Carta de un empleado del hotel Marina Playa

0
3922

En el año 2003 la compañía Servigroup adquirió el hotel Marina Playa. Desde ese momento y hasta 2017 la empresa tenía por norma que se trabajase 6 días a la semana y se librase un solo día, con la intensa carga que suponía para sus empleados. No es que sólo echaban una jornada diaria de 8 horas, sino que en algunos casos estas llegaban a ser de 10 y hasta 12 horas, cuyas horas de exceso no eran remuneradas. Por eso en 2017 varios trabajadores dijeron basta ya y pusieron denuncias en la inspección de trabajo (si estás en cualquier empresa que no cumpla la ley por Internet puedes ver la forma de denunciarlo, otra manera sería acudir a tu enlace sindical)

Todas estas denuncias provocaron que los inspectores fueran al hotel Marina Playa para preguntar su situación en el trabajo. Pasaron muchas cosas, os cuento, por un lado en Restaurante, RachidaSfar, segunda jefa de restaurante, cogió a varios de sus trabajadores y los desalojo de la empresa por el Restaurante Italiano para que estos no se encontraran con la inspección de trabajo. Por otro lado, el director Ricardo Escudero García, iba detrás de las camareras de pisos diciéndole vosotras decir que librais dos días y como alguna diga lo contrario ya sabe donde tiene la puerta. También estaba el jefe de administración, José Ramón González Pareja, yendo detrás de los trabajadores para que estos firmasen unos cuadrantes falsos dónde ponía que estaban librando dos días semanales.

Más adelante, vino Jorge Caballé, dueño de la empresa y reunió a los delegados Diego Andrés Becerra Fernández, maître, José León Fernández, de mantenimiento y Mari Carmen López del Río, la gobernanta, para que fuesen a la inspección de trabajo a mentir y decir que se estaba librando dos días. Esas son las primeras palabras que escuché del dueño, me decía de mentir ante la inspección, siempre he ido con la verdad por delante y Jorge Caballé me defraudó en ese momento.

Pues a la reunión que tuvo lugar entre el inspectorde trabajo, la empresa, y los delegados, de los tres, asistimos sólo los dos hombres y les cuento que dijo cada uno. Diego Andrés Becerra Fernández, el metre, le dijo al inspector que estábamos librando dos días y este cuando vio a sus trabajadores les dijo «¡Ei, que yo os he defendido!»Escuchar a este tío hablar de que nos defiende cuando a la mínima de cambio nos vende me asquea. José León Fernández, de mantenimiento, le dijo que estábamos librando un solo día y el inspector le contestó, es el único que me ha dicho la verdad. Después de esto, el señor Escudero, director, me tenía más aprecio, sonríe irónicamente.

La resolución de estas denuncias fueron unas multas para el metre por engañar a la inspección y otra a la empresa por no cumplir con lo establecido en la ley de 40 horas semanales y dos días libres. El hotel Marina Playa pagó la multa suya y de su querido trabajador, el metre. Y a finales de año empezamos a librar una semana un día y otra semana dos días, y las horas de exceso no son remuneradas. La dirección de la empresa no quería ni quiere darnos esos dos días libres, tenemos que seguir luchando compañeros. Por suerte contamos con los delegados de CCOO y nuestra querida Encarnación Ferrer Godoy, responsable de hostelería por CCOO, que están luchando como leones para defendernos.

Agradecer también a todos aquellos trabajadores, algunos no están y otros siguen trabajando en el hotel, por haber denunciado las injusticias que se estaban produciendo.

Tenemos que seguir luchando compañeros, esto acaba de empezar.

Dejar respuesta