• Existen países como Irán, Pakistán, Afganistán, Arabia Saudita, Sudán o más recientemente en Malí, que se interpreta la sharia del modo radical. A los ladrones les cortan las manos, los asesinos y mujeres adúlteras son apedreados hasta morir.
  • Respecto a la libertad de credo, éste es inexistente. Países como Arabia Saudí prohíben en su territorio toda práctica que no sea el Islam.Si hablamos de la Sharía hay una imagen que nos viene a la cabeza. Una mujer lapidada en público por deshonrar a su marido. O la imagen de un hombre ahorcado públicamente. Son algunas de las siniestras imágenes con las que asociamos la ley islámica.
  • La sharia, que significa ‘vía’ en árabe, es entendida como la ley revelada en el Corán. En la mayoría de los 21 estados musulmanes es la principal fuente de derecho, pero no se aplica del mismo modo en cada uno, pues no se trata de un código legal definido y su aplicación varía según interpretación.  
  •  

Existen países como Irán, Pakistán, Afganistán, Arabia Saudita, Sudán o más recientemente en Malí en los que se interpreta la sharia del modo radical. A los ladrones les cortan las manos, los asesinos y mujeres adúlteras son apedreados hasta morir, los que beben alcohol son azotados en público así hasta decenas de prácticas que atentan contra los derechos humanos. En otros países, como Egipto durante la época de Mursi, la interpretación es menos severa.

Una policía religiosa patrulla las calles

Para vigilar que se cumple lo dictado por la ley islámica existe  la “policía religiosa” que patrulla las calles, como es el caso de Arabia Saudí o Bahréin. En Irak no existe como tal, pero la policía normal hace de todas maneras esa función.

Excepto en Arabia Saudí donde hasta el 2011 las mujeres ni si quiera podían votar, las mujeres pueden participar en la política en la mayoría de los países árabes, pero su margen de actuación es muy limitado y en muchos casos se les ponen trabas. En Irak algunas mujeres fueron han sido expulsadas de los ministerios por no llevar el pañuelo.

Aunque Irán y Arabia Saudí intentan imponer la sharia (ley islámica) hasta el extremo, lo cierto es que en ocasiones se producen contradicciones.  El Corán no permite la usura, por lo que, según las escrituras sagradas, los préstamos bancarios se considerarían pecado. Sin embargo, tanto en el reino saudí como en la República Islámica existen bancos que prestan dinero con intereses.

Los cinco ejes que definen la sharia

Castigos: La interpretación de la ley islámica permite que muchas comunidades islámicas lleven a cabo vejaciones y violaciones de derechos contras la población. Azotes, amputación de miembros, insultos…son solo algunos de los castigos a los que son sometidos. El adulterio todavía es castigado con la muerte por ley en muchos países.

Vestimenta de las mujeres: Según la sharia las mujeres tienen que taparse desde la cabeza hasta los pies desde su pubertad. Lo  dice el Corán, aseguran. Existen diferentes velos. La hijab, que solo cubre el cabellos de las mujeres. El niqab, utilizado por las mujeres del Golfo  el burka, en Afganistán. (Conoce las diferencias entre hijab, niqab o burka)

Matrimonio: Otro de los escollos relacionados con la sharia está relacionado con el trato a las esposas. Para empezar, los hombres pueden ser polígamos, pueden casarse con hasta cuatro mujeres.  Por el contrario, las mujeres, solo pueden casarse con un hombre que tiene que ser musulmán y será también el marido el que disfrute de la tutela de los hijos.

Justicia y Libertad religiosa: Según la sharia, el testimonio de un hombre equivale el de las dos mujeres.  En países como  Pakistán, Afganistán o en países del Golfo, como Bahréin o Catar, tribunales tribales que actúan en zonas rurales al margen de la ley se toman la justicia por su mano y condenan con terribles castigos o incluso la muerte a mujeres u hombres por el simple hecho de bailar, cantar, reír, o por establecer contacto entre ellos.

Respecto a la libertad de credo, éste es inexistente. Países como Arabia Saudí prohíben en su territorio toda práctica que no sea el Islam.

¿Qué es la Ley de la Sharia?

La palabra Sharia significa literalmente “el camino” y se entiende que significa el camino de la salvación. La Ley Sharia es una guía islámica para ayudar a los musulmanes a lograr altos códigos de conducta morales y éticos en la sociedad. Aborda mucho más que simples cuestiones legales. Resalta la importancia de las interacciones diarias y las cortesías con los miembros de la sociedad. Los principios de la Sharia se basan en las palabras de Dios en el Corán y en las enseñanzas del Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él). El objetivo principal de Sharia es fomentar un trato justo y equitativo de las mujeres, los niños, los vecinos, los necesitados e incluso la naturaleza.

A través de los océanos y las culturas, es una regla comúnmente aceptada que no debemos cometer asesinatos. Los seres humanos, en general, siguen las reglas y viven la vida de acuerdo con el código moral universal. La sociedad también se basa en la moral, pero la moral sola no es suficiente porque es subjetiva. Para los musulmanes, estas pautas y morales provienen del Creador y, por lo tanto, un musulmán se esfuerza por ser un modelo ideal para la sociedad. La Sharia constituye una referencia objetiva fija para que uno viva una vida moralmente ética. Por lo tanto, no solo los individuos sino las comunidades pueden prosperar bajo estas pautas.

La Sharia no es un libro de mandamientos como los de Éxodo. No es un documento legal para la caza de brujas. No es un llamado a las armas o el rechazo de la sociedad occidental. Es simplemente una base para abordar los enigmas de la vida.

Acaso La Sharia Ordena Cortar Cabezas y Manos

Contrariamente a la creencia popular, Sharia no es un conjunto de leyes bárbaras y violentas que gobiernan con el extremismo. El Corán y las enseñanzas del profeta Muhammad son muy claras en ser justos y amables.

Dios nos dice en el Corán:

“Cumplid el compromiso con Allah cuando lo hayáis contraído y no rompáis los juramentos después de haberlos hecho y de haber puesto a Allah como garante sobre vosotros; es cierto que Allah sabe lo que hacéis.” [Noble Corán 16:90]

Él también nos recuerda:

“QUIEN HAGA UN MAL O SEA INJUSTO CONSIGO MISMO Y LUEGO PIDA PERDÓN A ALLAH, ENCONTRARÁ A ALLAH PERDONADOR Y COMPASIVO.” [NOBLE CORÁN 4:110]

Antes de que se pueda imponer un castigo, se deben cumplir una serie de condiciones detalladas y extensas para juzgar a una persona culpable de un delito. Por ejemplo, solo unos pocos requisitos para sentenciar a alguien como ladrón son:

  • Debe haber dos testigos honestos y confiables o el acusado confiesa dos veces
  • El acusado no debe ser pobre y tener necesidad de lo que tomó (es decir – comida – ropa protectora)
  • El valor del artículo tomado debe ser más de cuatro gramos y medio de oro.
  • El artículo tuvo que haber sido tomado de un lugar seguro y privado donde el propietario no puede pedir ayuda
  • El acusado puede pagar al propietario por el artículo antes de que el juez haya emitido su veredicto.

Como puedes ver, Dios protege su creación al hacer que sea difícil condenar a alguien de un crimen. Él coloca la carga de la prueba sobre el acusador, y no el acusado. Los castigos tienen el propósito de servir como un recordatorio y una motivación para cumplir con las leyes y ser un ciudadano honrado.

La Sharia está construida sobre la bondad y la misericordia

Adherirse a los principios de la Sharia incluye realizar interacciones cotidianas con benevolencia y compasión por los demás. El Corán aboga por la humildad y la bondad, como dice Dios:

“…diréis buenas palabras a la gente…” [Noble Corán 4:83]

Dice Dios:

“LOS SIERVOS DEL MISERICORDIOSO SON AQUÈLLOS QUE CAMINAN POR LA TIERRA HUMILDEMENTE Y QUE CUANDO LOS IGNORANTES LES DIRIGEN LA PALABRA, DICEN: PAZ.” [NOBLE CORÁN 25:63]

Se alienta a los musulmanes a ser amables, incluso cuando emiten un castigo. Quienes imponen la crueldad a los demás, lo hacen contra las pautas de Dios. De hecho, el Islam prohíbe la violencia y prohíbe cualquier ataque contra civiles, mujeres, niños, lugares de culto, cultivos e incluso animales.

El Profeta Muhammadﷺ dijo:

“A LOS MISERICORDIOSOS LES ES CONCEDIDA LA MISERICORDIA POR EL MÁS MISERICORDIOSO. … EN LA TIERRA, Y QUIEN ESTÁ EN LOS CIELOS SERÁ MISERICORDIOSO CONTIGO” [AT-TIRMIDHĪ]

La Sharia Pide que los Ciudadanos Respeten la Ley

La Sharia no es de ninguna manera una tarjeta de “salida libre de la cárcel” para que los musulmanes causen estragos en los confiados o no musulmanes. De hecho, mantiene a los musulmanes en un nivel más alto y promueve la justicia y la paz para todos.

La ley islámica no alienta a los musulmanes a rechazar la constitución de la tierra en la que residen. Esto no reemplaza las reglas de un gobierno. De hecho, la Sharia ordena a los musulmanes que sigan las leyes que los rodean, a menos que contradigan las pautas del Creador.

La razón por la que la mayoría de las constituciones protegen la libertad de religión es se debe a que nuestros predecesores reconocieron la bondad de la religión y el hecho de que la intolerancia es la verdadera causa de la caída social. ¿Acaso ves una amenaza cuando un musulmán ayuna durante el mes de Ramadán, dona una parte de su riqueza a los pobres o reza cinco veces al día?

La Sharia Defiende Los Derechos de Las Mujeres

Las leyes de la Sharia tienen como objetivo proteger a las mujeres de las cargas financieras y responsabilizar a los hombres por el bienestar de sus esposas e hijos, sin importar si una mujer tiene su propia riqueza personal. La propiedad de una mujer es exclusivamente suya y nunca puede ser tomada por su esposo, hermano o padre. Este tipo de independencia financiera es un derecho reciente para la mayoría de las sociedades modernas.

En el Islam, las mujeres son tenidas en alta estima. Por ejemplo, una madre merece más honor que un padre.

Un hombre vino al Profeta ﷺ y dijo:

“¡Oh Mensajero de Allah! ¿Quién entre las garantías de la humanidad es la mejor compañía para mí? Él respondió: “Tu madre”. El hombre preguntó: ¿Luego quién? Y él respondió: “Tu madre”. El hombre le preguntó: ¿Y luego quién? Así que el Profeta respondió de nuevo: “Tu madre” El hombre le preguntó: ¿Luego quién? Así que él respondió: “Luego tu padre.” [Bukhari]

Del mismo modo, el Profeta declaró:

“EL MÁS COMPLETO DE LOS CREYENTES EN LA FE, ES EL QUE TIENE EL MEJOR CARÁCTER. Y EL MEJOR DE USTEDES SON AQUELLOS QUE TRATAN MEJOR A SUS MUJERES “. [AT-TIRMIDHI]

El Corán reconoce que no hay vida sin una madre y es por eso que las esposas y las madres merecen ser tratadas con el mayor respeto y cuidado en el matrimonio. Si no lo está, una mujer tiene derecho a pedir el divorcio si así lo desea.

Una Influencia positiva

Hay muchos musulmanes que dedican sus vidas a hacer del mundo un lugar mejor siguiendo la Ley de la Sharia. La Sharia fomenta las relaciones positivas y la bondad. Es la guía para lograr un buen carácter y ser un beneficio para su comunidad. ¿Por qué no lo compruebas leyendo el Corán y estudiando las enseñanzas del Profeta Muhammad ﷺ para que veas qué leyes crees que tendrían un impacto positivo en tu vida y en tu vecindario?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.