Rivera: “ajustamos al máximo la tarifa del agua para encarar con responsabilidad infraestructuras urgentes que precisa El Ejido”

0

El portavoz del equipo gobierno, José Francisco Rivera,  ha querido dar a conocer al detalle a los ejidenses los cambios que sufría el recibo del agua a partir de 2017, así como los motivos y la consecuencias de esta decisión que, como él bien ha dicho,  ha estado motivada, en primer lugar, “en el compromiso que ha asumido este gobierno de encarar  esas graves deficiencias existentes en las redes de abastecimiento y saneamiento, en su mayoría obsoletas, así como en las necesidades acuciantes y las obras de emergencia que el Plan Director de Infraestructuras ha arrojado tras realizar un análisis serio y exhaustivo del estado de las mismas”.

Un plan, que como bien ha dicho Rivera, “no sólo nos marcó las inversiones a acometer, sino que reflejó problemas serios, el estado preocupante de algunas estructuras y los riesgos que supondría para los propios usuarios el hecho de no plantear soluciones o no asumir estas obras”. Y, por tanto, “sería una irresponsabilidad no afrontar estos problemas y no acometer las inversiones a corto y medo plazo”.

Entendida la urgencia y adoptada la decisión,  el portavoz  explica que “hemos centrado todos nuestros esfuerzos en ajustar al máximo las actualizaciones necesarias para que el impacto en el recibo del agua fuera el menor posible”, tanto es así que “con mucho trabajo y esfuerzo hemos conseguido que éste se sitúe en unos niveles un cincuenta por ciento inferior a los planteamientos que se establecían como necesarios”.

Aún así, dice Rivera, “no nos ha quedado más remedio, además de actualizar el IPC como suele ser habitual para nivelar los costes del servicio (cosa que se ha hecho por debajo del  IPC real), que proceder a aplicar los nuevos costes que se generan por la compra del agua desalada, así como un canon con carácter temporal que tendrá como finalidad  acometer todas esas infraestructuras urgentes que precisa el municipio, ya que estamos hablando de obras absolutamente imprescindibles para garantizar la prestación del servicio de abastecimiento y saneamiento, amén de dotarlo de la calidad que se merecen los vecinos”.

Rivera que,  entiende que “ha sido una decisión difícil y complicada, pero que, también, es imperiosa para El Ejido, no pudiendo ser demoradas por más tiempo actuaciones de emergencia y soluciones a esos problemas que estamos padeciendo o podemos padecer en el corto plazo”. Y en este sentido ha apelado a “la seriedad, el sentido común y el ejercicio de responsabilidad, que ha marcado continuamente la toma de decisiones en relación a nuestra gestión para hacer frente a la caótica situación económica, la falta de fiscalización previa y control inexistente que heredamos y que, entre otras consecuencias, nos lleva a arrastrar este déficit en el servicio de abastecimiento y saneamiento”.

La falta de inversiones en la renovación, modernización y dotación en las redes, así como la carencia de una perspectiva global y de una planificación en torno al servicio de aguas, nos está causando graves problemas que ahora vamos a solventar con las inversiones previstas en el Plan Director de Infraestructuras; de las que hemos priorizado las mas urgentes y necesarias, y que serán financiadas con un canon temporal y finalista, que redundará en la mejora y calidad del servicio a los ejidenses”.

Además, Rivera ha explicado que “sí se revirtiera las cantidades que la Junta de Andalucía está recaudando con el canon de mejora y que suponen más de 1 millón de euros al año tendríamos cubierta la financiación que precisamos para afrontar las obras previstas en el Plan Director”

El Plan Director de Infraestructura, un análisis al detalle

Recordar que el Plan Director de Infraestructuras recoge más de un centenar de proyectos y refleja las inversiones a acometer por todas las administraciones. Éste tiene su base en un estudio técnico y el análisis exhaustivo que la empresa Aguas de El Ejido ha realizado sobre estado de las redes, el funcionamiento del servicio, donde se ha tenido en cuenta los clientes y su consumo, la respuesta de la obra pública actual y la planificación de futuro que ya se prevé con los nuevos crecimientos y desarrollos urbanísticos que establece el PGOU vigente para el término municipal ejidense.

En base a esos criterios establecidos de análisis de las redes, para el que se ha utilizado el programa informático EPANET, se ha puesto en evidencia éstas precisan de una renovación urgente para acabar con las pérdidas y filtraciones inasumibles que, cercanas al 37,3%, se producen cada año. Un hecho que está provocando que se tengan que realizar mayores extracciones del acuífero inferior, ya en límites cercanos a la sobreexplotación, para cumplir con unos niveles de abastecimiento óptimos. Lo mismo ocurre con el saneamiento, donde cada vez son más frecuente las averías, principalmente en las estaciones de impulsión, con las consecuentes molestias que ello conlleva a los vecinos ejidenses. Según los propios técnicos, con la renovación de las redes y otras medidas de control se podría conseguir un ahorro anual de 1.329.602 metros cúbicos de agua que, en cifras económicas, vendría a ser algo más de 700.000 euros.

 Por este motivo, y “en el animo de conseguir ese ahorro de 700.000€ anuales, se ha decidido realizar un esfuerzo adicional en la sustitución de redes para mejorar su rendimiento técnico, ya que sería muy irresponsable no actuar en una red con fugas por encima de lo aceptable, cuando vamos a tener que comprar agua desalada a un precio elevado”, apunta Rivera.

Cuatro años de cambios

De igual modo, el portavoz ha querido recordar que “llevamos cinco años intensos promoviendo cambios y mejoras en el servicio de agua, tanto es así que hemos conseguido instaurar, de forma anual, un servicio de limpieza de imbornales siendo más de 2.850 las actuaciones realizadas en este mes de octubre y, por supuesto, acometer obras para dotar de redes de pluviales a zonas del municipio anteriormente inexistentes, tal es el caso de Balerma, donde la empresa Aguas de El Ejido ha asumido una parte de las soluciones planteadas”.

A ello, se suma la modernización con la puesta en marcha del Plan de inversiones inicial para mejorar la sectorización, implantación de sistemas de geolocalización en las redes,  mejora del control de redes para detectar de forma más ágil averías, fugas y problemas o la sustitución de unas 70 nuevas válvulas, entre otras.

La optimización de los recursos y los servicios del atención al cliente es otra de las cuestiones en las que se ha centrado la implantación del gestor de colas para dar más servicio al usuario y dotar de una mayor agilidad a la hora de tramitar o resolver procedimientos.

Dejar respuesta