El primero de los tres seminarios programados para la segunda semana supone una muestra del gran potencial de la Universidad de Almería en esta materia, “prueba de ello es que existe un buen número de proyectos financiados por el Ministerio”, y le seguirán el clásico taller de cine ‘Filming Almería’ y un quinto curso, dedicado al bienestar integral

 

De lunes a viernes, con el miércoles como día de máxima intensidad al coincidir tres propuestas formativas a la vez, la segunda semana de los XXI Cursos de Verano de la UAL ya está en marcha. Ha sido Amalia Magán, su directora, la que se ha encargado de retomar el pulso de la actividad, después de una exitosa primera semana, dando la bienvenida en su programa a “tres temáticas muy diversas e interesantes”. En esa línea, ha aprovechado para recordar que uno de los objetivos del equipo de gobierno “ha sido impulsarlos como una oferta formativa complementaria a la enseñanza reglada, conectada con los intereses de colectivos profesionales, de asociaciones y de la sociedad en general (…), en la que la actualidad de las temáticas y la calidad y relevancia de los ponentes fuese un referente”. A su juicio, “sin duda es el caso del curso que inauguramos, donde la experiencia de los especialistas del sector que van a participar, junto con trabajos de investigación como los que se llevan a cabo en el Centro de Investigación en Salud de la UAL, van a generar un apasionante foro de discusión”. Se trata del titulado ‘Nuevas perspectivas en investigación e intervención en salud’, sobre el que ha añadido que hay que “destacar su contribución al programa de charlas en abierto, pues permitirá el acceso público a tres de sus ponencias de especial interés; cualquier interesado podrá verlas a través de la página web de Cursos de Verano, y estarán disponibles hasta el 31 de julio”.

 

Magán ha hecho mención a “la apuesta de los directores por el formato on-line, muy clara desde que se planteó el cambio”, para conseguir “una buena acogida”, cuidando un contenido de máxima actualidad, incluso “tratando los avances relacionados con la investigación sobre la COVID-19, que sin duda añaden un plus al interés que este curso despierta en la sociedad”. Ellos son José Manuel Cimadevilla y Antonio Granero, ambos presentes en la inauguración y mostrando su agradecimiento por la matriculación de alumnos, “no se celebraría si no tuviera un cierto número de asistentes”, y la participación de ponentes, “todos ellos grandes profesionales en este campo y que nos van a enriquecer”, además de a “los promotores de los Cursos de Verano” por su esfuerzo en organizarlos “pese a todas las dificultades por las que estamos atravesando”. A esto último ha hecho mención la decana de la Facultad de Psicología de la UAL, Encarnación Carmona, “tiempo extraño pese al que los participantes no han dudado en seguir formándose”. Se ha congratulado de que sea “fruto de la colaboración del CEINSA, del Hospital Universitario Torrecárdenas y la Universidad de Almería, muestra de ello es haber reunido a un grupo nutrido e importante de investigadores y científicos que van a presentar las principales investigaciones en temas variados y de absoluta y rabiosa prioridad”. Además, ha insistido en una idea muy clara de que “ahora más que nunca hay que fomentar la investigación, básica y aplicada, este curso va en esa línea, y en la de darle visibilidad, siendo la transferencia uno de los grandes objetivos de la UAL, lo que cumplen sus Cursos de Verano”.

 

Cimadevilla ha definido a este seminario como un “excelente escaparate para enseñar un ‘pellizco’ de la ciencia que se hace, pero no solo en el CEINSA, sino en Torrecárdenas y también en otras universidades”. Ha añadido que “nadie pone en tela de juicio que con los avances tanto científicos como culturales de las últimas décadas se han alcanzado territorios diría que insospechados, que conducen a que la nueva visión de salud pueda parecer casi mágica”, textualmente, ya que “la pandemia que nos azota ha venido a demostrar que solo bajo la luz de la ciencia vamos a poder seguir progresando, mejorando la calidad de vida y, a la vista de los últimos acontecimientos, mantener la especie, porque no somos más que un parpadeo en esta cadena evolutiva”. Granero, por su parte, ha incidido en la “combinación de la experiencia” de varios ponentes con la “fuerza de los nuevos investigadores, que están irrumpiendo con los proyecto más prometedores e interesantes”. Ha sido el caso de la primera ponencia ofrecida, compartida por la catedrática María del Pilar Flores y por la investigadora postdoctoral Ana Sánchez, dividida en dos partes bajo el título general de ‘Nuevas perspectivas en evaluación e intervención en psicología: aproximación dimensional y neuromodulación’.

 

Flores se ha mostrado orgullosa de la participación de Sánchez, “becaria postdoctoral de nuestro grupo de investigación, a la que dirigí la tesis junto a Fernando Sánchez Santed, catedrático de Psicobiología en la UAL sobre la neuroestimulación con la técnica de estimulación transcraneal de corriente directa (tDCS) como nueva técnica de intervención en psicología”. Por esa razón, “por su especialización en esa técnica, decidimos dividir la charla, hablando yo de nuevas formas de evaluación y ella de nuevas formas de intervención”, ha matizado. Ambas son parte de lo que la catedrática ha definido como “un elenco rico y multidisciplinar de investigadores y clínicos de distintas universidades y del Hospital Universitario Torrecárdenas”, todos “tratando temas de mucha actualidad y revolucionarios en el mundo de la salud, como son el eje microbiota-intestino-cerebro, el papel de ejercicio físico en la salud, la medicina personalizada, el uso de las grandes bases de datos para hacer modelos matemáticos en la salud, la reserva cognitiva o la salud mental”. Pilar Flores, no obstante, se ha mostrado muy rotunda al afirmar que “la investigación en salud en la Universidad de Almería es de muchísima calidad, y prueba de ello es que existe un buen número de proyectos financiados por el Ministerio a investigadores de la UAL en salud”.

 

Sobre el traslado a formato on-line de los Cursos de Verano, no solo ha destacado el éxito de adaptación de esta oferta formativa paralela, sino de la actividad general: “Nos ha permitido seguir trabajando y manteniendo reuniones de investigación con total normalidad y he de decir que me han llegado comentarios de los alumnos de ‘lo bien’ y ‘lo rápido’ que se ha adaptado la UAL a esta situación, puesto que la mayoría de ellos han seguido atendiendo a sus clases y las facultades han desarrollado, en tiempo récord, talleres prácticos on-line que han sorteado de forma muy adecuada las prácticas para los alumnos de último año de Grado y Máster”. Eso sí, “dicho esto, yo echo de menos el contacto directo con los alumnos y el feedback que me dan sus caras cuando estoy explicando”, ha expresado textualmente: “Hemos aprendido que podemos seguir desarrollando nuestro trabajo de forma no presencial, pero la UAL es una universidad presencial y, cuando se pueda, de forma segura, debemos retomar el contacto profesor – alumno o investigador – investigador en seminarios, cursos y conferencias”.

 

Respecto a su ponencia, ha relatado que “hasta ahora hemos evaluado los trastornos mentales como compartimentos estancos con síntomas y causas únicas, pero sin embargo, desde el punto de vista clínico y neurocientífico, esta visión no se sostiene, ya que los pacientes con trastornos mentales presentan una alta comorbilidad, es decir, suelen presentar más de un trastorno mental a la vez, y además, también existe una alta heterogeneidad en el diagnóstico: pacientes con el mismo diagnóstico, pero con pocos síntomas en común”. Bajo esas premisas, “desde hace una década existe una corriente nueva, denominada ‘enfoque dimensional’, que está aún en investigación, y que deja atrás las categorías diagnósticas y los síntomas para centrarse en las alteraciones que presenta el paciente a nivel cognitivo, conductual o biológico”. Ha explicado que ese enfoque “redundará en un mejor tratamiento, ya que nos indica las funciones alteradas para poder intervenir directamente en ellas”, o lo que es lo mismo, que “de poco sirve saber que un paciente deprimido presenta un bajo estado de ánimo, porque eso no guía la intervención, sino que será mucho más relevante saber si focaliza su atención en acontecimientos negativos, o tiene alterada su toma de decisiones, lo que sí indica en qué funciones debemos intervenir”. Respecto a la neuromodulación, “es un conjunto de técnicas que ofrecen la posibilidad de producir cambios en el Sistema Nervioso y, en las no invasivas destacan las de estimulación transcraneal eléctrica. Están todavía en investigación, pero “se han empezado a aplicar con éxito en diversas patologías: depresión, dolor crónico, fibromialgia, o control de impulsos”.

 

Un total de 15 ponencias, tres de ellas en abierto, forman este curso de verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.