Bosch: las ventas y resultados de 2018, una vez más, en nivel record

0
163

El Grupo Bosch continúa su camino de éxito: a pesar de las difíciles condiciones económicas y la debilidad de los mercados, las ventas y resultados de la compañía en 2018 alcanzaron, una vez más, el nivel del año anterior, que fue el máximo histórico.

Según las cifras preliminares, el proveedor de tecnología y servicios generó, el año pasado, unos ingresos por ventas de operaciones de 77.900 millones de euros. Las ventas se vieron muy afectadas por los efectos de los tipos de cambio, en concreto, por 2.100 millones de euros. Ajustadas por estos efectos, los ingresos aumentaron el 4,3 por ciento. «A pesar del entorno económico adverso, Bosch tuvo un buen comportamiento en 2018. Las ventas y los resultados están nuevamente en un nivel récord», dijo Dr. Volkmar Denner, presidente del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH, en la conferencia de prensa sobre las cifras preliminares. “Como líder en innovación, queremos dar forma al cambio en nuestros mercados, tanto en el sentido tecnológico como en el de los negocios. Nuestro enfoque estratégico hacia la conectividad está dando sus frutos”, agregó Denner. Bosch vendió, en 2018, un total de 52 millones de productos habilitados para internet, un 37 por ciento más que en el año anterior. En 2018, el EBIT (beneficio operativo antes de impuestos e intereses) alcanzó unos 5.300 millones de euros, lo que supone un margen EBIT de operaciones del 6,9 por ciento. «Bosch quiere desarrollarse mejor que sus mercados y asegurarse un alto nivel de beneficios, a pesar de las difíciles condiciones económicas que se esperan», dijo Stefan Asenkerschbaumer, CFO y vicepresidente del Consejo de Administración. «Prevemos que todas nuestras áreas empresariales sean aún más competitivas, para poder financiar la expansión de nuestro liderazgo tecnológico y, con ello, el futuro de nuestra empresa».

Automatización I: inversiones anticipadas por valor de 4.000 millones de euros

Un punto clave en las actividades de I+D de la compañía es la conducción automatizada. Como parte del camino hacia la movilidad sin accidentes, Bosch está siguiendo dos vías de desarrollo. La primera se refiere a los sistemas de asistencia al conductor, que permitirán la conducción parcialmente automatizada en vehículos privados (niveles de automatización 2 y 3). En esta área, Bosch es un líder en tecnología y mercado. La compañía espera generar este año unas ventas de 2.000 millones de euros con los sistemas de asistencia. La segunda vía de desarrollo llevará a la conducción automatizada sin conductor a partir de principios de la próxima década (niveles de automatización 4 y 5). “Esto propiciará un cambio de la movilidad individual. Abrirá la puerta a modelos comerciales disruptivos como los robotaxis y la movilidad basada en lanzaderas», dijo Denner. Debido a la complejidad técnica de la automatización, Denner la considera un punto clave de inversión futura: “Esperamos que, hasta 2022, nuestras inversiones anticipadas alcancen los 4.000 millones de euros”. Unos 4.000 ingenieros de Bosch están trabajando en la conducción automatizada.

Automatización II: ecosistema integral para servicios de movilidad

El potencial de mercado de la conducción automatizada es enorme: entre 2015 y 2030, la movilidad personal aumentará en un 50 por ciento (fuente: ITF). Por lo tanto, durante los próximos diez años, los analistas esperan que el mercado de hardware y software para la conducción automatizada alcance unos 60.000 millones de dólares (fuente: Roland Berger). Para 2025, la mayoría de los dos millones y medio de autobuses lanzadera bajo pedido en todo el mundo no tendrán conductor (fuente: Roland Berger). Los expertos predicen que, para 2035, las ventas relacionadas con la movilidad compartida alcanzarán casi 160.000 millones de dólares (fuente: BCG). Para este tipo de movilidad, Bosch ofrecerá tanto la tecnología como los servicios. El ecosistema de Bosch para servicios de movilidad combina ya soluciones y servicios para su reserva, pago, aparcamiento, recarga, administración, mantenimiento e “infoentretenimiento”. Uno de estos servicios es ‘Convenience Charging, una solución conectada de navegación y recarga para vehículos eléctricos. El primer cliente de Bosch es el fabricante alemán de vehículos eléctricos Sono Motors. «Nuestras soluciones conectadas significan que podemos hacer que la electromovilidad sea adecuada para el uso diario», dijo Denner.

 

Electrificación I: liderazgo en el mercado de masas 

En 2018, Bosch consiguió 30 proyectos de electromovilidad valorados en varios miles de millones de euros. Para 2025, la compañía pretende multiplicar por diez sus ventas en esta área, hasta un total de 5.000 millones de euros. «Nuestro objetivo es liderar el mercado de masas de la electromovilidad», dijo Denner. En este negocio, ninguna empresa está tan diversificada como Bosch. Electrifica todo tipo de propulsores, desde bicicletas hasta camiones. Hoy, por ejemplo, más de un millón de automóviles en todo el mundo están equipados con componentes eléctricos o híbridos de Bosch. «En el futuro, la gente dirá que no hay coches eléctricos en el planeta sin algo de Bosch en su interior», apostilló Denner. Esto se aplica especialmente en China, el mercado de electromovilidad más grande del mundo, y donde Bosch ya lidera el segmento de vehículos turismos. La compañía ha establecido recientemente una colaboración estratégica para la conducción automatizada y eléctrica con el fabricante chino de coches eléctricos NIO. También en este país, Bosch comenzará la producción, en 2019, del eje eléctrico “e-axle”, una solución especialmente compacta para la propulsión de los coches eléctricos. Una batería de 48 voltios recientemente desarrollada, ha entrado en fase de producción en masa hace unas semanas. A partir de 2030, el 20 por ciento de los automóviles nuevos en todo el mundo se electrificarán parcialmente con sistemas de 48 voltios. Además, con la adquisición completa de EM-motive GmbH, Bosch está fortaleciendo su posicionamiento en el mercado de la movilidad eléctrica, que está creciendo rápidamente en todo el mundo.

Electrificación II: electrificando el transporte de mercancías

Para 2030, el tráfico mundial de mercancías casi se duplicará (fuente: ITF). “Queremos que los camiones sean bestias de carga, pero no una carga para el clima o para la calidad del aire. Una vez más, la clave aquí es la electrificación», dijo Denner. A partir de 2030, uno de cada cuatro vehículos comerciales nuevos en todo el mundo – y casi uno de cada tres en China – estará impulsado eléctricamente, al menos en parte. Bosch saldrá beneficiada: la gama de productos de la empresa para el transporte de mercancías sin emisiones incluye fuentes de alimentación de 36 voltios para e-bikes de carga, motores eléctricos para vehículos comerciales ligeros como los StreetScooters del servicio de correos alemán, ejes eléctricos “e-axles” para vehículos comerciales ligeros y pesados, ejes electrificados para semi-remolques y, en el futuro, propulsiones de pila de combustible para camiones de 40 toneladas. «Ya sea electrificación parcial o completa, baterías eléctricas o pilas de combustible, en Bosch estamos listos para el mercado», dijo Denner.

 

Inteligencia Artificial I: área central de experiencia para Bosch

En el futuro, Denner cree que un área central de experiencia será la aplicación industrial de la inteligencia artificial (AI). “A mediados de la próxima década, queremos que todos nuestros productos estén equipados con AI, o que la inteligencia artificial haya desempeñado un papel en su desarrollo y fabricación. Es cierto que las compañías estadounidenses y chinas dominan la inteligencia artificial de la industria del consumo», dijo Denner,» pero sin experiencia en el dominio del tráfico, la producción o los edificios, su potencial quedará desfasado respecto de la inteligencia artificial industrial». Denner comunicó que Bosch se ha fijado a sí misma metas ambiciosas: «Como líder en innovación, queremos dominar la inteligencia artificial nosotros mismos y unirnos a la élite mundial». Para este fin, Bosch planea cuadruplicar el número de sus expertos internos en inteligencia artificial, pasando de 1.000 a 4.000 en 2021.

Inteligencia Artificial II: éxito en el espacio exterior y en la carretera

Los empleados del Centro de Inteligencia Artificial de Bosch están trabajando en cerca de 150 proyectos. Uno de ellos es el sistema de sensores “SoundSee”. «El algoritmo “SoundSee” utiliza el aprendizaje automático para escuchar si algo está roto», explicó Denner. Esto le permite predecir con precisión las averías de una máquina, lo que a su vez reduce los costes de mantenimiento y aumenta la productividad. La solución “SoundSee” se enviará a la Estación Espacial Internacional (ISS) a mediados de este año. Bosch vislumbra aplicaciones comerciales para esta solución en la producción, en edificios y en ingeniería automotriz. Otro ejemplo del progreso en la inteligencia artificial es una cámara multiusos para la conducción automatizada que combina algoritmos de procesamiento de imágenes con métodos de AI. El resultado es una cámara inteligente para el automóvil que puede, por ejemplo, detectar peatones y luego reconocer y predecir de inmediato su comportamiento.

 

Formación: “Learning Company” y “Bosch Tube”

Cada año, Bosch invierte unos 250 millones de euros en formación laboral para sus empleados, los cuales pueden elegir entre unos 19.000 programas diferentes. El objetivo es impartir conocimientos para asegurar que los trabajadores estén listos y dispuestos para incorporarse a nuevas áreas de negocios. Además, la iniciativa “Bosch Learning Company” integra el aprendizaje en las rutinas diarias de los empleados. Las nuevas ofertas, como video clases o aplicaciones para aprender sobre la marcha, complementan los tradicionales cursos en el aula. «La iniciativa “Bosch Learning Company” estimula a los empleados a asumir la responsabilidad de su propio aprendizaje y a seguir su propio ritmo», dijo Denner. Un nuevo desarrollo es «Bosch Tube», una especie de YouTube para sus trabajadores, que pueden crear sus propios tutoriales y subirlos a Bosch Tube, que también contiene toda la biblioteca de video clases.

 

Agilidad: oficinas centrales con un solo objetivo

A principios de año, Bosch modificó la manera en la que sus oficinas centrales trabajan con las unidades operativas. «La idea es que las oficinas centrales brinden el mejor apoyo posible para la transformación de las soluciones de movilidad y nuestros negocios de conectividad IoT», dijo Denner. Para este fin, Bosch ha simplificado las estructuras en las áreas de servicios corporativos – tales como compras y recursos humanos -, al tiempo que ha reducido de 40 a 20 los departamentos corporativos. A partir de ahora, serán cuatro los miembros del Consejo de Administración responsables de los mismos, en lugar de ocho. Los otros cuatro serán responsables de las unidades operativas. Unos 20.000 empleados de Bosch trabajan en funciones corporativas como compras, finanzas, recursos humanos e IT.

Desarrollo del negocio en 2018 por área empresarial

Las áreas empresariales de Bosch han tenido un resultado positivo en 2018. Las ventas del área empresarial Mobility Solutions superaron, una vez más, la producción mundial de automóviles. Según las cifras preliminares, las ventas aumentaron un 2,3 por ciento hasta los 47.000 millones de euros. Ajustado por los efectos del tipo de cambio, el incremento es del 4,7 por ciento. El área empresarial Consumer Goods logró ventas por valor de 17.800 millones de euros, una caída del 3,2 por ciento. Unos muy adversos efectos del tipo de cambio, junto a la fuerte presión de los precios en los principales mercados, tuvieron un impacto negativo en el desarrollo comercial de BSH Hausgeräte GmbH y Bosch Power Tools. Ajustadas por los efectos del tipo de cambio, sus ventas aumentaron un 0,9 por ciento. En el área empresarial Industrial Technology, las ventas ascendieron a 7.400 millones de euros. Con un 8,9 por ciento, esta área logró el mayor crecimiento. Después de ajustar los efectos del tipo de cambio, el aumento fue del 11 por ciento. La división Drive and Control Technology, en particular, continuó su desarrollo positivo. Actualmente, Bosch planea vender el negocio de maquinaria de envasado. El área empresarial Energy and Building Technology generó ventas por 5.500 millones de euros, lo que significa un incremento del 2,3 por ciento, o del 4,7 por ciento después de ajustar los efectos del tipo de cambio.

 

Desarrollo del negocio en 2018 por regiones

Bosch tuvo un desarrollo positivo del negocio en Europa, con unas ventas que ascendieron a 41.000 millones de euros. Esto equivale a un aumento del 2,1 por ciento, o del 3,7 por ciento después de ajustar los efectos del tipo de cambio. La mayor parte de este crecimiento provino de Alemania y Austria. En Norteamérica, las ventas ascendieron a 12.300 millones de euros. Ajustado por los efectos del tipo de cambio, supone un aumento del 7,9 por ciento. El incremento nominal es del 2,8 por ciento. El principal factor que impulsó el aumento de las ventas fue el negocio automotriz. En Sudamérica, las ventas se mantuvieron por debajo del nivel del año anterior. La causa principal fue el efecto extremadamente negativo del tipo de cambio en los mercados de Brasil y Argentina. En términos nominales, las ventas cayeron un 7,8 por ciento hasta los 1.400 millones de euros. Después de ajustar los efectos del tipo de cambio, las ventas crecieron un 8,9 por ciento. Las ventas en Asia Pacífico y África aumentaron un 0,4 por ciento, alcanzando los 23.200 millones de euros. Ajustado por los efectos del tipo de cambio, este aumento fue del 3,1 por ciento. La región representa ahora algo menos del 30 por ciento de las ventas totales.

Empleados: la plantilla crece en 7.800 personas

A 31 de diciembre de 2018, fecha de reporte, el Grupo Bosch empleaba a unas 410.000 personas en todo el mundo. Esto representa 7.800 más que en el año anterior. Los mayores aumentos de personal se produjeron en Europa y Asia Pacífico. En Alemania, la plantilla aumentó en 1.700 personas. La demanda de expertos en IT y software por parte de la compañía sigue siendo alta.

Perspectivas para 2019: asegurando un alto nivel de beneficios

Para 2019, Bosch espera que la economía mundial crezca a una tasa del 2,3 por ciento. “Nuestro prudente pronóstico se debe a los numerosos desarrollos geopolíticos en curso, como el Brexit, aún sin resolver, así como a varios conflictos comerciales. Además, las políticas económicas agresivamente proteccionistas en forma de aranceles punitivos o la retirada de los acuerdos de libre comercio están debilitando el gasto y la inversión de los consumidores», dijo el CFO de Bosch, Asenkerschbaumer. No obstante, en el año en curso, Bosch preende desarrollarse mejor que sus mercados, a pesar de las importantes inversiones anticipadas, para continuar asegurando su alto nivel de beneficios.

Dejar respuesta