Escrito por SEBASTIÁN LORCA, que es escritor
Hombres de toda condición. Basta ya de partidismos. Juntémonos a debatir.

 

La idea consiste en elaborar un plan de actuación viable para todos. No importa cómo, ni quién lo haga, lo que verdaderamente importa es que no sea perjudicial para nadie o para los menos hombres posibles y provechoso para la mayoría. Nada de imposiciones, nada de condición sine qua nom, todo deberá ser consensuado y analizado con sus pros y contras.

 

Olvidémonos de buscar culpables. No nos arroguemos méritos, ni echemos a los perros los despojos. Busquemos los puntos de encuentro y elaboremos un marco de partida desde el cual podamos otear el horizonte inalcanzable hacía el cual nos dirigimos.

 

Hay que perseguir al hombre y a su entorno como si fuera un canalla, desde el momento que llega al cargo político o a la función pública y puede decidir sobre las vidas y las fortunas de muchos de sus semejantes. Una dolorosa medida para todos aquellos que tienen vocación de servicio hacía sus congéneres y desean que la independencia de sus actuaciones ni afecte ni condicione intereses partidistas, personales o sectarios. Será un alto coste a soportar por el interesado que, sin embargo, lo liberarán, en todo momento, de sospechas, infundios o calumnias.

 

Cuando Reynaldo Tendero escribió 5 Fórmulas para el bienestar de España (que se regala comprando la novela Escape del autor Sebastián Lorca) pensando en la posibilidad real de llevarlas a cabo, aunque fuera a largo plazo, nunca imaginó que su realización fuera dándose tan rápidamente. Casos de aproximación se están produciendo, por ejemplo en:

 

El dinero físico apenas si se emplea y camino va que desaparezca por completo.

 

El despido libre prácticamente está instaurado a través de la Reforma laboral del PP.

 

Las herencias se muestran poco estables. Muchas se rechazan dada su tributación.

 

La necesidad de cambiar, modificar o innovar la Constitución es un clamor.                       

 

La conveniencia de limitar cargos y mandatos es voceada por numerosas personas de partido. Ni que decir de su financiación y la de sus innumerables mandos públicos.

 

La renta básica o, mejor, proteger al hombre del infortunio, la miseria, el hambre, los mercados especuladores… se está poniendo de manifiesto y habrá de llevarla a efecto.

 

Las diferencias de salarios entre los trabajadores de una misma empresa se están regulando

 

Lejos, sin embargo, se está de acometer medidas sobre la limitación de las rentas (aunque se hable de ello al tratar los sistemas impositivos) y de la creación de una sociedad estable, algo de lo que mucho se alardea y poco se hace. La estabilidad jamás se podrá conseguir si las diferencias sociales (económicas, educativas) se mantienen tan alejadas. El capitalismo, que ya no puede dar los medios de vida al trabajador, habrá de ser menos capitalista regulándose determinadas operativas por las que se deje de considerar dios al dinero, llevándoselo a las llamas del infierno en beneficio de valores humanos tales como: esfuerzo, generosidad, ilusión, creatividad, innovación…, en detrimento de la propaganda, la calumnia, el infundio, la mentira, la manipulación. Buenos propósitos para 2017 en los que estoy dispuesto a colaborar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here