UGT y CCOO han realizado la propuesta en la Mesa de Diálogo Social de pensiones en la que se está debatiendo la segunda fase de la reforma para garantizar de manera estructural la suficiencia de las pensiones más bajas, y reclama que el proyecto de PGE-2022 incorpore ya una primera medida orientada en este sentido.

 

Pese a que nuestro sistema de pensiones garantiza pensiones contributivas a casi 9 millones de personas con una cuantía media de 1.035 euros/mes, un importe que se eleva hasta los 1.192 euros/mes en el caso de jubilación, CCOO y UGT llaman la atención sobre el hecho de que  1 de cada 5 pensiones contributivas (el 22,8%) necesitan de complementos a mínimos.

Estos complementos permiten así que los algo más de 2,2 millones de personas pensionistas que los reciben puedan alcanzar una pensión mínima que oscila entre los 689 euros/mes en los casos de viudedad y jubilación para mayores de 65 años sin cónyuge a cargo, y los 851 euros/mes en los de jubilación con cónyuge a cargo.

A los casos anteriores hemos de sumar casi 450.000 personas que son titulares de una pensión no contributiva, cuya cuantía se sitúa en 402 euros/mes.

Para mejorar la protección social que el sistema de Seguridad Social ofrece a estos colectivos de pensionistas, UGT y CCOO han planteado en la Mesa de diálogo social de pensiones la necesidad de que la segunda fase del acuerdo incorpore una referencia expresa a la necesidad de elevar las cuantías de estas pensiones hasta alcanzar un nivel de suficiencia y garantizar ésta de forma estructural en el largo plazo.

Para ello, CCOO y UGT plantean la necesidad de que las pensiones mínimas y las pensiones no contributivas se incrementen de forma progresiva por encima de lo que se revalorizarán el conjunto de pensiones hasta alcanzar un nivel de suficiencia para todas las personas pensionistas, manteniendo en todo caso el diferencial de garantía que actualmente establece el sistema respecto de los ámbitos contributivo y asistencial.

El sindicato ha reclamado así que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el año 2022, en coherencia con el objetivo planteado y sin perjuicio de la concreción final de esta materia en la segunda fase de la negociación sobre pensiones, incluya una primera actuación en este sentido y se prevea  respecto de las pensiones mínimas y las pensiones no contributivas un mismo porcentaje de incremento de las cuantías superior al que con carácter general se utilizará para la revalorización del conjunto de pensiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here