• Los estudios sitúan en el Imperio Egipcio el primer uso del zumo de oliva como fuente de salud y generalizado con el paso de los siglos a todo el arco mediterráneo
  • Castillo de Tabernas pone en valor la relación del AOVE con el desarrollo de la sociedad

 

Tal y como ocurre con el patrimonio histórico, monumental o cultural, no hay mejor manera de cuidar y amar algo que conociendo sus orígenes y valorando la importancia y relevancia que tienen con el devenir de los tiempos. Los siglos en este caso. Lo mismo ocurre con la alimentación y es que los actuales productores de aceite de oliva virgen extra, como es el caso de la empresa almeriense Castillo de Tabernas, pueden presumir de haber perfeccionado y sublimado un producto culinario, fuente de salud natural y con infinidad de propiedades, que tiene tras de sí una historia y tradición milenaria.

 

Los historiadores sitúan la aparición de las primeras variedades de olivos hace medio millón de años en el oeste de África, pero es en el Peloponeso, en el siglo XX antes de Cristo cuando su cultivo empieza a generalizarse y llega a su cénit en la ciudad comercial de Biblos.

 

Las primitivas almazaras empiezan a machacar los huesos de las aceitunas para utilizar los jugos extraídos y en la Península Ibérica este uso se vincula con las culturas de los turdetanos y los tartessos, pueblos prerromanos. Fuentes bibliográficas ya atestiguan que Homero califica al aceite de oliva como “oro líquido”.

Más allá de religiones y culturas, la Historia demuestra que el uso de prensas para obtener el aceite, cuyos usos al comienzo no eran culinarios, era generalizada tanto en la cultura egipcia, griega, romana, en el mundo árabe de Al-Ándalus, la Edad Media y exportando el cultivo también al ‘Nuevo Mundo’, donde no había llegado este cultivo.

 

Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

 

El aceite de oliva virgen extra es uno de los pilares básicos de la pirámide de la dieta mediterránea, reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en el año 2013 y hoy su uso es generalizado, no sólo continuando con una tradición ancestral y milenaria, sino aumentando la calidad de su cultivo y producción, tal y como viene realizando Castillo de Tabernas desde el desierto de Almería.

 

El aceite AOVE Castillo de Tabernas se elabora en un magnífico pulmón verde en el centro de la provincia de Almería, junto al Desierto de Tabernas, el lugar con más horas de sol al año de toda Europa, donde mima a más de 100.000 olivos.

 

En este espacio natural, y uniendo tradición e innovación, elabora seis variedades de aceites de oliva virgen extra: ‘Picual del Desierto’, ‘Arbequina del Desierto, así como los coupage personalizados ‘Green Olive del Desierto’, ‘Green Olive del Desierto Sin Filtrar’, ‘Coupage del Desierto’ y ‘Esencia del Desierto’. Un zumo de oliva con solo 0,1 grados de acidez natural, suave y frutado y con una gran cantidad de antioxidantes y componentes naturales beneficiosos para la salud.

 

Castillo de Tabernas se encuentra en las mejores tiendas gourmet y en su web www.aceitecastillodetabernas.es, donde se puede comprar este aceite de oliva virgen extra único.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.