Rivera (Ayto. El Ejido): “La revisión de la tarifa del agua obedece al traslado de los costes de desalación al recibo”

1

Rivera aclara que “la revisión de la tarifa del agua obedece tan solo al traslado de los costes de desalación al recibo”

Se debe a dos hechos concretos: a la aplicación de la tasa establecida por la Junta Central de Usuarios del Poniente Almeriense y a la obligación de incrementar el consumo de agua desalada previsto para este año

Para el portavoz “no se trata de un impuesto recaudatorio sino de dar cumplimiento al acuerdo firmado en 2006 entre Acuamed, ayuntamientos de El Ejido, Roquetas de Mar, Vícar y Junta Central de Usuarios, para la financiación y explotación de la planta desaladora del Campo de Dalías”

El origen de esta situación parte de la sobreexplotación extrema del acuífero que hace necesario adoptar medidas de choque que frenen su salinización y garanticen el futuro del sector agrícola

El edil ha pedido a los grupos de la oposición “seriedad, que dejen de hacer uso partidista e irresponsable de este tema tan sensible y que no creen alarma social”

El portavoz del equipo de gobierno del ayuntamiento de El Ejido, José Francisco Rivera, ha aclarado en rueda de prensa que la actualización de la tarifa del agua se debe tan solo al traslado de los costes de la desalación al recibo. Durante la comparecencia, en la que ha estado acompañado del concejal de Obras Públicas, Mantenimiento y Servicios, José Andrés Cano, y el jefe de área, Dionisio Martínez Durbán, ha querido trasladar a la opinión pública, de manera muy clara y didáctica, que la variación en los costes de producción vienen derivados de dos circunstancias muy concretas:

1- A la aplicación de una tasa establecida por la Junta Central de Usuarios del Poniente Almeriense (JCUPA) a los ayuntamientos por la extracción de agua del  acuífero y como compensación a los regantes que a partir de ahora realizarán un mayor consumo de agua desalada a un precio de 0.20, ya que harán uso de los volúmenes sobrantes y aprovecharán al cien por cien la capacidad de la planta.

2- A la obligación de incrementar el consumo de agua desalada para este año 2018 como medida necesaria para la recuperación de los acuíferos sobreexplotados.

El edil ha indicado que “pasaremos a consumir 1.200 hm³ de agua desalada, que supondrá un incremento en los costes de casi 1.125.000 euros, a lo que se suma la tasa por extracción del acuífero establecida por la JCUPA y que  asciende a la cantidad de 1.124.000 euros”. Por tanto, “ambos conceptos obligan a aplicar un gasto adicional anual de 2.249.000 euros”. Tal y como ha detallado, “esta actualización de los costes respecto a los de la tarifa vigente, supone una revisión que por ley los ayuntamientos deben de trasladar a los recibos de los usuarios”.

Rivera ha querido recordar que “el origen de esta situación parte del hecho de que el acuífero se encuentra desde hace años en una situación de sobreexplotación extrema. Una circunstancia que ya en el 2006 llevó al establecimiento de varias actuaciones tales como el ‘Trasvase del Ebro’, la construcción de la desaladora y la reutilización de las aguas depuradas”. Sin embargo, como el edil ha subrayado, “el gobierno de Zapatero eliminó el trasvase y apostó solamente por las desaladoras, siendo éste un sistema mucho más caro e insuficiente”. Así, ese año se firmó el convenio regulador para la financiación y explotación de la planta del Campo de Dalías entre Acuamed y los ayuntamientos de El Ejido, Roquetas de Mar y Vícar y la Junta Central de usuarios del Poniente Almeriense.

Para el portavoz “aquella mala decisión del gobierno de Zapatero ha puesto en riesgo los acuíferos y, por ende, la supervivencia del sector agrícola. Como consecuencia de ello la JCUPA en consenso con la Junta de Andalucía ha establecido a día de hoy un plan de choque que recoge, entre otras acciones, la imposición de ese canon de 0.1688 céntimos el m³ a las administraciones locales y el consiguiente traslado a los recibos de agua como un coste más del servicio”.

Se trata, en definitiva de “‘invertir en futuro, garantizando la recuperación de nuestros recursos hídricos naturales para salvaguardar el desarrollo y crecimiento del principal motor económico de la Comarca; la agricultura”. Ello tendrá un impacto en esta revisión de la tarifa de unos 45 euros al año para un consumo tipo.

Por último, José Francisco Rivera ha pedido a la oposición que “no hagan política partidista con un tema tan sensible, tratando de confundir y engañar a la gente”. Ya el pasado viernes se le explicó a los portavoces de los diferentes grupos los motivos por los que se deben de actualizar las tarifas y, según el edil, “de manera muy desleal IU ha generado alarma social haciendo demagogia y creando confusión en este asunto. Por lo que le preguntamos a IU ¿cuál es la alternativa que propone este grupo para garantizar el futuro del campo y acabar con la sobreexplotación del acuífero?”.

Audio Rivera 1

Audio Rivera 2

 

 

 

 

1 Comentario

  1. Hola, No me habia dado cuenta que el codillo venia en salmuera y lo asé sin desalarlo primero. Ahora tengo un codillo asado pero está saladísimo, ¿Qué puedo hacer con eso?

Dejar respuesta