• Trump asoció el autismo a las vacunas
  • Declaró que el patógeno desaparecerá sin vacuna
  • En España no existe todavía un colectivo organizado
  • La amenaza de vacuna obligatoria dispara todas las alarmas
  • El conocimiento es el mejor antídoto contra el miedo de los medios
  • Muchas familias opinan que el ‘remedio’ es peor que la enfermedad
  • No es negociable la autodeterminación de nuestro propio cuerpo físico
  • Parte de la comunidad científica y médica está en contra de las vacunas
  • En muchas consultas médicas no se recetan ni se administran las vacunas
  • Andrew Wakefield, Jim Carrey y Jenny McCarthy, líderes del movimiento
  • El consentimiento voluntario es la base de cualquier sociedad democrática
  • Una vacuna obligatoria convertiría a nuestro cuerpo en propiedad del Estado

El movimiento internacional de resistencia a las vacunas ha cogido fuerza últimamente ante la amenaza de una posible vacunación obligatoria, con la excusa de la pandemia mediática de miedo y de alarma, que produce la sumisión y la falta de sentido crítico de gran parte de la población, que no cuestiona la versión oficial de los hechos, ni se molesta en investigar la verdad basada en denuncias de algunos médicos. El año pasado hubo el triple de decesos por gripe común y nadie metió tanto miedo como ahora.

De hecho, algunos activistas antivacunas, y algunos representantes políticos que los ven con simpatía, han participado en protestas contra las órdenes de confinamiento, y algunos países nórdicos avanzados han encontrado una tercera vía o fórmula mixta, que ha dado buenos resultados, para adoptar precauciones sin necesidad de arruinar la economía del país, ni de suprimir derechos fundamentales del ciudadano.

Esta lucha es urgente porque se está gestando una vacunación forzosa. Contra este problema deben actuar activamente todas las personas preocupadas por las libertades civiles y la libertad de la propia salud. El conocimiento es el mejor antídoto contra el miedo, y en esta hora de necesidad, las familias tienen una opción clara: permanecer pasivas y unirse al rebaño, o liberarse de la tiranía, según Joel Lord, fundador y director del Movimiento de Resistencia a la Vacuna.

https://vaccineresistancemovement.org/

ARGUMENTOS

La mayoría de los militantes del movimiento antivacunas son padres. A su juicio, la política de vacunación obligatoria suponen una intromisión del Gobierno en la libertad de cada ciudadano para escoger su propia medicación. Además las vacunas suelen tener efectos secundarios, y el fabricante no se hace responsable de los mismos.

La autodeterminación del propio cuerpo no es negociable. Todos los padres o tutores están obligados a proteger el derecho inalienable de su hijo a la autodeterminación del cuerpo. El Gobierno no tiene ni debe tener autoridad, en absoluto, para regular, controlar o negar estos derechos fundamentales primarios.

El discurso antivacunas también se ha instalado en parte de la comunidad científica y médica mundial. Por esto, en muchas consultas médicas no se recetan ni administran vacunas. Otros sugieren sustituir la inmunización por métodos naturales, como la Homeopatía, para fortalecer el sistema inmunológico.

Aunque el movimiento antivacunas cuenta con una trayectoria internacional de casi dos siglos y con un fuerte arraigo en países del ámbito anglosajón, en España no existe todavía un colectivo organizado e influyente de similares características. Las sociedades no vacunadas suelen ser un 400% más sanas que las vacunadas.

POSTURA DE TRUMP

Este es el ‘tuit’ enigmático que publicó Donald Trump en plena campaña electoral contra Hillary Clinton: “Chicos sanos van al médico, les inyectan varios pinchazos de diversas vacunas, no se sienten bien y cambian. ¡Autismo. En muchos casos!”

El presidente Trump ha declarado públicamente que la pandemia desaparecerá sin necesidad de una vacuna, aunque podría haber un brote en otoño o en el próximo año, pero al final se irá, igual que se fueron todas las gripes. Ésta es la noticia:

El agente infeccioso “va a desaparecer sin vacuna y no vamos a volver a verlo, con suerte, tras un periodo de tiempo”, afirmó este viernes el presidente Trump, durante una rueda de prensa.

El mandatario subrayó que podría haber un brote en otoño o el próximo año, “pero al final se irá”. Hay algunos virus o gripes que vinieron y se fueron por una vacuna, y nunca encontraron la vacuna, dijo Trump y continuó: “Y han desaparecido. Nunca volvieron a aparecer. También mueren, como todo lo demás”.

https://actualidad.rt.com/actualidad/352578-trump-afirma-coronavirus-va-desaparecer-vacuna

ORIGEN

El movimiento antivacunación tiene su origen en una investigación del médico británico Andrew Wakefield publicada en 1998 en la revista “The Lancet”. Tras examinar a doce niños autistas, él y sus colaboradores aseguraron que había una conexión entre la triple vírica contra el sarampión, la rubeola y las paperas y ese trastorno.

Wakefield se convirtió en el líder del movimiento antivacunas mundial, impulsado en Estados Unidos por Jenny McCarthy, conejita Playboy, y su entonces novio, el actor Jim Carrey, celebridades que encabezaron la lucha contra las vacunas en ese país.

Ella empezó a decir en 2007 que su hijo Evan, nacido cinco años antes, era autista a causa de la vacuna triple vírica. El eco televisivo de McCarthy y Carrey, a las que prestó un apoyo entusiasta la periodista Oprah Winfrey, minó la confianza de mucha gente en las vacunas.

En junio de 2007, 5.500 padres de autistas exigieron al Gobierno estadounidense indemnizaciones por entender que el síndrome lo causaba la vacuna SPR y que eran víctimas de una enorme conspiración tramada por el Ejecutivo y las farmacéuticas.

PEOR QUE LA ENFERMEDAD

Muchas familias han decidido que el ‘remedio’ es peor que la enfermedad, que las vacunas son contrarias a las propiedades inmunes naturales del cuerpo humano, que obstaculizan la capacidad neurológica y el desarrollo neurológico de un niño a través de una violación neurotóxica de su delicado aparato del sistema nervioso central, quitándoles prematuramente su vitalidad, y en muchos casos propagando la misma enfermedad o trastorno que dicen prevenir.

Yo mismo comprobé esta afirmación hace muchos años cuando me enfermaba cada vez que me ponía la vacuna de la gripe. Desde que dejé de inyectarme no he vuelto a coger ninguna gripe.

Esta evidencia, basada en la ciencia, está respaldada por una nueva generación de doctores e investigadores médicos ilustrados, que han sido testigos de primera mano del daño abrumador ocasionado por las vacunas.

MEDICINA ALTERNATIVA

Muchas formas de medicina alternativa se basan en filosofías que se oponen a la vacunación, y tienen practicantes que manifiestan su oposición. En ellas se incluye la Antroposofía, la Quiropraxia, la Homeopatía y el Naturismo.

Históricamente, la quiropraxia se opone intensamente a la vacunación basándose en su creencia de que todas las enfermedades pueden seguirse hasta su causa en la columna vertebral y, por tanto, no se verían afectadas por las vacunas.

Daniel D. Palmer, el fundador de la quiropraxia, escribió que es el colmo del absurdo esforzarse en ‘proteger’ a una persona de cualquier enfermedad inoculándola un mugriento veneno animal.” Muchos practicantes de la naturopatía también se oponen a la vacunación.

Varias encuestas han demostrado que la mayoría de los médicos practicantes de la homeopatía aconsejan a sus pacientes contra la vacunación. Por ejemplo, una encuesta a homeópatas en Austria mostró que sólo el 28% consideraba que la inmunización era una medida preventiva importante, y el 83% de los homeópatas encuestados en Sídney (Australia) no recomendaban la vacunación.

NEGOCIO SUCIO

La prevalencia del negocio a costa de nuestra salud se ve claramente cuando una empresa multimillonaria, que depende de la credibilidad de la evidencia científica que respalda sus elevadas inversiones lucrativas de productos, se sale de su camino para sofocar el debate, pone en la lista negra y destruye carreras de médicos con opiniones abiertas sobre las vacunas, mientras soborna y recompensa a los que se inclinan a su favor, y codicia a los periodistas para que inclinen sus artículos a favor del negocio.

Los principales medios de comunicación sirven como ala de propaganda de primera línea y guardianes de la industria de vacunas, alejando deliberadamente la atención, ridiculizando, y a menudo ignorando por completo cualquier material que contradiga la tasa de éxito en las vacunas, y desestimando la súplica de decenas de miles de padres de niños perjudicados por las vacunas. Mientras tanto el omnipotente ‘lobby’ de las vacunas presiona a gobiernos de todo el mundo para que apoyen su negocio bajo pena de sanciones o de beneficios lucrativos.

Ahora mismo estamos en una encrucijada de la historia humana. Se está desafiando a escala mundial nuestra libertad de salud básica, que todos poseemos naturalmente desde el nacimiento. Esto significaría aplastar nuestros derechos inherentes a la independencia, al reclamar la propiedad de facto del Estado sobre la autodeterminación de nuestro propio cuerpo físico.

https://youtu.be/3TaYMsIfhNA

El autor de este artículo de opinión es Periodista Licenciado y Colegiado, con cuarenta años de experiencia, y Oficial de Aviación Reservista Honorífico.

Mi seudónimo es Liu Suria. (Un seudónimo es un nombre o ‘alias’ utilizado por un periodista en sus actividades, en vez del suyo propio, pero en realidad es mi nombre espiritual.)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.