Ultimátum a la élite mundial

0
100
  • Nadie sabe el día ni la hora, pero el año del cambio será el 2.019
  • Dicen que todo empezará con la detención de corruptos y pedófilos
  • ¿Saben los Rothschild algo más que nosotros no podemos más que intuir?
  • Quizás la élite mundial desea un desplome controlado del mercado bursátil
  • Si estamos hartos y cansados de tanta demora, imaginen como estarán los galácticos
  • Ahora hay una guerra cósmica contra todo tipo de bicharracos interdimensionales
  • La protesta de “chalecos amarillos” en Francia es señal de que algo se está moviendo
  • Además, la venta de fideicomisos por Rothschild ha provocado un terremoto financiero
  • También hay una dimisión de altos ejecutivos ante la próxima oleada de detenciones
  • Primero fueron las dimisiones y luego las detenciones de los que no quisieron dimitir
  • Todo indica que el sistema financiero está implosionando sin que nos demos cuenta

Corren rumores insistentes de que las razas benévolas de la Federación Galáctica y de la Alianza de las Esferas han dado un ultimátum a la élite mundial para que haga cambios significativos antes de que acabe este año en reformas acordadas como el reseteo financiero o la detención corruptos y pedófilos del Estado profundo.

Todo esto me suena a música celestial, pero no termino de creérmelo, aunque me gustaría, porque estoy escarmentado de tantos retrasos. Además, si se producen estos cambios trascendentales dudo mucho de que los hagan públicos al principio, para no alarmar a la población, ni provocar un desplome financiero del mercado de valores, que de todos modos se producirá y se está produciendo ahora a cámara lenta.

Si nosotros, las semillas estelares, estamos cansados y hartos hasta la coronilla de tanta demora, imaginen como se sentirán los responsables galácticos de apretar el botón verde, aunque el trabajo más importante lo tenemos que hacer nosotros. Pero ellos son los responsables de lidiar con todo tipo de bicharracos oscuros interdimensionales que parasitan a la humanidad desde la noche de los tiempos, escondidos en el secreto, porque no podemos verlos con nuestros ojos tridimensionales.

Estos bicharracos interdimensionales tienen muchos nombres: parásitos, depredadores, arcontes, demonios, ángeles caídos, razas regresivas, reptiloides oscuros, draconianos, grises malos, etc. pero son el mal químicamente puro porque llevan oprimiendo a nuestra especie desde tiempos inmemoriales, y provocan todo tipo de guerras y calamidades para alimentarse de nuestro sufrimiento.

GUERRA CÓSMICA

La mayoría de las razas cósmicas son benévolas, pero parece que a nosotros nos ha tocado lidiar con toda la peor gentuza de la galaxia. Por eso hay una guerra cósmica en este momento de las Fuerzas de la Luz contra ellos, que se supone empezó en junio de 2.018 y que terminará en septiembre de 2.019 aproximadamente, según reveló en su día Alberto Canosa.

Jesús dijo que nadie sabe ni el día ni la hora del fin del mundo (entendido con final del sistema) sino únicamente el Padre que está en los Cielos, pero no habló del año, aunque lo que sí sabemos es que el año del cambio será 2.019 y que el remate del cambio llegará en 2.024.

El rumor más insistente es que todo comenzará con el procesamiento de la Fundación Clinton, cuyos miembros están acusados de todo tipo de guarrerías y asquerosidades, en el sentido más amplio de la palabra, según las muchas informaciones que han aparecido sobre el tema.

Mientras tanto lo único que vemos en el cielo es una intensificación de los ‘chemtrails’ o estelas químicas cuyo contenido tóxico ya se sabe que son metales pesados, nanopartículas, y todo tipo de virus y bacterias para fumigarnos como a cucarachas, enfermarnos y exterminarnos.

Todo esto se hace en nombre de una geoingeniería bioclimática y con el mismo dinero que casi todos los países aportamos como idiotas para frenar el supuesto “calentamiento glacial” (porque estamos entrando en una mini-era glacial) que están sufriendo todos los planetas del Sistema Solar, por causas que nada tienen que ver con el anhídrido carbónico o CO2.

Todo esto no quita para que utilicemos vehículos eléctricos, instalemos energías alternativas y dejemos de utilizar combustibles fósiles, por mucho que le pese al negocio del petróleo. Yo no hago más que pedir a los de arriba que eliminen todos los ‘chemtrails’, pero parece que no me hacen mucho caso. ¿O quizás sí?

TERREMOTO FINANCIERO

La buena noticia es que se está produciendo un terremoto financiero mundial porque la familia Rothschild, propietaria de la Banca Rothschild, ha puesto a la venta todos sus negocios de fideicomisos (administración de fondos), que mantenía la mayor banca familiar del mundo, de la que se sabe que controla la emisión del dinero en todo el globo: la Reserva Federal, el Banco Mundial, el Banco Central Europeo, y algunas decenas de bancos nacionales más.

Esta gigantesca venta –cuyo precio se mantiene en secreto– se anuncia que quedará totalmente finalizada en los primeros meses de 2.019. Los Rothschild también han rehusado informar de quién es el comprador de la ingente cantidad de fideicomisos puestos a la venta. Lo más inquietante de toda esta maniobra económica son sus precedentes: La venta masiva de fideicomisos precedió al estallido de la primera guerra mundial.

La Banca Rothschild se ha caracterizado por ejecutar operaciones de gran tamaño como la financiación a Gran Bretaña en la guerra contra Napoleón. Se conoce también la filiación judía de los Rotschild, que se ocuparon de financiar la creación del Estado de Israel. ¿Saben los Rothschild algo más que nosotros no podemos más que intuir? Quizás la élite desea un desplome controlado del mercado bursátil. Estamos ante un fenómeno mundial nunca antes vistoTodo indica que el sistema financiero mundial está implosionando sin que apenas nos demos cuenta.

Se supone que la élite mundial es dueña del mundo, dueños de todo el oro del mundo, incluso hasta los dueños del oro del Vaticano, manejan todas las religiones y son dueños de la moneda de cada país. Además manejan máquinas como el CERN, el HAARP, y otras donde manipulan la atmósfera, envenenan el agua, intoxican las plantas, y mucho más. Controlan el clima desde hace mucho tiempo, por lo menos desde los años cincuenta.

En ese grupo de la élite mundial están los Rothschild, JP Morgan, Bruce, Cavendish, de Medici, Hanover, Hasburgo, Krupp, Plantagenet, Rockefeller, Romanov, Sinclair, Warburg, Windsor, etc.

DIMISIÓN DE ALTOS EJECUTIVOS

Por otro lado se está produciendo una dimisión colectiva de altos ejecutivos de grandes corporaciones que está provocandofuertes caídas en Wall Street y en todos los mercados de valores del mundo, porque ven venir una oleada de detenciones en el llamado Estado profundo para drenar el pantano de la corrupción. Como dice el refrán, “cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”.

Todo parece indicar que se está produciendo un relevo generacional en las altas corporaciones. Primero se produjo una ola de dimisiones, y luego una ola de detenciones de los que no quisieron dimitir. Sólo pongo cinco ejemplos, pero hay muchos más que evidencian el cambio mundial.

  • El caso más reciente ha sido la detención de la vicepresidenta de Huawei en el aeropuerto de Vancúver (Canadá) Meng Wanzhou, el sábado 8 de diciembre, por orden de un juzgado de Nueva York, que la acusa de espionaje, y por haber empleado una subsidiaria de Hong Kong para vender material fabricado por la empresa norteamericana Hewlett Packard a Irán.
  • Otro ejemplo ha sido que El Consejo de Administración de la marca japonesa Nissan aprobó el 22 de noviembre el cese como presidente de Carlos Ghosn, después de su arresto en Japón, acusado de ocultar dinero al fisco y de uso indebido de fondos corporativos.
  • También fue noticia la compañía Tesla, el 11 de octubre, tras la polémica en redes sociales sobre Elon Musk que espantó a los inversores y produjo un desplome de sus acciones cuando se fumó un puro de marihuana con el cómico Joe Rogan, y luego se tomó una copa de whisky. El 7 de septiembre Tesla también se desplomó en bolsa tras la dimisión de su jefe de contabilidad Dave Morton.
  • También dimitió el 27 de noviembre el director de negocio de WhatsApp, tras siete años en el cargo. Esta empresa de mensajería instantánea es propiedad de Facebook.
  • Por otro lado el 7 de octubre, Interpol anunció que había recibido la dimisión de su presidente “con efecto inmediato”, el chino Meng Honwei, que fue detenido en China por presunta «violación de la legislación estatal».

DRENANDO EL PANTANO DE LA CORRUPCIÓN

Durante su campaña electoral, Donald Trump repitió varias veces en que “es hora de drenar el pantano de la corrupción en Washington DC”, en clara alusión al ‘establishment’, es decir a la clase dirigente, y a la enorme influencia que tienen sobre ella los lobys’ o grupos de presión.

El propio Presidente Trump dijo ayer sábado que “quizás es hora de acabar con el ridículo y extremadamente caro Acuerdo de París y devolver el dinero a la gente en forma de impuestos más bajos.” Trump insistió en atribuir las protestas de los “chalecos amarillos” en Francia a la impopularidad del acuerdo de París contra el cambio climático.

El Presidente Trump dijo también el 28 de noviembre que “la Reserva Federal es un problema mayor que China” para la economía de Estados Unidos y añadió que que no está “ni un poco contento” con el presidente de dicho banco central, Jerome Powell.

En lo que va de año, la Fed ha subido los tipos de interés en tres ocasiones, y es probable que los vuelva a subir a mediados de diciembre. Más claro no se puede hablar, y por eso están preparando el nuevo dólar de Tesorería o Hacienda respaldado por el oro, los diamantes y los metales raros que abundan en Zimbaue.

El 15 de julio Trump declaró que la Unión Europea es el ‘enemigo’ más grande de los Estados Unidos: «Creo que tenemos muchos enemigos», dijo Trump, «creo que la Unión Europea es un enemigo, por lo que nos hacen comercialmente. Rusia también es un enemigo en algunos aspectos. China es un enemigo económicamente. Ciertamente son enemigos. Pero eso no significa que sean malos. No significa nada. Significa que son competitivos», fueron las palabras textuales del Presidente.

Pero esto no se refiere a los ciudadanos europeos, (pobrecitos de nosotros) sino a la élite reptil, illuminati, jesuita, opusina, sionista y masona que nos mangonea a todos nosotros, hasta el extremo de que hay más corrupción en Europa que en Estados Unidos.

En conclusión, la situación mundial es tan voluble y volátil como la propia economía, porque hay muchos factores en juego, y ni siquiera se puede adivinar todo con ordenadores cuánticos, por lo que se estrellan todos los talentos que intentan hacer predicciones, pero lo que sí sabemos seguro es de que se está preparando un cambio muy gordo, porque todas las pruebas circunstanciales apuntan a ello. Mantengamos la esperanza, porque es nuestra mejor arma para no dejarnos hundir por noticias negativas.

Dejar respuesta