 130.000 trabajadores menos, la Comunidad Valenciana, con 80.500, y Cataluña, con 77.300 ocupados menos.

Durante el primer trimestre del año se redujo en ocho décimas la tasa de temporalidad, que se situó en el 23,8%. La reducción de la ocupación en estos meses se concentró en los trabajadores con contrato temporal, con una bajada de 168.600 empleos, frente al incremento de 31.300 ocupados con contrato indefinido. En términos interanuales, la mayor pérdida de ocupados se produjo también en los trabajadores temporales, con una caída del 7,49% y una reducción de 310.400 empleos.

La reducción de la ocupación durante el primer trimestre fue mayor entre los hombres, con una reducción de 84.800 empleos, frente a 52.800 puestos de trabajo menos entre las mujeres. En términos interanuales, la caída de la ocupación es mayor también entre los hombres, con 276.200 ocupados menos que entre las mujeres, con un descenso de 198.300.

Desempleo

Durante el primer trimestre disminuyó en 65.800 personas el número de personas desempleadas, un 1,77% con respecto al cuarto trimestre de 2020, situándose el número de parados en 3.653.900 personas. En términos desestacionalizados, la reducción del paro fue del 4,65%.

La tasa de paro se redujo en los primeros meses del año, situándose en el 15,98%, con una reducción de 0,14 puntos en el trimestre y un incremento de 1,58 puntos en términos interanuales.

El desempleo se redujo el pasado trimestre únicamente en el sector Servicios, con una disminución de 97.500 parados. Creció ligeramente en Agricultura, con 3.100 desempleados más, e Industria, con 1.400 más. Sube el paro de larga duración (quienes perdieron su empleo hace un año) en 19.100 personas, y sube también en 7.000 personas entre quienes buscaban su primer trabajo.

En términos interanuales, los trabajadores que perdieron su empleo hace más de un año fueron los que registraron una mayor subida, con 249.700 parados más. Por sectores, el paro subió en Agricultura, con 23.300 desempleados más, Construcción, con 18.600, e Industria, con 18.200 parados más.

Por comunidades autónomas, de enero a marzo el comportamiento fue desigual, con reducciones en Madrid, con 50.300 parados menos, Cataluña, con 38.200, y Andalucía, con 19.300 desempleados menos. Por el contrario, los mayores incrementos se produjeron en Galicia, con 15.700 parados más, País Vasco, con 9.500, y Murcia, con 8.700 desempleados más

En términos interanuales el paro se incrementó en todas las comunidades, excepto Extremadura, con 9.400 parados menos, Castilla-La Mancha, con una reducción de 5.400 personas en paro, y Asturias, con 2.100 parados menos. Los mayores incrementos se produjeron en Cataluña, con 88.100 parados más, seguida de Madrid, con 56.800, y Canarias, con 57.400.

En el trimestre, el número de desempleados se redujo más entre las mujeres (-37.700), que entre los hombres (-28.100). En términos interanuales, el desempleo se incrementó más entre las mujeres, con 204.900 paradas más, frente a los 136.000 nuevos desempleados. La tasa de paro femenina se situó en el 18,13%, más de cuatro puntos superior a la masculina, que fue del 14,07%.

En cuanto a los jóvenes, colectivo especialmente afectado por el desempleo, en el primer trimestre se registró un descenso del paro en 21.400 personas. En el último año, aumentó el paro en 64.000 personas en el colectivo entre 16 y 24 años. La tasa de paro juvenil en el primer trimestre se situó en el 39,5%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here