“Dentro del marco de las reivindicaciones laborales y políticas que sacudían la España del momento, en Vitoria, miles de trabajadores iniciaban en enero de 1976 una huelga en contra del decreto de topes salariales y por mejores condiciones de trabajo” (Fundación Juan Muñiz Zapico)

 

El día 03 de marzo de 1976, en la que era la tercera jornada de huelga general en Vitoria, unos 4.000 trabajadores y trabajadoras se concentraron dentro de la Iglesia San Francisco de Vitoria del barrio de Zaramaga junto a otros 8.000 fuera.

 

La policía sin dar tiempo al desalojo de la misma, procedió al lanzamiento de gases lacrimógenos en el interior de la iglesia, provocando una estampida. Agotado el material antidisturbios la carga policial derivó en el uso indiscriminado de las armas de fuego, pistolas y metralletas contra los manifestantes. A consecuencia de ello 150 trabajadores resultaron heridos de bala y cinco de ellos, de UGT y CCOO, fallecieron, dos ese mismo día y otros tres en los días siguientes.

 

Los asesinatos de Vitoria y la movilización que le siguió, así como la repulsa internacional, desencadenaron la sustitución de Carlos Arias Navarro por Adolfo Suárez al frente del Gobierno y la dimisión de Manuel Fraga Iribarne en el Ministerio del Interior. Los responsables políticos y los autores materiales de la matanza de Vitoria nunca fueron conducidos a los tribunales. El caso pasó de unos tribunales a otros, de la jurisdicción ordinaria al Tribunal de Orden Público hasta ser archivada en la jurisdicción militar. No hubo reparación y reconocimiento para las víctimas

 

Es por ello que 44 años después de aquellos trágicos sucesos hemos organizado una jornada a las 18:30, en la que se realizará una ponencia titulada “La lucha obrera derrotó al franquismo”, para posteriormente visualizar el film “Vitoria, 03 de marzo” de Víctor Cabaco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here