El edil Eusebio Villanueva denuncia el desahucio para finales de mes de una mujer y su hija de 8 años, ejemplo de la política “sin alma ni corazón” de la empresa municipal

0
308
El PSOE exige al alcalde un protocolo de desahucios para “Almería XXI” que incluya informes sociales y alternativas habitacionales.
El PSOE exige al alcalde un protocolo de desahucios para “Almería XXI” que incluya informes sociales y alternativas habitacionales.

El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Eusebio Villanueva, ha exigido al alcalde de la ciudad que establezca un protocolo de actuación para la Empresa Municipal “Almería XXI” ante desahucios, que incluya garantías para los inquilinos, y que pasa por avisos reiterados de la deuda, informes de los Servicios Sociales y alternativas habitacionales, así como la ampliación del parque de viviendas de alquiler a precios asequibles.

Sus declaraciones van en línea con las propuestas de la portavoz municipal socialista, Adriana Valverde, quien esta misma semana reclamaba al alcalde la aplicación de “criterios sociales” en la gestión de esta empresa, convertida, a su juicio, en una promotora más, sujeta a los requerimientos del mercado y no a las necesidades de los almerienses.

Como ejemplo de la política “sin alma ni corazón” que, según Villanueva, está llevando a cabo el PP a través de “Almería XXI”, ha dado a conocer el caso de Rosa, una mujer enferma, madre de una niña de 8 años, que va a ser obligada a abandonar la vivienda que ocupa en régimen de alquiler desde 2017, en la calle Maromeros, tras perder su empleo y no poder hacer frente a la deuda de 2.700 euros que ha ido acumulando.

La historia de Rosa

Según ha manifestado el concejal del PSOE, a finales de 2018 Rosa se quedó sin trabajo y dedicó su tiempo a cuidar de su hermano, enfermo de cáncer, que falleció en diciembre de ese mismo año, acumulando una deuda de 2.500 euros. En marzo de 2019 el Ayuntamiento inició el expediente de desahucio, pero, finalmente, alcanzó un acuerdo con ella para que siguiera en su casa, saldando poco a poco la deuda, a razón de 300 euros al mes. Sin embargo, en octubre se quedó nuevamente sin trabajo y sin ningún tipo de ayuda y, aunque se vio obligada a reducir los pagos, siguió abonando parte de la deuda.

En la actualidad, acaban de concederle una ayuda de 430 euros, con lo que podría, con mucha dificultad, seguir pagando el alquiler y los atrasos, pero el Ayuntamiento ha vuelto a activar el procedimiento de desahucio porque aún debe 2.700 euros.

Según el concejal del PSOE, la propia Rosa, a través de un escrito al Juzgado número 5 de Almería, “ha solicitado la paralización inmediata del desahucio o, en el caso de que no se logre, al menos que no se lleve a cabo hasta la finalización del curso de su hija para que no se encuentren en la calle y en una situación de abandono y de desesperanza total”. Igualmente ha remitido dicho escrito al Defensor del Pueblo, a los responsables de la empresa municipal de la vivienda y a la Concejala de Urbanismo.

En este sentido, Eusebio Villanueva ha señalado que el último contacto con el Ayuntamiento tuvo lugar  la pasada semana, en una reunión con la concejala del área de Urbanismo y responsables de Almería XXI, donde expusieron la situación. A primeros de esta semana, el concejal del PSOE consultó por el caso y la respuesta fue que aún estaban estudiándolo y que habían solicitado un informe al Área de Asuntos Sociales del Ayuntamiento para tomar una decisión.

El PSOE exige al alcalde un protocolo de desahucios para “Almería XXI” que incluya informes sociales y alternativas habitacionales.
El PSOE exige al alcalde un protocolo de desahucios para “Almería XXI” que incluya informes sociales y alternativas habitacionales.

“La respuesta todavía no ha llegado, así que nos encontramos con que podría producirse el desahucio, si no se paraliza antes, dentro de unos días, a finales de este mes”, ha enfatizado. Por ello, ha apremiado al alcalde a interesarse por este asunto y actuar, pues “pensamos que Almería XXI tiene que atender este tipo de casos con un poquito más de sensibilidad, no como una simple promotora o un simple gestor urbanístico, sino que debe hacerlo atendiendo a la realidad social de una población azotada por la crisis y que tiene problemas de pagos”.

Dejar respuesta