URA se gana el respeto en la derrota ante CRC Pozuelo

0

(33-36) Canto al rugby en un vibrante partido frente al histórico Canoe, aspirante al ascenso, al que se dominó en el marcador casi todo el tiempo y que venció a los cruzados sufriendo como nunca

 

Las aspiraciones de permanencia de Unión Rugby Almería siguen intactas con un punto de oro por bonus defensivo, recompensa que se habría dado por buena antes del partido pero que sabe agridulce

 

No hay más que repasar los marcadores del adversario a lo largo y ancho de la temporada. Equipazo, táctica y físicamente, posiblemente el mejor que ha visto el Emilio Campra este curso tan duro, pero sorprendido por el nivel y la actitud de unos unionistas que han demostrado merecer ser de División de Honor B tanto por juego como por grada. Otro ambientazo para recibir a CRC Pozuelo y para ayudar a rozar con las yemas de los dedos un triunfo que habría resultado histórico. Pero da lo mismo, porque histórico fue el partido en el que el deporte oval de España debió entregar todo su respeto a un club ‘novato’ pero a la par imparable. Se perdió con honor, y con un punto que puede ser de oro.

 

Por ahora ha servido para dejar a URA donde estaba, tercero por la cola, si bien el que ahora está por detrás, dados los resultados, es Atlético Portuense y no Ingenieros Industriales. A tiro se tiene incluso a Arquitectura, que no puede darse por salvado. Todo ello supone que Unión Rugby Almería depende de si mismo para la permanencia y de nadie más. Tres veces estuvo por delante en el marcador el cuadro almeriense, la segunda vez durante casi media hora tras irse al descanso en ventaja. Concentración, entrega, enorme trabajo defensivo y desgaste físico descomunal por parte de un Unión Rugby Almería que inició el encuentro con una patada transformada por Graciarena.

 

Ello llegó pronto, en el minuto 4, después de pisar línea de cinco metros contraria y rozar el primer try. Al poco demostró su calidad CRC Pozuelo con un ensayo que vino de algo ya avisado por Jiménez, un contraataque a partir de patada defensiva. El juego a la mano visitante era de una enorme calidad, pero URA seguía a lo suyo y con otro golpe tras patada de Lucas Melián a zona de marca. El toma y daca siguió con un segundo try madrileño a partir de golpe a touch y otro gran juego a la mano. No se arrugó URA y Lucas Melián forzó otro golpe que no perdonó Graciarena en el minuto 18. Con 3 abajo, los minutos pasaron y se falló un tiro a palos tras robar una melé.

 

Antes del descanso, y después de batirse a muerte en una defensa sobre la misma raya de ensayo, otra en zona de 22 y una patada larga de Nacho de Luque para ganar oxigeno, llegó el éxtasis a la grada gracias a la conexión de los hermanos Menchón por el ala derecha. Una patada a la zona de marca de Antonio fue recogida por Gaspani, que depositó el oval. Graciarena estableció el 16-12 con el que se paró el partido en el intermedio. Ver para disfrutar, que no para creer, porque había mucha confianza en doblegar a un gigante. A la vuelta URA presionó mucho y pronto hubo otro golpe de castigo que el apertura argentino también introdujo entre palos para el 19-22.

 

La ventaja se fue hasta los diez puntos con otra más de Graciarena casi de seguido, pero nadie se confió porque quedaba un largo trecho por delante y la capacidad técnica y física del rival era temible. De hecho, el tercer ensayo de CRC llegó a la hora de juego haciendo una demostración de calidad. En parte se desactivó con una patada del ‘10’ cruzado, esta vez prácticamente desde el centro del campo. Se llegaba al último cuarto de partido con 25-19 y cada vez creyendo más en la machada, pero el Canoe resultó imparable e impuso su físico para adelantarse después de muchos minutos con el cuarto ensayo en el minuto 66. Caía el 25-26 y no se podía descomponer el equipo.

 

Se tiró de casta, se hizo una demostración de orgullo y se arrancó desde una demostración de deportividad del linier de CRC para marcar touch casi en 22 propia de los madrileños. Hubo recuperación de URA, paciencia en las fases y ensayo por el ala derecha del joven Rafa Alastrué. De nuevo, y por tercera vez, los unionistas dominaban el marcador (30-26). Quedaría aún más en este canto al rugby y Graciarena puso siete de renta con un nuevo golpe de castigo (33-26), pero Gehrihg, desde el banquillo, hizo el segundo ensayo de su cuenta particular y él mismo transformó para el empate a falta de un suspiro. Una postrera patada visitante sentenció, y aunque se buscó en la última no se pudo.

Resultó muy complicado de explicar la sucesión de sentimientos en el equipo cruzado, al que Pablo Jiménez, su preparador, felicitó. Se habría firmado ganar un bonus ante este adversario antes del encuentro, y el punto será mejor valorado cuando pasen las horas, pero tras el pitido de José Bogas era, claro está, irremediable, el sabor agridulce de encajar una derrota cuando tanto tiempo se había acariciado un triunfo sin precedentes en la historia del club. Hay más motivos para aferrarse al optimismo.

 

FICHA TÉCNICA

 

URA (33): Quintana, Biya, Pisapia, Padilla, Cuadrado, Joaquín Pérez, Luis Vergel, Lucas Melián, Nacho de Luque, Graciarena, Ismael Varas, Manolo Ortiz, Manu Manchón y Antonio Manchón. También jugaron Piloto, Royal Mwale, Juan Antonio Jiménez, Fran Villán, Quisquilla y Rafa Alastrué.

 

CRC Pozuelo (36): González, Gallego, Williamsatkins, García-Franco, Gehrig, Romero, Fernández, Cloppet, Vera, Heredia, Ramón Narváez, De Santiago, Taylor, Fernández-Manchón, Molina. También jugaron Cantarero, Daniel Narváez, Tejera, Vergara y Williams.

 

Árbitro: José Bogas (Cataluña).

 

Tanteo: (3-0) min. 5, golpe de castigo transformado por Graciarena. (3-5) min. 8, ensayo de Heredia. (6-5) min. 12, golpe de castigo transformado por Graciarena. (2-12) m. 17, ensayo de Gehrigh transformado por Heredia. (9-12) m. 19, golpe de castigo transformado por Graciarena. (16-12) m. 38, ensayo de Gaspani transformado por Graciarena. DESCANSO. (19-12) min. 44, golpe de castigo transformado por Graciarena. (22-12) min. 50, golpe de castigo transformado por Graciarena. (22-19) m. 53, ensayo de Heredia transformado por él mismo. (25-19) m. 57, golpe de castigo transformado por Graciarena. (25-26) m. 59, ensayo de Williams transformado por él mismo. (30-26) m. 63, ensayo de Alastrué. (33-26) m. 73, golpe de castigo transformado por Graciarena. (33-33) m. 76, ensayo de Gehrigh transformado por él mismo. (33-36) m. 78, golpe de castigo transformado por Gehrigh. FINAL.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima jornada de División de Honor B en su grupo C disputado en el Estadio de la Juventud ‘Emilio Campra’ ante aproximadamente un millar de espectadores.

Dejar respuesta