Verdiblanca aplaude la nueva normativa que garantiza la protección de las personas trabajadoras

0
98

El Gobierno aprobó el pasado viernes 8 de marzo un decreto de protección social y contra la precariedad. Esta nueva normativa retoma la obligación por parte de las empresas de registrar la jornada laboral los trabajadores y guardar ese registro durante cuatro años, algo en lo que la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca lleva trabajando en los últimos años para con las más de 530 personas que tiene en plantilla repartidas en 200 centros de las provincias de Almería, Sevilla y Granada.

Por ello, la entidad no ha tardado en responder a la obligatoriedad y ha dado a conocer una aplicación móvil propia, ya probada y testada, que venía desarrollando con el fin de facilitar el registro de jornada tanto en la entrada como en la salida en los diferentes centros de trabajo donde presta servicios (principalmente de limpieza de edificios públicos). Esta particularidad está recogida expresamente en la nueva redacción del artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores, en concreto en el apartado noveno, donde especifica literalmente que «deberá incluir el horario concreto de entrada y salida de cada persona trabajadora».

 

“La preocupación en nuestra organización por luchar contra la precariedad laboral que existe en el sector de la limpieza es uno de nuestros objetivos”. En palabras de Juan López Marín, Director General de Verdiblanca, “ya es hora de que se pongan en marcha medidas de este tipo, que incluso pueden llegar a sancionar con carácter grave a las empresas que lo incumplan y que se aprovechan injustamente de ello. Nos preocupa, como entidad de carácter social que somos, la protección de las personas trabajadoras, por lo que nos encontramos en plena sintonía con la línea marcada por el Gobierno a este respecto”.

A partir de ahora, Verdiblanca tiene dos meses para terminar de implantar este sistema en todos y cada uno de los rincones a los que su ámbito de actuación alcanza en la prestación de servicios a más de 60 clientes, desde el pequeño centro almeriense de idiomas de Vélez-Rubio, hasta el Hogar de Mayores de Berja, pasando por una oficina comarcal agraria de la localidad sevillana de Cazalla de la Sierra.

 

El objetivo está perfectamente definido y el camino marcado con una trazabilidad intachable gracias al desarrollo propio que el departamento de informática de esta entidad ha realizado. La puesta en marcha total irá contando con la colaboración de todas las personas que trabajan en la organización y todos bajo el mismo paraguas de la normativa de este nuevo decreto.

 

“Es un orgullo para Verdiblanca ser pionera y poner a disposición de todo el personal que trabaja con nosotros un sistema novedoso, práctico y útil para el cumplimiento de esta normativa; y que inevitablemente precisa de la colaboración, implicación y participación de la plantilla”, concluye Juan López.

Dejar respuesta