Ricardo Domínguez ha inaugurado esta mañana una jornada centrada en estos avances y organizada por IDEA, Cesur y la embajada israelí

0

El viceconsejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Ricardo Domínguez, ha inaugurado hoy en Almería la jornada ‘Nuevas Fronteras en las Tecnologías del Agua’, donde ha destacado que Andalucía cuenta con el sector primario “más potente del país” debido especialmente al regadío y a las producciones de alto valor añadido como las que se obtienen en Almería, “que son la punta de lanza de nuestra agricultura”. El acto de apertura ha contado también con la participación de las entidades organizadoras del evento, concretamente, el director general de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) -dependiente de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio-, Antonio González, el presidente de la Asociación de Empresarios del Sur de España (Cesur), Fernando Seco, y el consejero económico de la Embajada de Israel, Ami Levin.

La jornada acoge un debate sobre la situación actual del sector en Andalucía e Israel con el objeto de poner en valor posibles oportunidades de negocio en un sector en el que ambos territorios son líderes. De hecho, el viceconsejero de Agricultura ha resaltado que Almería e Israel están “a la vanguardia en tecnologías de riego eficiente y comparten no sólo muchos de los retos de escasez de agua, sino también el espíritu emprendedor e innovador”.

 

Por su parte, Antonio González ha resaltado la importancia de la colaboración de empresas del sector de las tecnologías del agua de Andalucía e Israel y ha puesto en valor el protagonismo de las entidades andaluzas en el crecimiento económico de la región. Asimismo, el representante de IDEA ha anunciado que esta agencia pondrá en marcha nuevos instrumentos de incentivos con una doble finalidad. Por un lado, fomentar el desarrollo industrial, mejorar la competitividad, avanzar en la transformación digital y en la creación de empleo; y por otro, potenciar en Andalucía la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación experimental.

 

El representante de la embajada de Israel se ha referido a los beneficios públicos de las inversiones en tecnologías del agua y ha explicado que Israel apoya activamente la innovación en el sector privado a través de iniciativas público-privadas. Además, Ami Levin ha recalcado en su discurso la importancia de encuentros como el que se celebra hoy en Almería, dirigidos a estrechar los vínculos entre Andalucía e Israel, que contribuyen a un mejor conocimiento recíproco y facilitan la colaboración. Al hilo de estas declaraciones, Levin ha invitado a los asistentes a la jornada a conocer la realidad del sector israelí a través de la conferencia y feria Watec, que se celebrara en septiembre en Israel.

 

Fernando Seco se ha alegrado de la colaboración de entidades públicas y privadas para alcanzar fines comunes como la generación de actividad económica e industrial, y ha explicado que Cesur, para promover la actividad económica, ha apostado por el sector del agua como motor de crecimiento en el sector agro, al igual que la energía lo es en el sector industrial.

 

Productividad, agua y energía

En su discurso, el viceconsejero de Agricultura ha valorado que “la agricultura de invernadero que existe en el litoral almeriense es una de las más eficientes, productivas y sostenibles por la eficiencia en el uso de los recursos”, ya que por cada metro cúbico de agua que se utiliza para regar estas hortalizas se obtienen entre 6 y 15 euros, mientras que con los cultivos al aire libre se obtienen 1,60 euros. “Y esto es posible gracias a unos sistemas de riego eficientes y unas explotaciones modernas que utilizan sistemas de riego de precisión y automatizados”, ha añadido Ricardo Domínguez, que ha aplaudido que los regadíos de Andalucía, y especialmente los de los cultivos bajo abrigo, sean de los más productivos de España al “extraer de cada gota de agua el máximo valor”.

 

Asimismo, Domínguez se ha referido a la posibilidad de “acceder a recursos no convencionales”, como las aguas desaladas o regeneradas, que tiene la agricultura almeriense gracias a esta alta productividad. Sin embargo, como ha lamentado el representante de Agricultura, esta agua “tiene hoy en día un coste mayor que las superficiales”, por lo que debemos “seguir trabajando para que disminuya y, así, reducir también la presión sobre otras fuentes como las aguas subterráneas”. “Esto requiere una actuación a nivel de políticas de Estado para abaratar la energía que se utiliza en la desalación, por ejemplo”, y reducir el perjuicio que sufren los regantes que han “realizado un esfuerzo por ahorrar agua invirtiendo en sistemas de regadíos más eficientes pero que sufren un injusto tarifazo eléctrico”, ha comentado el viceconsejero.

 

Inversiones e incentivos

Ricardo Domínguez ha puesto en valor que entre 1995 y 2015 se han modernizado más de 470.000 hectáreas de regadío en Andalucía (42% del total) con el fin de aumentar su eficiencia, unas mejoras que “han supuesto una inversión de más de 2.000 millones de euros durante estas dos décadas y han contado con una subvención pública de 1.288 millones de euros”.

 

El viceconsejero de Agricultura ha recordado que el Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020 contempla un presupuesto total de 19 millones de euros para impulsar “una innovación más colaborativa” a través de la creación de Grupos Operativos de Innovación y proyectos piloto. Ricardo Domínguez ha comentado que entre las solicitudes recibidas para los incentivos de la convocatoria 2016 se encuentran proyectos dirigidos a mejorar la eficiencia en el uso del agua, “que es una de nuestras prioridades”.

Además, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural tiene previsto convocar ayudas para la modernización de regadíos, autoproducción energética y mejora de instalaciones de energía que contarán con una dotación global de 112,5 millones de euros para todo el marco.

Dejar respuesta