El Grupo Socialista presenta una iniciativa para paliar los daños provocados por los temporales

0
107

La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Socialista, Susana Ros, ha defendido hoy en el Pleno del Congreso, la proposición no de ley de su grupo parlamentario para paliar los daños provocados por los temporales en nuestro país y ha asegurado que “la búsqueda de soluciones a la emergencia climática se ha convertido en una urgencia. No podemos seguir mirando hacia otro lado”, ha recordado la diputada socialista para resaltar también que “la acción y la gestión política ha de ir de la mano del análisis científico”.

En su intervención, Ros ha destacado que “los últimos acontecimientos ocurridos en España son un ejemplo más de esta urgencia, pues el último temporal ha sido anormalmente largo en el tiempo y en los daños que ha causado”, razón por la que los socialistas ha presentado esta  iniciativa, que esta tarde será aprobada en el Congreso.

“En septiembre del año pasado fue Dana, y ahora ha sido Gloria, la séptima tormenta de la temporada y la primera de 2020. Un temporal que del  domingo 19 al  23 de enero, provocó fuertes vientos acompañados de lluvias  intensas y persistentes,  grandes nevadas y fenómenos costeros que afectaron gravemente a Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana, Baleares, Aragón (en la provincia de Teruel) y Cataluña, con una incidencia especialmente severa sobre el Delta del Ebro”, ha indicado la parlamentaria socialista.

Por todas estas cuestiones, Ros ha resaltado que para su grupo es “prioritario dar soluciones a los problemas de las personas. Nuestra acción política es pasar de las palabras a los hechos”.

Así, destacó, que esta PNL “es una propuesta para elaborar junto con las administraciones afectadas, un balance de los daños ocasionados en los diferentes territorios, determinando y cuantificando su alcance y proceder a la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil de dichos municipios”.

Además, puso en valor que la PNL tiene como objetivo “aplicar medidas urgentes, ayudas directas, indemnizaciones a explotaciones pesqueras, agrícolas o ganaderas, beneficios fiscales para las actividades afectadas, líneas de crédito preferenciales y  extraordinarios, así como apoyo a los ayuntamientos y vecinos para la tramitación de las ayudas”.
Asimismo, indicó que esta iniciativa contempla igualmente pedir ayudas al  Fondo de Solidaridad de la Unión Europea.

Mitigar los efectos del cambio climático

“Estamos ante un fenómeno climático excepcional que cada vez se repite con más frecuencia y que causa víctimas personales irreparables, pero también daños materiales de gran magnitud. Si actuamos, conjuntamente y coordinados entre todas las administraciones y sectores afectados podremos mitigar sus efectos”, aseguró.

Ros recordó que en el primer Consejo de Ministros se aprobó ya una Declaración de Emergencia Climática e igualmente se celebró una la reunión interministerial de urgencia el 24 de enero, para realizar una primera estimación de los daños y en el Consejo de Ministros del 28 de enero ya se analizaron los informes de los distintos ministerios y se han iniciado los procedimientos necesarios.

Por ello, instó a “no repetir los errores del pasado (con una Ley de Costas del 2013) donde ha predominado un cierto grado de optimismo político frente al crudo realismo de la ciencia y donde se priorizó más la explotación del litoral antes que garantizar la seguridad física de los ciudadanos.

En este sentido, añadió que el gobierno también trabaja para que las zonas afectadas puedan estar “acondicionadas para la temporada turística, en la medida de las posibilidades materiales, legales y medioambientales”.

Dejar respuesta