Ante el inicio de la campaña de vacunación de la gripe y con estos meses complicados con motivo del Covid-19, la alimentación se presenta como una herramienta preventiva fundamental.
Ante el inicio de la campaña de vacunación de la gripe y con estos meses complicados con motivo del Covid-19, la alimentación se presenta como una herramienta preventiva fundamental.

Por motivos que no escapan a nadie, el presente 2020 es, sin lugar a dudas, el año en el que la Salud se ha convertido en eje principal sobre el que ha girado toda la actividad personal y social. La incidencia del Covid-19 sobre la población mundial ha provocado que, más que nunca, las personas sean conscientes de la importancia de tener un férreo control sobre buenos hábitos saludables, así como de mantener un sistema inmunológico fuerte y que ayude también a prevenir los posibles contagios. Una herramienta que se vuelve más importante si cabe en esta época del año, en el que comienza la campaña de vacunación frente a la gripe, que suele tener su periodo más alto de incidencia en otoño e invierno.

 

Existen múltiples formas para conseguir reforzar el sistema inmunológico. Hacer deporte moderado o adaptado a la condición física de cada una de las personas, aliviar el estrés, dormir las horas necesarias, ya que los estudios demuestran que, por ejemplo, una persona que duerme ocho horas es cuatro veces menos propenso a contraer un resfriado que aquellos que duermen menos de seis horas y, por supuesto, una alimentación equilibrada.

Es en este apartado en el que el Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) como el de Castillo de Tabernas presenta un valor fundamental y diferencial, ya que destaca por tener un gran índice de ácidos grasos mono-insaturados así como también poderosos antioxidantes. El ácido oleico y el ácido linoleico son vitales para la salud.

 

Los beneficios directos del consumo de un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra de Castillo de Tabernas, ingrediente clave de la saludable dieta mediterránea, son notorios en la mejora de las defensas, en las propiedades antiinflamatorias, la lucha contra las infecciones bacterianas, la oxidación celular, sin olvidar su papel en la prevención de enfermedades cardiovasculares o para el control del colesterol.

 

Según el estudio ‘Aceite de oliva, sistema inmune e infección’, de los profesores universitarios María Ángeles Puertollano, Elena Puertollano, Gerardo Álvarez de Cienfuegos y Manuel Antonio de Pablo, “la administración de aceite de oliva puede contribuir a la reducción de la actividad inflamatoria observada en algunas enfermedades crónicas caracterizadas por desórdenes inmunes, sin agravar la susceptibilidad del individuo a agentes patógenos. Por lo tanto, la aplicación del aceite de oliva en emulsiones lipídicas puede tener efectos beneficiosos sobre la salud y particularmente sobre el sistema inmune de individuos inmunocomprometidos, adquiriendo una gran importancia en nutrición clínica”.

 

Otro estudio, titulado ‘Aceite de oliva y funciones del sistema inmune’, de los mismos investigadores, apunta que el AOVE contrarresta “los efectos adversos sobre las funciones del sistema inmune de ciertos lípidos de la dieta, que pueden atribuirse a una reducción de la resistencia natural del hospedador contra microorganismos infecciosos, indicando el papel del aceite de oliva en la regulación de estos procesos”.

 

Así que, si además del excelente sabor frutado, le sumamos su componente saludable, el AOVE de Castillo de Tabernas es doblemente beneficioso para el cuerpo humano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.