Mañana miércoles se celebra el ‘Día nacional del donante de órganos y tejidos’ que este año no contará con el tradicional acto a las puertas del centro hospitalario almeriense.

Mañana se celebra, como cada primer miércoles del mes de junio, el ‘Día nacional del donante de órganos y tejidos’. El gerente del Hospital Universitario Torrecárdenas, Manuel Vida, ha querido “en nombre de los enfermos y sus familias, agradecer ese gesto de bondad y grandeza de los donantes y de sus familiares. Como director gerente del hospital referente de la provincia de Almería me siento, además, muy orgulloso del trabajo que se lleva a cabo desde nuestro hospital en este ámbito”.

 

Por su parte, Francisco Guerrero, coordinador de trasplantes del Hospital Universitario Torrecárdenas, ha recordado que este día se celebra “como muestra de agradecimiento a la generosidad de todas aquellas familias, que en un momento de dolor, hacen muestra de una extraordinaria solidaridad con la sociedad y dicen ¨SI¨ a nuestra solicitud de donar los órganos de su ser querido, permitiendo así poder seguir con el proceso de donación y trasplante y de  ese modo conseguir que otras personas puedan mejorar su calidad de vida y en otras muchas ocasiones salvar estas”.

 

Este año, “por las circunstancias especiales que estamos viviendo de confinamiento y aislamiento social a la que nos ha llevado la pandemia de coronavirus, no podemos celebrarlo como tantos año hemos hecho en la entrada de nuestro Hospital y de esa forma poder públicamente agradecer su acto de generosidad a todas aquellas familias que a lo largo de los años han permitido que el milagro de los trasplantes se conviertan en una realidad diaria, respondiendo con un ´SI¨ a nuestra solicitud de donación de órganos”, ha explicado el doctor Francisco Guerrero, coordinador de trasplantes del Hospital Universitario Torrecárdenas.   

 

Por ese motivo, los receptores de órganos y tejidos trasplantados “no pueden agradecer como quisieran el regalo de vida a sus desconocidos donantes o a sus familias, por ello desde la Coordinación de Trasplantes del Hospital Universitario Torrecardenas queremos poner voz a todos esos pacientes trasplantados y transmitir a sus donantes y a sus familias su gratitud infinita”, ha detallado Francisco Guerrero.

 

Hay que recordar que determinadas enfermedades lleva a diferentes órganos a que dejen de funcionar, “conduciendo a esos pacientes a una situación sin salida, donde no existen tratamientos posibles, salvo el poder reemplazar esos órganos disfuncionantes por órganos sanos”. Por eso, los trasplantes de órganos se han consolidado como una alternativa terapéutica imprescindibles allá donde no es posible lograr la curación por otros medios.

El doctor Francisco Guerrero también ha señalado que las donaciones de órganos “no solo salvan vidas, sino que permiten algo tan anhelado por cual quiera, ya sea enfermo o sano, que es prolongar el ciclo vital. Imaginemos pacientes que sin el trasplante de ese órgano, no pueden completar sus estudios, formar una familia, conseguir descendencia. Con los trasplantes muchos déficit se superan y pueden retornar a una vida normal con todas las oportunidades”. En su opinión, “es apasionante comprobar cómo la función del nuevo órgano se consolida y el receptor empieza a despertar del largo letargo en el que la enfermedad lo había asumido. Todo esto solo es  posible si en los días previos, una familia hundida por el dolor de la pérdida de un ser querido, fue generosa  y sacando fuerzas de donde apenas quedan, dijeron ´SI¨ a esa terrible pregunta, donde tras informar del mal pronóstico o el fallecimiento de su familiar, se le pregunta sobre su deseo de poder donar los órganos, intentando proteger la vida de otros pacientes”.

 

Para el coordinador de trasplantes del Hospital Universitario Torrecárdenas, “llega un momento donde las familias de donantes y receptores mantienes las esperanzas muy altas. Los primeros, desde la gravedad de la enfermedad o accidente, esperan la recuperación aunque fuese milagrosa. Los otros, los receptores, esperan que llegue pronto un trasplante como última y desesperada oportunidad. Solo el talante solidario en pro de la donación de  órganos concilia, en la mejor medida posible, ambas situaciones”.

 

Información a las familias

Por eso, cuando los coordinadores de trasplantes entrevistan a una familia en proceso de duelo para ofrecerle la opción de donar órganos, se le facilita toda la información necesaria “para hacerles ver que la donación es una decisión buena y solidaria. Que el  recuerdo de la donación hará más llevadera la perdida a medida que transcurran semanas o meses. Siempre habrá una o varias familias que recordaran a su donante con la máxima gratitud que se pueda tener hacia una persona que sienten como bondadosa porque a costa de la propia vida de su familiar facilito su curación”.

 

El doctor Guerrero también ha afirmado que médicos de los Servicios de Medicina Intensiva, Médicos de Urgencias y de otros múltiples servicios hospitalarios, junto con los Coordinadores de Trasplantes “asistimos cada vez con más frecuencia a familias que ofrecen espontáneamente la donación de órganos y tejidos cuando son informados  del diagnostico de enfermedades críticas de pronostico infausto. Esta complicidad creciente  nos facilita, en gran manera, acercar la donación a esos pacientes en lista de espera de trasplantes, que necesitan soluciones urgentes y eficaces para sus graves enfermedades en órganos vitales”.

 

“Los receptores guardaran con gran cariño el recuerdo de una persona que nunca conocerán, con la que nunca han hablado y que nunca encontraran: su donante de órganos”, ha detallado el coordinador de trasplantes del Hospital Universitario Torrecárdenas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.