Todas las administraciones coinciden en las dificultades en la prestación del servicio por el uso fraudulento e ilícito de la red, sumando para revertir esa situación mayor vigilancia policial

El Ayuntamiento de Almería, la Junta de Andalucía y la Subdelegación del Gobierno en Almería, han coincidido hoy en la “vital” importancia que tiene “garantizar” el suministro eléctrico en la situación de confinamiento que se vive como consecuencia del estado de alarma decretado por evitar la extensión del COVID-19, de forma particular en aquellos barrios que se ven afectados por cortes debidos a enganches ilegales que se producen sobre la red eléctrica.

 

En una reunión extraordinaria que se ha mantenido hoy, a petición del Ayuntamiento de Almería, en el marco de la comisión de seguimiento contra el fraude eléctrico, integrada por el propio consistorio, la Delegación del Gobierno de la Junta en Almería y la Subdelegación del Gobierno en Almería, a la que se han sumado también responsables de Policía Nacional y Policía Local, todas las partes han convenido en el compromiso de “redoblar” esfuerzos en la prestación de un servicio que se seguirá mejorando y “aumentar” la vigilancia con una mayor presencia de Policía Nacional, reforzando la seguridad en los barrios en los que, con mayor incidencia, se vienen produciendo cortes de luz derivados de enganches ilegales.

 

“El confinamiento impone que no falten los servicios esenciales y dar solución a las reclamaciones relevantes que se vengan produciendo en este sentido. Ese es el compromiso que el alcalde ha querido trasladar en una reunión que se ha solicitado, entendiendo y agradeciendo el trabajo conjunto y coordinado que las administraciones, en el marco de sus competencias, junto a la empresa Endesa, se viene realizando en torno a este problema”, ha expresado tras la reunión la concejala de Sosteniblidad Ambiental, Margarita Cobos.

 

“Desde el Ayuntamiento seguiremos haciendo un seguimiento exhaustivo de las reclamaciones, dando traslado a Endesa de las incidencias que se produzcan para el rearme y ajuste de los cuadros de luz, de forma que la prestación del servicio en estos barrios sea en las mejores condiciones y atendiendo todas las necesidades”, ha recalcado Cobos.

 

Por su parte, la delegada del Gobierno de la Junta, Maribel Sánchez, ha insistido en la “necesaria” coordinación y colaboración entre administraciones para frenar este problema y atender las necesidades de la población en la situación actual de confinamiento. Al respecto ha venido a destacar el “esfuerzo” a nivel técnico realizado para garantizar el suministro eléctrico. “Los cortes de luz no son consecuencia de problemas de instalación, por lo que tampoco se precisa de mayor refuerzo eléctrico. El problema en este caso viene derivado del uso ilícito de la red eléctrica y es ahí donde debemos concentrar mayores recursos y un mayor esfuerzo”, ha subrayado.

Además de asegurar la calidad del servicio eléctrico ante el estado de alarma, en la comisión de seguimiento se ha hecho hincapié en la asistencia y amparo de la población más afectada como consecuencia de estos cortes, comprometiéndose asimismo el subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente, “a seguir reduciendo el fraude y manteniendo el suministro eléctrico, asunto de vital importancia en la situación actual al que se sumará mayor vigilancia policial y mayor presencia de efectivos de la Policía Nacional”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here