• Allí vive una gran cantidad de budistas e hinduístas
  • Alberga la comunidad hippy más grande de España
  • En ‘Beneficio’ residen más de 250 personas y 50 niños
  • Está ubicada en la proximidad de Órgiva (Granada)
  • También está el centro budista de retiros “O Sel Ling”
  • Es una comarca muy sobrecargada de energía espiritual
  • Muchas celebridades escogen esta comarca para retirarse
  • La forma escalonada de sus pueblos se parece a los del Himalaya
  • Bayárcal es el pueblo más alto de Almería y Trevélez de Granada
  • Tras la rebelión de las Alpujarras fueron expulsados dos mil moriscos
  • A finales de los 70 llegaron desde Ibiza los primeros hippies a la Alpujarra

Toda la vida he querido vivir en la Alpujarra, mi pequeño Tíbet de España, y mi ‘Sangrilá’ más cercano. Casi conseguí mi sueño porque vivo en una zona aledaña a esta comarca, como es la Sierra de Gádor. Me enamoré de esta comarca hace muchos años, cuando mi padre veraneaba todos los años en Lanjarón para tomar sus aguas medicinales. También pasé veranos en Trevélez, el pueblo más alto de España, y en Laujar de Andarax.

Enfrente de Bubión, en el barranco de Poqueira, está el centro budista de retiros “O Sel Ling”, donde conocí de bebé al Lama Osel Hita Torres, mucho antes de ser reconocido oficialmente. En ese lugar pasé momentos muy felices debido a la elevada frecuencia espiritual del sitio, fruto de tantos mantras, oraciones, bendiciones y meditaciones.

También me enamoró la obra del escritor británico Gerald Brenan“Al sur de Granada”, y me hizo sufrir la historia de la expulsión de los moriscos relatada desde Guadix por Pedro Antonio de Alarcón, (escribió en 1874 un libro titulado “La Alpujarra: sesenta leguas a caballo precedidas de seis en diligencia” y disfruté como un romántico con los “Cuentos de la Alhambra” de Washington Irving. Dicen que soy muy llorón pero es que la historia de la humanidad y la mía propia está llena de penas y emociones, que tratamos de trascender en el ascenso hacia la quinta dimensión, que no es otra cosa que un estado de conciencia de frecuencia elevada.

EXPULSIÓN DE LOS MORISCOS

Ésta es la historia más oscura y trágica de esta comarca y la que más me entristece. Tras la rebelión de las Alpujarras en el siglo XVI (1568-1571), protagonizada por moriscos granadinos, los menos aculturados, fue tomando cada vez mayor peso la opinión de que esta minoría religiosa constituía un verdadero problema político que podría poner en riesgo la continuidad de la Monarquía Hispánica.

Esta opinión se veía reforzada por las numerosas incursiones de piratas berberiscos, que en ocasiones eran facilitadas o festejadas por la población morisca, y que asolaban continuamente toda la costa mediterránea. Los moriscos empezaron a ser considerados una quinta columna, y unos potenciales aliados de turcos y franceses.

Existía el temor de una posible colaboración entre la población morisca y el imperio turco otomano en contra de la España cristiana. Cabe destacar que los turcos suponían la mayor amenaza para los intereses de la Corona Española y nunca se llegaron a conseguir grandes victorias contra los mismos, de ahí que una alianza entre moriscos y turcos, los primeros presionando desde la propia España y los últimos desde el Mediterráneo, podría haber resultado fatal.

Del reino de Granada fueron expulsados unos dos mil moriscos, los pocos que quedaron después de la deportación que siguió a la fracasada rebelión de las Alpujarras, aunque algunos lograron quedarse “ya atendiendo a excepciones legales [como los seises conocedores de la Real Hacienda], y confundidos y mezclados con la población cristiana vieja, y con la complicidad de ésta, que no sentía hacia ellos el odio que se manifestó en otras regiones”.

EL BARRANCO DE LA SANGRE

La leyenda del Barranco de la Sangre.- En el camino que llaman de la Alpujarra desde la población de Pampaneira, se encuentra una cañada de tierra que llaman el Barranco de la Sangre, por la mucha que allí se derramó en la Rebelión de los Moriscos.

Aunque hay varias versiones de la leyenda del Barranco de la Sangre, todas cuentan, a groso modo, que en este paraje hubo una batalla, en la que se derramó tanta sangre, por parte de ambos bandos, que el barranco se tiñó de rojo, y corrieron ríos de sangre por él.

Cuenta la leyenda sectaria cristiana que “la misericordia divina quiso que la sangre de los cristianos corriese barranco arriba, para evitar que se mezclara con la sangre sarracena, que fluía cañada abajo”. Esta afirmación me parece una barbaridad de fanatismo religioso como si no fuera igual la sangre de cualquier ser humano.

https://rinconesdegranada.com/el-barranco-de-la-sangre-y-su-leyenda

MI CUNA ESPIRITUAL

Pero mi cuna espiritual está en Nepal, a muchos kilómetros de aquí, en una cueva secreta en el valle del Kali Gandaki, la Garganta de Kali, que discurre entre el Daulaguiri y el Anapurna. La cueva mira hacia el oeste, hacia la puesta del Sol y por eso se llamaba en tibetano “Ñinma Tugtrell” que significa Sol Triste. Está entre la aldea de Tanzing y la ciudad de Baratpur o Baktapur. Allí alcancé mi realización espiritual y allí fui decapitado por ser un lama rimpoché demasiado heterodoxo, igual que lo soy ahora.

El dolor que me produjo aquella muerte no fue por mi personalmente, sino por dejar huérfanos a mis seguidores que crearon una leyenda sobre mi vida y compusieron un poema de profunda tristeza y nostalgia cuando arrojaron mis cenizas al río. El día que regrese en el futuro a esa cueva volveré a morir, pero esta vez de la emoción tan profunda que me produce aquel lugar. Nadie sabe la emoción tan extrema que me produce aquel recuerdo o reminiscencia.

UN ‘SANGRILÁ’ ESPAÑOL

Algo tendrá el agua cuando la bendicen, y algo tendrá esta comarca de la Alpujarra cuando fue elegida como lugar de descanso por muchas celebridades y hasta por los hippies, puesto que cerca de Órgiva se halla la comuna hippy más grande de España. Yo sigo enamorado de la Alpujarra y cada vez que paso por esta comarca se me llena el corazón de alegría y amor.

La forma escalonada de la tierra hace que las casas en los pueblos parezcan estar apiladas unas encima de otras, y sus características cubiertas planas de launa, así como chimeneas, balcones y “tinaos”, que se extienden a través de las estrechas calles escalonadas, le dan una apariencia pintoresca y única. En la cordillera del Himalaya se encuentra una arquitectura parecida.

La Alpujarra es una región histórica de Andalucía (España) que se encuentra dividida entre la provincia de Granada y la provincia de Almería, en las faldas de la ladera sur de Sierra Nevada. Cumple sin saberlo los principios del Feng Sui chino ya que tiene montaña al norte y río al sur.

La Alpujarra conserva la herencia de un mundo mestizo cristiano y musulmán que perduró en estos pliegues montañosos durante siglos. Sus pueblos blancos de raíces moriscas son uno de los símbolos de Andalucía.

Un lugar repleto de minúsculas poblaciones donde acercarte a los sabores de verdad, a la tradición y a la historia. También a la sabiduría popular que guardan sus vecinos y que comparten contigo si te apetece charlar y no tienes prisa. Su gente es lo mejor porque son muy humanos y buenas personas.

ALPUJARRAS EN PLURAL

Se habla de las Alpujarras para referirse a la parte granadina y a la almeriense, pero en realidad es la misma comarca. La región consta principalmente de una serie de valles y barrancos que descienden desde las cumbres de Sierra Nevada, en el norte, al eje vertebrador de la comarca, que es el gran valle, dispuesto en dirección este-oeste, formado por las cuencas del río Guadalfeo, en la parte granadina, y del río Andarax, en la parte almeriense. Al sur, la Sierra de Lújar, la Sierra de la Contraviesa y la Sierra de Gádor con sus barrancos, que descienden desde estas sierras al mar Mediterráneo.

Se trata de un espacio de una enorme belleza natural y grandes contrastes. A causa de su clima suave, combinado con una fuente estable de agua para la irrigación de los ríos que descienden de Sierra Nevada, los valles de La Alpujarra disfrutan de un importante grado de fertilidad, si bien a causa de la naturaleza del terreno sólo pueden ser cultivados en pequeñas parcelas, por lo cual la técnicas modernas de agricultura no suelen ser viables.

Abundan los árboles frutales, como naranjos, limoneros, caquis, manzanos, higueras, castaños, almendros, y viñedos. La zona este de La Alpujarra, la almeriense, así como la cara sur de las sierras costeras, son más áridas.

Bayárcal es el pueblo más alto de Almería, situado a 1.258 metros de altitud en plena Alpujarra, al pie del Puerto de la Ragua. El pueblo está literalmente colgado en la ladera de la montaña y rodeado de un paisaje natural excepcional y con amplia diversidad, donde destacan densos pinares y frondosos encinares.

En cambio Trevélez de la Alpujarra granadina, es el pueblo más alto de Granada con más de quinientos habitantes. Se localiza dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada, a 1.476 metros sobre el nivel del mar, por lo que se convierte en el municipio más alto de Andalucía y el segundo más alto de España, después de Valdelinares en Teruel que está a 1.695 metros de altitud.

COMUNIDAD HIPPY

En las laderas de la Alpujarra granadina, alejada de la civilización, se encuentra ‘Beneficio’, una de las comunas hippies más antiguas de Europa, y sólo se puede saber de ella gracias al boca a boca. No hay ningún cartel que indique su situación por el camino, tampoco viene indicado en ningún mapa, sólo el boca a boca hace posible llegar al paraíso hippie español.

Granada alberga la comunidad Arco Iris más grande y veterana de España. A finales de los 70 llegaron desde Ibiza los primeros hippies a la Alpujarra. Entre ellos estaban John y Marion, los dos ingleses que crearon esta comunidad. Estos ingleses “liberaron la tierra”, lo que en idioma hippie significa comprarla y ponerla a disposición de todos. Lo consiguieron con donativos.

Después de caminar dos horas por las montañas de Lanjarón, un pequeño ‘parking’ con caravanas hippies abre la puerta a sus visitantes. Coches con matrículas de todas partes del mundo, Francia, Holanda o Alemania, llenan este aparcamiento multicultural.

En la entrada de Beneficio se sitúa el símbolo más emblemático de esta comunidad. Se trata del “Big Lodge”, el gran ‘tipi’ o tienda india que actúa como centro legislativo de la comunidad. En él se reúnen dos veces al día, se discuten los temas de la comunidad con el “talking stick” o bastón de la palabra, todo ello en inglés, el idioma oficial de esta comunidad.

Además es el centro cultural del pueblo, donde hacen fiestas y tocan instrumentos de todas partes del mundo. En la puerta de la gran tienda india, se encuentra una lista de normas con los valores de la comunidad, el más importante, el respeto por la naturaleza. Por eso veneran al dios Shiva como divinidad de la naturaleza.

Junto a esa lista está la “Magic Box” o caja mágica, en la que cada uno aporta el dinero que puede para la comunidad. La bandera del arco iris, y otros carteles que llenan la entrada con el lema principal de los hippies de paz y amor, hacen que el clima rebose espiritualidad.

En ‘Beneficio’ conviven más de 250 personas, entre ellas unos 50 niños. Mientras se camina por sus tierras, se puede ver a los perros corriendo libres junto a los niños descalzos, jugando en el río y disfrutando de la naturaleza.

‘Beneficio’ también es conocida por la cantidad de budistas que viven allí. Tocan la guitarra, mientras conversan sobre la vida. Todos coinciden en la paz que les da este pequeño rincón de España. En Beneficio no hay cobertura para los móviles, pero a cambio tienen cobertura para ellos mismos, con la naturaleza que les rodea.

https://www.elmundo.es/sociedad/2016/05/25/57449488e2704e80758b4650.html

DESCRIPCIÓN

Asentamiento hippie en las proximidades de Órgiva, en Granada.- Aquí, en la ladera de Sierra Nevada, el viajero podrá pasear no por calles, sino por caminos campestres, los que unen las curiosas viviendas que aquí se levantan con cualquier material que sea útil, ya sea arcilla, madera o plástico, y que quedan ocultas entre la maleza.

Para llegar hasta Beneficio será bueno recurrir al alquiler de coches en Granada, en caso de no disponer de vehículo propio. El lugar no aparece en los mapas, por lo que lo ideal será partir de Granada dirección Órgiva, a 53 kilómetros por la E-902/A-44 y, una vez allí, preguntar a los lugareños cómo se llega hasta la comuna, enclavada en un paisaje de cuento de hadas.

En Beneficio están prohibidos el alcohol y las fotografías. Aquí la vida no la rige el capitalismo. Beneficio es uno de los asentamientos hippies más conocidos de Europa donde viven, desde hace un cuarto de siglo, más de doscientas personas cuyos nombres no figuran en ninguna lista censal.

‘Beneficio’ es el más famoso de la docena de paraísos hippies que quedan en España y, en este lugar, cada uno vive como mejor le parece, sobreviviendo con lo que les ofrece el campo y aferrados a la medicina tradicional, aunque qué importa, si el lugar se presenta como una burbuja donde el dinero vale poco y los títulos universitarios son papel mojado. Cuarenta hectáreas de campamento donde sus habitantes viven en paz, amor y armonía con el entorno, con la Madre Naturaleza.

Artesanos, músicos, proscritos, naturistas, todos conviven en este lugar en el que cada uno aporta lo que sabe hacer y donde predomina el trueque. Carteles cuelgan de los árboles celebrando su comunión con la naturaleza, en una exaltación de los cuatro elementos: aire, agua, fuego y tierra. Las cabañas de madera conviven con viviendas a modo de chabola, tiendas de campaña, furgonetas y tipis o tiendas indias. No hay electricidad ni agua corriente. Se bañan en manantiales y cocinan en fogatas. Todo aquí parece improvisado, pero el caso es que pasan los años y la vida funciona.

http://blog.pepecar.com/viajes/turismo-rural-de-interior/beneficio-una-comuna-hippie-en-la-alpujarra-granadina/

Enlaces para los interesados en buscar alojamiento en la Alpujarra;

https://fincasalpujarra.com/

https://fincasalpujarra.com/comprar/

Las personas que deseen y puedan ayudar al mantenimiento de este trabajo pueden enviar una donación a la siguiente dirección:

https://www.paypal.com/donate/?token=b2fv9S-9PVEPScb2CYHKL1fngZNPmmiupmuzsK1QoOltHElgCdoyAf–1KBqLoUDG8yU9pLmpXkGS0-B&fromUL=true&country.x=ES&locale.x=es_ES

El autor de este artículo de opinión es Periodista Licenciado y Colegiado, con cuarenta años de experiencia, y Oficial de Aviación Reservista Honorífico, entre trece titulaciones.

Mi seudónimo es Liu Suria. (Un seudónimo es un nombre o ‘alias’ utilizado por un periodista en sus actividades, en vez del suyo propio, pero en realidad es mi nombre espiritual.)

2 Comentarios

  1. Hola,
    Como residente en la Alpujarra me gustaría comentarte que el tema de Beneficio no es tan idílico como lo has descrito. De hecho la filosofía hippie no está nada presente, porque no existe. Esta comunidad lo que hace es atraer a gente de todos los países europeos para vivir “una experiencia” que luego no es tal cual. En esto años se han dado casos de padres que han tenido que venir aqui desde Holanda u otros países a recoger a sus hijos porque estaban sin un euro y super fumados, además les habían robado los propios habitantes de la comuna las pocas pertenencias que traían. Ha habido violaciones también y gracias a este super ambiente que han creado, el pueblo de Órgiva esta lleno de gente que no se ducha por las calles y que no trabajan, y si se duchan lo hacen en la fuente del pueblo. No hay un respeto ni una convivencia con la verdadera alpujarra. Es una desmadre que la policía ya no sabe cómo atajar, es decir no producen para la comunidad alpujarreña, solo viven del cuanto y del poco huerto que les produzca allí. No niego que en un principio la idea principal fuera crear el paraíso aquí pero de lo que fue a lo que es, la gente de los pueblos de la Alpujarra no quiere ni oír hablar de toda esta historia de la comuna. Porque para tener un huerto o no ver tele no hace falta ser hippie ni sucio. Los tiempos han cambiado. Te recomiendo que preguntes a más fuentes, entrevistes gente del los pueblos, y contrastes más datos porque de verdad es una pena ver la suciedad y el chabolismo que se está creando en Órgiva, de hecho Orgiva no tiene turismo por esta razón, porque su imagen nada más entrar es es pura suciedad. Tipos tirados por las aceras. La imagen es lamentable. Ser hippie no implica ser sucio y molestar a los locales. Y para finalizar seguramente no se pueden hacer fotos en esta comuna porque te escandalizarías y posiblemente no te daría para escribir el texto que aqui publicas. Vente por aquí y saca tus propias conclusiones. La Alpujarra es una maravilla por mil motivos pero por esta asociación de Beneficios te puedo asegurar que no. Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable PERIODICOS ALTERNATIVOS DE ALMERIA SL.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Profesional Hosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.