UPYD Almería exige que se aclare lo más pronto posible de quién es la titularidad de los torreones califales para su posterior rehabilitación

0

UPYD Almería lamenta que ni la Junta de AndalucÍa (PSOE) ni el Ayuntamiento de Almería (PP) “no conozcan de una vez y por todas” a quién corresponde la propiedad de este monumento del siglo X, para rehabilitarlo lo más pronto posible, debido a su grave estado de conservación.

Ha pasado alrededor de seis meses desde que salió a la luz por parte de la Junta de Andalucía y Ayuntamiento cuando se pasaban la patata caliente diciendo que la titularidad de los torreones es de la “administración del contrincante”. Mientras, los almerienses, pueden observar como este monumento, no se le llega a otorgar la protección necesaria, ya que es un monumento declarado de Bien de Interés Cultural (BIC) y nadie lo rehabilita, restauración que pide a gritos.

Ante esta situación, desde UPYD “calificamos de esperpéntico que a día de hoy, no haya previsto ninguna rehabilitación para este monumento, que como se ha dicho, es un monumento BIC. Lo más cercano a la rehabilitación es que el Ayuntamiento dice que es competencia de la Junta, y el gobierno regional dice que tiene un documento de finales del siglo XIX que dice que la titularidad es municipal. Es sorprendente que ninguna administración pública reconozca la titularidad de un monumento y dejen que se encuentre en el estado tan lamentable que está a día de hoy”, argumenta Marcet Orozco, portavoz de UPYD Almería.

“La conservación y rehabilitación de los torreones no es el único caso de dejadez por parte de la Junta de Andalucía, también, se puede observar el estado tan lamentable que se encuentra la Alcazaba, el Hospital Provincial o el Cable Inglés. Una de las cuestiones que llegan a pensar muchos almerienses y UPYD Almería también, es, si la Junta no invierte o no tiene las competencias como lo han hecho saber con los torreones y cable inglés, ¿Qué competencias tiene sobre la ciudad de Almería en materia de protección de patrimonio histórico?”, finaliza Salvador Marcet Orozco.

Dejar respuesta