La portavoz del Grupo Socialista reivindica al Gobierno andaluz que mantenga a los 20.000 refuerzos Covid cuyos contratos expiran el 31 de octubre y al menos 2.000 profesionales más para recuperar de verdad la normalidad en los centros de salud

 

Garantiza la total disposición del PSOE a negociar los presupuestos de 2022 y pide una cita ya de la Consejería de Hacienda con un calendario de reuniones para abordar las nuevas cuentas públicas antes de que el anteproyecto llegue al Parlamento

 

 

La portavoz del Grupo Socialista, Ángeles Férriz, ha insistido en la defensa de la sanidad pública andaluza reclamando a Moreno Bonilla y su Gobierno la retirada del plan estratégico para la Atención Primaria que han diseñado y emprendido “de espaldas” al personal sanitario y ha reivindicado al menos 2.000 profesionales más para que la sanidad pública y los centros de salud puedan de verdad recuperar la normalidad y la atención médica presencial.

 

Ángeles Férriz ha participado en un encuentro en el Parlamento de responsables socialistas con representantes de sindicatos del sector sanitario, Sindicato Médico, Satse, CCOO, CSIF y UGT, en el que ha quedado claro que “no ha vuelto la normalidad a la Atención Primaria” tras la pandemia, criticando que Moreno Bonilla “mintió” cuando dijo que la atención médica volvería a los centros de salud el pasado 2 de marzo y también ahora en octubre. Ha compartido las quejas de las plantillas de la sanidad pública y ha cuestionado “qué más hace falta para que en el Gobierno de la Junta se den cuenta de que hay un problema”.

 

Según la información aportada por las centrales sindicales, Férriz ha señalado que el plan estratégico de Atención Primaria “que el Gobierno andaluz se sacó de la chistera no lo tiene nadie” y no ha sido analizado ni consensuado con el sector, y los profesionales ya ha dicho “alto y claro” que “falta personal y medios” en los centros de salud.

 

La representante regional socialista ha reclamado a Moreno Bonilla, junto a la retirada de ese plan estratégico de Atención Primaria, el mantenimiento de la plantilla y “que no se vayan a la calle 20.000 profesionales de refuerzo Covid que tienen contrato hasta el 31 de octubre”, así como la equiparación salarial de las plantillas sanitarias* con la media de las comunidades y al menos 2.000 profesionales más para devolver la normalidad a los centros de salud y la sanidad pública.

 

Para Férriz, el Gobierno andaluz cuenta con suficientes recursos para hacer frente a estas necesidades de la sanidad pública”, unas dificultades que no tiene el negocio privado de la salud, donde la atención médica hace tiempo que es presencial pese a la pandemia.

 

Ha incidido en que la gente que no encuentra respuesta en su centro de salud y en la sanidad pública, se ve obligada a recurrir a las urgencias hospitalarias, que se colapsan, o a la sanidad privada, de manera que, según ha advertido, “se está produciendo una brecha sanitaria entre quien puede pagarse un seguro privado y quienes no”.

 

La portavoz socialista ha señalado que esto ocurre “cuando la realidad para el Gobierno andaluz es la de familias que cobran 100.000 euros anuales o personas que ganan 80.000 euros al año”, a raíz del polémico tuit sobre las exenciones fiscales a enseñanza de idiomas o informática para hogares con estos ingresos incluidas en la nueva Ley de Tributos de Andalucía. “Es un escándalo -ha aseverado Férriz-no podemos asumir que ése el tipo normal de familia andaluza”.

 

Ha censurado que, con esta política fiscal, tengan que pagar las familias medias las clases de inglés o de informática “a familias que cobran 100.000 euros al año. A este paso, Macarena Olona va a ser la moderada frente a Moreno Bonilla”, ha recalcado.

 

La dirigente socialista ha lamentado, además, que el PP se escandalice ante medidas del Gobierno de España como la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) o las ayudas de 250 euros al mes al alquiler para jóvenes “y luego poner sobre la mesa estos beneficios fiscales” para hogares más pudientes.

 

Sobre la Ley de Tributos de Andalucía, la portavoz del Grupo Socialista ha certificado que “estamos en contra”, explicando que se presentaron 66 enmiendas para que toda rebaja fiscal fuera “equilibrada y no beneficie sólo a las rentas más altas, pero las rechazaron todas”, excepto dos de carácter técnico. Lo mismo ocurre con la Ley de Tasas, exponiendo que “no tiene sentido que, tras una pandemia, a sectores económicos muy dañados que intentan resurgir o sobrevivir se les penalice más que a otros más pudientes”. “No hay revolución fiscal si es sólo para unos pocos que tienen más, para el 2% de la población andaluza”, ha remarcado.

 

Ángeles Férriz ha insistido en la disposición del PSOE de Andalucía para negociar y acordar los presupuestos de 2022, y ha recordado que el secretario general, Juan Espadas, acudió al encuentro en San Telmo con el presidente “con la posición muy clara” y consciente de que estamos ante un “escenario récord de ingresos, de que tenemos que sentarnos a negociar y acordar dónde van destinados, para defender una recuperación justa”. Todo esto está recogido en el documento de propuestas con ocho ejes prioritarios que líder socialista andaluz entregó al presidente.

 

Desde entonces, la portavoz ha incidido en que “estamos esperando una cita por parte de la Consejería de Hacienda” para que entregue la información y datos imprescindibles, sobre ejecución presupuestaria, destino de fondos estatales y europeos y líneas de las nuevas cuentas públicas, para abordar la negociación presupuestaria. “No pretenderán que apoyemos los presupuestos después que los traigan al Parlamento, porque eso no sería una negociación y sino la tramitación parlamentaria habitual”, ha alertado Férriz, quien ha afirmado que “no valen más trucos” y ha subrayado que si el Gobierno de la Junta quiere acordar las cuentas autonómicas “que planteen ya un calendario de reuniones y entreguen la documentación necesaria”.

 

“Mas allá de trucos, anuncios rimbombantes y provocaciones, el PSOE se va a sentar a negociar los presupuestos, así que esperamos que el Gobierno andaluz no sé una reunión o un calendario de reuniones”, ha insistido Férriz. Ha considerado que “si Moreno Bonilla no quieren sentarse, que lo diga ya; entiendo que somos más incómodos que Vox para negociar, pero es una oportunidad histórica para alguien que lleva tres años con el disfraz de moderado elegir si quiere sentarse con el PSOE a pactar un presupuesto o con Macarena Olona”, ha señalado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here