El concejal socialista Pedro Díaz afirma que “volver a pagar 33,5 millones, como en 2013, para parques y jardines es el reconocimiento del fracaso de la gestión del PP”

0
65
Apuntan “al deterioro” de las zonas verdes por un ahorro que ahora se rectifica, una medida que dudan que sea efectiva sin un verdadero cambio de modelo.

El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Pedro Díaz, ha afirmado que el nuevo incremento en el pago a realizar a la empresa que se haga con el servicio municipal de parques y jardines, hasta alcanzar los 33,5 millones de euros en cuatro años, viene a constatar, teniendo en cuenta que esa misma cantidad ya se abonaba en 2013, “el reconocimiento del fracaso en la gestión del Partido Popular” en esta materia. “Los 10 millones que el PP se jactaba de ahorrar, en su momento, para lo único que han servido es para aumentar el deterioro de nuestras zonas verdes y arbolado”, ha asegurado.

En ese sentido, con el nuevo contrato pendiente de adjudicar y justo el día en el que se procedía a la apertura de las diferentes ofertas económicas presentadas por las empresas interesadas, los socialistas han puesto el acento en que se está evidenciando “que se necesitaba más dinero para atender las verdaderas necesidades que no se han cubierto en años” en parques y jardines y “que, a las puertas de las elecciones y después de 8 meses de que acabase el plazo de ejecución del anterior contrato, en el PP van a tratar de paliar”.

Apuntan “al deterioro” de las zonas verdes por un ahorro que ahora se rectifica, una medida que dudan que sea efectiva sin un verdadero cambio de modelo.

Pero Díaz también ha señalado que el PSOE duda de que lo vayan a conseguir teniendo en cuenta “la experiencia previa con la que actúa este alcalde y sus concejales”. Porque, según ha enfatizado, “muchas veces no se trata de pagar más o menos a una empresa, aunque lógicamente hay que ajustar los costes a las necesidades reales de la ciudad, sino de supervisar correctamente que lo contratado se cumple”. Y en eso, ha remarcado, “el PP falla por todos sitios, tanto en esta como en otras concesiones como la de la limpieza o la de la recogida de basura”.

Por el contrario, los socialistas se han comprometido, si consiguen la confianza mayoritaria de los almerienses en las próximas elecciones, a llevar a cabo el cambio de gestión necesario, a ser más vigilantes y exigentes para lograr un servicio de calidad en todos los barrios, a mejorar las condiciones de una plantilla insuficiente o a impulsar iniciativas guardadas en un cajón por el PP, tales como una ordenanza de arbolado y zonas verdes, la elaboración de un catálogo de árboles singulares o conseguir, de una vez por todas, que los huertos urbanos sean una realidad.

Modificaciones y paralización del contrato

Que la gestión de este servicio municipal no está siendo la adecuada por parte del equipo de gobierno del PP se sustenta en diferentes aspectos. El primero de ellos, en que desde el principio fue “tan mala” la decisión de reducir el canon que se pagaba a la empresa encargada de estos trabajos que se tuvo que recurrir por el propio PP, en 2014 y 2016, a dos modificaciones del contrato para incrementar la cantidad en cerca de 1 millón de euros.

A eso hay que sumar, dentro del procedimiento administrativo para adjudicar un servicio cuyo contrato expiró en julio del año pasado, “la paralización que sufrió, en febrero del año pasado, el expediente de contratación” después de que se conociera públicamente “que se habían alterado algunos de los documentos técnicos de los pliegos elaborados por parte del funcionario entonces encargado”. Y desde entonces, ha recordado Díaz, “el alcalde todavía no ha ofrecido todavía explicaciones claras ni convincentes” sobre qué sucedió.

Esa paralización ha llevado “a tener un servicio que se presta en precario, con continuaciones del contrato actual desde hace 6 meses, y con la vista puesta en otros dos más”. Lo que supone, ha precisado el edil, “privar a otras empresas de su derecho a hacerse con un contrato de tanta importancia económica” y que se hayan abonado unos 5 millones más a la empresa actual como consecuencia de las continuaciones de servicio aprobadas tras la finalización del periodo adjudicado.

Retirada de árboles, poda o plagas

El tercer aspecto en el que se evidencia la nefasta gestión de los populares en parques y jardines está unido a la realidad que todos los almerienses ven en la ciudad. Entre los puntos más destacados, “la retirada de árboles sin que nadie pueda garantizar en qué número son replantados”, ya que no se ha respondido a las peticiones de información del PSOE al respecto, y “la obsesión casi enfermiza” del PP de quitar los árboles de la Plaza Vieja o de la Avenida del Mediterráneo.

A esas circunstancias, se añaden los problemas relacionados con la poda. “O bien porque se realizan podas salvajes, como en el entorno de Las 500 Viviendas, o por todo lo contrario, que es que las ramas entran por las ventanas de las casas”, tal y como los socialistas han denunciado que ha sucedido en Nueva Andalucía, Los Ángeles, El Zapillo o el centro de la ciudad.

“Es penoso observar cómo los jardines, que deberían ser lugar de esparcimiento para los almerienses, se han convertido en muchos casos en espacios inhóspitos por la suciedad que acumulan”, ha continuado el concejal socialista. En este punto, ha precisado, que se está ante “la gran discusión que durante todos estos años, el PP no ha sabido tampoco solucionar, sobre las competencias de la empresa de parques y jardines y las de la contratada para la limpieza”.

Después de instar a “que se acaben con esas dudas”, Pedro Díaz ha indicado también que otra problemática que los almerienses trasladan a menudo es la de la falta de fumigación y control de plagas en parte de los espacios verdes de la ciudad, que ha llevado a imágenes como las de ratas enormes campando a sus anchas en el céntrico parque Nicolás Salmerón.

Conseguir una ciudad más verde

“Es hora de que se consiga una ciudad más verde, más habitable y más vinculada al medio ambiente”, ha considerado el concejal socialista. Para ello, ha subrayado, hay que empezar por reconocer “el esfuerzo” que vienen haciendo los trabajadores, a los que no se reemplaza ni sustituye por bajas o vacaciones, y hacer posible una plantilla adecuada y con unas retribuciones salariales justas. Que el número de empleados es insuficiente, ha defendido, “es tan fácilmente constatable como recordar que parte del personal contratado el pasado verano gracias a los planes de empleo de la Junta de Andalucía se dedicó a labores de mantenimiento de parques y jardines”.

Junto a eso, para concluir, ha reiterado “que es evidente” que, en general, “se requiere de un cambio de gestión, en el que el PP no ha creído y del que el PSOE sí es defensor,  para que en esta concesión municipal prime el control desde el Ayuntamiento para que se cumpla el contrato y sea realidad el impulso de iniciativas” pendientes para hacer de Almería una ciudad mejor.

Dejar respuesta