Susana Díaz enfatiza el papel del Parlamento Europeo para una “nueva gobernanza de la UE más cercana y útil a los ciudadanos”

0

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha apostado en Bruselas por “reconstruir” la Unión Europea mirando al Sur, “con sensibilidad” y afrontando los “nuevos desafíos” a los que se enfrenta el continente en materia de política económica, nacionalismos y acogida a los refugiados.

Díaz, que ha pronunciado un discurso ante el Grupo de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, ha asegurado que esta institución “tiene que ser clave en una nueva gobernanza de la UE mucho más cercana y mucho más útil a los ciudadanos”.

La presidenta de la Junta ha señalado que Europa debe encarar en la actualidad “nuevos desafíos, nuevos retos y nuevos polos que nos alejan muchísimo de lo que fue nuestra andadura inicial”.

Susana Díaz ha señalado que la Unión Europea, con en torno al 9% de la población y el 25% del PIB mundial, destina el 50% del gasto social y el 65% de los fondos que se dedican al desarrollo en todo el mundo. El continente ejerce, además, un gran “poder de seducción” sobre terceros países, ya que la mitad de la población ajena quiere parecerse a Europa, un 25% a Estados Unidos y solo un 5% a China.

Ese poder de seducción externo contrasta, ha explicado, con el “desapego de los ciudadanos hacia la Unión Europea” que pueden provocar las respuestas a los distintos desafíos actuales, el primero de ellos “una mala gestión de la crisis económica, que se ha hecho de espaldas a los ciudadanos y ha provocado muchísimo sufrimiento”.

En efecto, se ha comprobado en toda Europa y especialmente en regiones del Sur como Andalucía que, desde el inicio de la crisis en 2008, “las recetas en las que algunos se han empecinado han provocado mucho dolor: incremento del paro y de la desigualdad, pérdida del poder adquisitivo de las clases medias y pérdida salarial y de derechos laborales de la inmensa mayoría de los trabajadores”.

“Hemos consolidado un modelo de crecimiento que hace que, en momentos de bonanza, le vaya muy bien a quien más tiene y lo nota poquito quien menos tiene; pero, en cuanto la economía retrocede, quienes más lo notan en ajustes, sacrificios y recortes son la inmensa mayoría de los trabajadores, la gente humilde y las clases medias que dan soporte a la cohesión social”, ha denunciado la presidenta andaluza, que ha enfatizado en la necesidad de apostar por el empleo para darle esperanza a los jóvenes.

Frente a ello, ha reivindicado “una mirada del Norte al Sur, siendo sensibles y conscientes del daño tan brutal que esta crisis económica ha hecho en nuestras sociedades y que ha provocado que hoy los ciudadanos no miren a Europa con la misma esperanza y que piensen incluso que parte del daño viene de aquí, desde Bruselas”.

“Es el momento de más Europa y de mejor Europa”, ha enfatizado Susana Díaz, que ha advertido que “mientras los ciudadanos tengan la sensación de que por encima de estas instituciones hay poderes económicos ocultos que ocupan el espacio de la política, es complicado que vuelvan a confiar y a sentirse representados por sus instituciones”.

Todo ello, ha agregado Susana Díaz, “genera una enorme frustración” entre las clases medias y trabajadoras de las expectativas de lo que se puede conseguir”, así como la “sensación agridulce de que el sacrificio no es equitativo”, sino que “hoy los ricos son más ricos y los pobres son más pobres”.

Díaz ha señalado asimismo como otros de los conflictos a los que hace frente Europa el nacionalismo, “en sus distintas acepciones: los antieuropeos que piensan que Europa es un problema, los xenófobos que piensan que el problema son los otros y los separatistas que quieren separar lo que lleva siglos unido”.

Frente al debate de “ciertas independencias”, la presidenta ha considerado que “deberíamos afrontar cómo se gestiona la interdependencia: que unidos somos más fuertes y debemos poner las luces largas de cara al futuro que queremos protagonizar”. Sin embargo, ha alertado, desde la UE “no estamos buscando el antídoto a esos nacionalismos y populismos que van en sentido contrario a lo que representamos”.

Una salida solidaria al drama de los refugiados

Además, Susana Díaz ha hecho un llamamiento a dar una “salida solidaria, humanitaria e inclusiva” al drama de los refugiados, que es un desafío al que la UE tampoco ha “hecho frente”.

Para la presidenta de la Junta, el Parlamento Europeo, que es la “única institución europea que se elige por sufragio universal”, debe ser fortalecido para plantar cara a la “deconstrucción de Europa” que se persigue “desde posiciones ultranacionalistas y populistas” y para favorecer, a su vez, “que se fortalezcan otras instituciones” comunitarias.

Por otra parte, Díaz ha animado a “asumir el debate de la política fiscal”, estableciendo controles para que afloren los patrimonios que se encuentran ocultos -que han sido calculados en torno al billón de euros solo en la UE-; dando el paso “importante y definitivo” de establecer una tasa a las transacciones de capital y abriendo también una “reflexión” sobre el impuesto de sociedades, porque no deben producirse “desequilibrios” que alienten “deslocalizaciones” de empresas o favorezcan el “dumping fiscal”.

Discurso de la presidenta de la Junta ante el Grupo de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo (pinchar imagen para ver ampliación).

Dejar respuesta