Tras el anuncio realizado ayer por el presidente del Gobierno de prolongar el Estado de Alarma al menos 15 días más, con la actividad empresarial de la provincia en mínimos y la paralización del consumo privado, a excepción de los productos agroalimentarios y de primera necesidad, el presidente de la Confederación Empresarial de la Provincia de Almería, Asempal, José Cano García, cree que el tejido productivo de Almería es un motor clave para avanzar, primero, hacia la superación de esta crisis sanitaria y también la económica, con unos efectos que pueden ser devastadores para la economía y el empleo de la provincia sino se apoyaa los más expuestos, pymes y autónomos.

 

Por eso, Asempal mantiene uncontacto directo y permanente colaboración con representantes provinciales de la administración central, autonómica, provincial y local para evitar que el Covid-19 se lleve por delante empresas y empleos.

 

El presidente de la patronal almeriense señala que en la sanidad deben concentrarse los máximos esfuerzos, y aplaude a las empresas que están poniendo su fuerza productiva al servicio de la superación de esta crisis: hoteles y entidades que ofrecen sus instalaciones para su uso sanitario o científico; agricultores, trabajadores y profesionales que hacen posible que los productos de primera necesidad lleguen a todos los hogares y no falte el abastecimiento en lo fundamental.

 

“El impacto económico del coronavirus en Almería dependerá de la prolongación en el tiempo de esa situación, pero también de las medidas que se vayan adoptando para frenarlo. Por eso, son necesarias medidas rápidas y efectivas, que eviten ceses irreversibles de actividad económica en la provincia, porque hay sectores que no han ingresado ni un solo euro desde hace varias semanas”

 

Hay sectores que no han ingresado ni un solo euro en estas semanas

 

El sistema productivo de Almería es sólido y esa es nuestra principal garantía. Está formado por 43.406 empresas activas, según los datos de febrero de 2020 del Directorio Central de Empresas (Dirce) del Instituto Nacional de Estadística (INE) y la mayoría son pymes. El papel de los autónomos, 59.000, también es determinante en la economía provincial. 

 

Con la crisis de Covid-19, las empresas van a tener que conjugar la pérdida de ingresos con el mantenimiento de los costes y para la gestión de esos costes la empresa necesita herramientas para adaptarse: liquidez y flexibilidad.

 

Por eso y aunque en general las medidas tomadas por el Gobierno son importantes y serán útiles, desde Asempalqueremos un mayor apoyo a las microempresas y los autónomos, ¿Qué va a pasar con las pymes que siguen trabajando y que les ha bajado la actividad más de un 80% y tienen que seguir abiertos? ¿Con las afectadas por las restricciones en el transporte o la falta de suministros que impidan continuar con el desarrollo ordinario de su actividad?

También es necesario asegurar el funcionamiento de las empresas a las que se les permite mantener su actividad con cierta normalidad pese al estado de alarma, y siempre garantizando la salud y seguridad laboral de todas las personas, ya que un cese completo de la actividad económica solo contribuiría a agravar de manera impredecible las consecuencias económicas y de empleo de esta situación.

 

A las empresas, pymes y autónomos les pido fortaleza para aguantar los efectos de la pandemia porque vamos a salir de esta

 

Para Asempal, es vital que se proteja la actividad de pymes, micropymes y autónomos, ya que se trata de un problema transversal y todas ellas, independientemente del sector en el que ejerzan su actividad, se están viendo afectadas.

 

Por ello, desde Asempal estamos trabajando en una doble dirección, apunta José Cano. Mantenemos un contacto permanente con representantes provinciales de la administración central, autonómica, provincial y principales ayuntamientos de la provincia con el objetivo de mantener una coordinación constante, informando de incidencias y planteando propuestas que ayuden a las empresas que se han visto obligadas a cerrar. Y también con nuestras organizaciones CEA, CEOE y CEPYME, trasladando la inquietud y los planteamientos de los distintos sectores.

 

Ya han empezado a aplicarsemedidas como el abono de facturas pendientes a proveedores, establecer bonificaciones en tasas en impuestos de carácter general para actividades y establecimientos empresariales; o el fraccionamiento y aplazamiento automático de pago sin recargo e intereses para todos los pagos tributarios a realizar por las empresas que hayan sufrido caída en sus ingresos por el COVID-19.

 

“Tengo que decir que la disposición de nuestros representantes políticos para evitar que se derrumbe la actividad empresarial está siendo total para superar esta situación lo más rápidamente posible, y en esa mutua colaboración es en la que seguimos trabajando”.

 

Asempal está dedicando el cien por cien de sus recursos a la gestión de la crisis de coronavirus, y a “apoyar a las empresas, ahora más que nunca, para mantener su actividad y si no pueden, al menos mantener la empresa abierta para que pueda continuar en un futuro prestando servicios y manteniendo su empleo”.

 

A las empresarias y empresarios de esa provincia les pido fortaleza para aguantar los efectos de esta pandemia y que se mantengan fuertes porque Almería les necesita.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here