ASHAL y AAVV Casco Histórico proponen iniciar una campaña de concienciación contra el ruido en el centro de la ciudad

0
170

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Almería (ASHAL) y la Asociación de Vecinos del Casco Histórico, que es la que aglutina a un mayor número de socios en el centro de la ciudad, han mantenido una reunión con el objetivo de analizar la situación del ruido dado que ésta zona es considera ZAS (Zona Acústicamente Saturada). Contrario a lo que pueda parecer, hosteleros y vecinos de la zona coinciden en muchos aspectos y son conscientes de que el desarrollo que ha vivido este barrio en los últimos años ha sido beneficioso no sólo para la implantación de nuevos bares y restaurantes que ofrecen trabajo a cientos de personas sino también para revitalizar y generar seguridad en esta zona. Ambas organizaciones entienden que se trata de un problema que genera serias discrepancias pero que deben de tejerse puentes y alianzas para que vecinos y hosteleros convivan. Por ello, más allá de la queja y las discrepancias han decidido pasar a la acción y ser propositivos por ambos lados.

De esta manera, hosteleros y vecinos entienden que el Casco Histórico de Almería tiene particularidades que lo diferencian del de otras ciudades por no tener un proyecto claro de revitalización, que es uno de los barrios más envejecidos de la ciudad y que la actividad turística y comercial supone un revulsivo al que no se puede renunciar por lo que abogan por llevar a cabo acciones conjuntas que mejoren la convivencia. Así, consideran imprescindible hacer una campaña de concienciación de cara a que los clientes de bares y restaurantes así como conductores que circulen por la zona sean conscientes de la necesidad de tener un comportamiento cívico que no genere molestias.

 

La situación de zonas ZAS no es exclusiva de Almería, por lo que en la reunión se abordó la manera en que se está trabajando en otras provincias y en esta línea, se propuso crear la figura de un “alcalde de noche”, que podría asumir un coordinador o concejal que se especialice en asuntos que afectan el centro de la ciudad así como reforzar la presencia policial. Igualmente, consideran que la figura de un “embajador del ocio” podría ser interesante para trasladar a hosteleros y vecinos la necesidad de amortiguar los ruidos para no causar molestias.

 

Para incentivar a la hostelería y apelar a la responsabilidad, Asociación de Vecinos y ASHAL proponen crear unos premios o sellos de calidad para entregar a quienes acrediten que cumplen y promueven acciones para minimizar el ruido en sus locales, entendiendo que son muchos los hosteleros respetuosos con los vecinos y su entorno.

 

Finalmente, en la reunión tambien se acordó la necesidad de que el Ayuntamiento haga cumplir lo establecido en las licencias de ocupación de vía pública que se otorguen. Se abordó también la posibilidad de organizar unas Jornadas sobre zonas ZAS, con ejemplos de otras ciudades que se han enfrentado a este mismo problema para conocer la metodología aplicada y los efectos sobre los bares y restaurantes, los barrios y los propios vecinos.

 

Una primera reunión calificada por ambas partes de muy positiva pues entienden que las soluciones serán conjuntas o no serán.

Dejar respuesta