Como único medio de poder llegar a las promociones XXXV y XXXVI, de alumnos en prácticas y en la propia Escuela Nacional de Policía en Ávila, la Agrupación Reformista de Policías, se ha dirigido al Jefe de la División de Formación y Perfeccionamiento, dependiente de la Dirección General de la Policía, solicitando su intervención, en evitación de una práctica consentida desde años, la preafiliación a sindicatos sin tener la condición de funcionarios de carrera. Se ha solicitado, la inmediata directriz, circular o instrucción de prohibir la presencia y actividad de los sindicatos denominados representativos en la Escuela Nacional de Ávila, sus liberados y los stands publicitarios, con fines de captación de afiliados, que como se sabe, son contrarios a las normas y leyes en materia de representación y afiliación, en el Cuerpo de Policía Nacional.

 

Se solicita igualmente, ordene por las autoridades formativas en dicha escuela, mediante circular interna y se dé a conocer a sindicatos y alumnos, por la dirección de ese centro de formación académico, cualquier actividad contraria a la instrucción existente, que prohíbe estas prácticas.

 

Se nos viene informando que algunos de estos alumnos, se pre- afilian a varios sindicatos, para obtener regalos (tarjetas con dinero, portátiles, botas, tabletas etc.) ofrecidas por personal liberado de los distintos sindicatos con subvención del ministerio del interior. Asimismo, reciben asesoramiento e información de forma gratuita, como cualquier afiliado que ostenta la condición de funcionario de carrera, una picaresca que, desde una análisis serio y riguroso, se les “facilita” por tanto, a iniciarse en la experiencia de perder la exigencia como funcionario en cumplir normas y leyes en función del cargo y practicar el “transfuguismo sindical”, al margen de otras connotaciones que pudieran asimilar, en caso de ponerlas en prácticas en funciones profesionales.

 

Este tipo de “aprendizaje” de incalculables consecuencias futuras para un funcionario novel, no se ha prohibido de forma determinante por la Dirección General de la Policía. Se compran voluntades en un periodo de formación decisiva para el futuro de cualquier persona que aspira a ser un servidor público.

 

Una vez captados, es muy difícil que cambien de sindicato, entre otras cosas, porque en los comienzos de estos alumnos, sólo ven la parte emocional de ser policías, y no son conscientes del difícil mundo laboral que les espera. Deben saber que estos mismos sindicatos y la propia DGP, favorecen hasta ahora la situación denunciada, lo que viene impidiendo que estos funcionarios conozcan documentos y propuestas de trabajo, sentencias obtenidas como consecuencia de irregularidades administrativas o concesiones arbitrarias, que se dan en el CPN. A esta organización, ARP, no la verán, no la conocerán, no sabrán de nuestra existencia presencial, en la Academia Nacional de Ávila, nos lo impide una ley, una norma, y nuestro código de conducta sindical.

 

Queremos hacer llegar a estos futuros policías, al margen de sus inicios en la formación policial en las distintas plantillas, tengan visión de futuro, sepan defender el derecho a la neutralidad política, a practicar la defensa de los derechos humanos de las personas, ciudadanos y detenidos a quienes van a tratar; en definitiva, a tener vuestra propia personalidad alejada del corporativismo o iniciativas de excesos en cualquier actuación profesional, también en la sindical.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here