Réplica a la Alcaldesa de Garrucha

3

La buena noticia de que existe la posibilidad real de conseguir la prolongación del paseo marítimo de Garrucha y los comentarios que hace la alcaldesa en la nota de prensa del día 26 de octubre último son las razones que tengo para escribir este artículo.

 

A raíz de que el Grupo Independiente por Garrucha (Giga) publicara su pretensión de remodelar el paseo marítimo de acuerdo con el boceto que tiene colgado en internet, el 19 de junio de este año publiqué un artículo posicionándome en contra de la propuesta del citado grupo político con arreglo a las varias razones que expuse entonces y que considero de peso.

 

Y finalizaba mi artículo diciendo: “Gran obra sería lograr la prolongación del paseo hasta la gasolinera, así como exigir que se hiciera la playa de ese lugar.” Y añadía: “el alcalde que fuera capaz de alcanzar esas metas se luciría ante su pueblo.”

 

Es una gran noticia la dada por el Ayuntamiento de Garrucha en el sentido de que la Corporación municipal ha acordado poner a disposición de la Dirección General de Costas los terrenos para la prolongación del paseo marítimo desde el castillo hasta muy cerca de la gasolinera, que cuando sea una realidad será un bien importante para Garrucha. Ahora toca conseguir de la D. G. de Costas que acepte acometer la ejecución del proyecto a pesar de los doce años transcurridos desde 2005, para ello la alcaldesa dice en la nota informativa: “Iremos a Madrid a pedir el paseo, su financiación y el inicio de las obras cuanto antes.” Esperemos que no sea tarde y haya suerte en la gestión.

 

No se entiende, sin embargo, que la buena noticia de contar con esos terrenos y la disposición para iniciar la gestión con la D. G. de Costas a fin de convencerla de que ejecute el proyecto, la alcaldesa aproveche la ocasión para atizarle al PP de Garrucha que nada ha dicho en contra de la adquisición de esos terrenos, y de paso, y sin venir a cuento, hace un juicio negativo sobre el término municipal que, como es sabido, se consiguió siendo yo el alcalde en 1994, fecha de la asignación.

 

En cuanto al término municipal dice la alcaldesa en su nota: “Garrucha es eminentemente turística, no tenemos posibilidades de grandes fábricas porque, sencillamente, carecemos de término municipal.” Chocante es que diga eso María López, quedándose tan pancha. De semejante dicho se desprende que la alcaldesa se lamenta de la falta de terreno municipal para que Garrucha se beneficie de que grandes fábricas se instalen en su jurisdicción. Con ironía le pregunto: ¿Acaso siente sana envidia cuando ve la cantidad de fábricas, grandes y pequeñas, localizadas en los municipios de nuestra comarca? Y así, sin pensarlo, la alcaldesa se lanza al espacio sin paracaídas.

 

Por lo visto la alcaldesa desconoce cómo es el término municipal de Garrucha, el cual tiene una superficie de 767,67 hectáreas y un perímetro de 15.240 metros, superficie que ocupa casi todo el pago de La Jara. Se trata de una cantidad suficiente de terreno como para emplazar en él cuantas fábricas sea necesario. Ya digo, un lanzamiento sin paracaídas de María López.

 

En cuanto a la obra de prolongación del paseo dice la alcaldesa que el proyecto lo tiene redactado la D. G. de Costas desde el año 2005. Y añade: “Han sido muchos años de parón, pero lo que en ocho años no consiguieron los anteriores gestores del PP lo hemos conseguido nosotros en dos.”

 

Tal afirmación merece una réplica. Desconozco las gestiones que al respecto haya podido realizar el gobierno municipal del PP en sus ocho años de mandato en el Ayuntamiento (2007 – 2015). Pero todos sabemos que esos fueron los plomizos años de la crisis económica, que significó los muchos recortes que soportaron todas las administraciones públicas. Es evidente, pues, que en esa situación  era impensable que la D. G. de Costas acometiera la ejecución del proyecto del paseo.

 

Sin embargo, hay que recordarle a la alcaldesa que ella formaba parte del gobierno municipal (PSOE) de Garrucha entre 2005 y 2007 y en esos dos años no consiguieron la obra. Un tiempo en que ni por asomo existía la crisis económica. Eran años de pujanza y que para más inri el Gobierno de la Nación era del PSOE, del presidente Rodríguez Zapatero. Y uno se pregunta: si el proyecto estaba recién redactado y mucho dinero en las arcas del Estado, ¿por qué no lo lograron entonces?

 

Un complemento de la prolongación del paseo es hacer la playa en ese lugar. Sabido es que para la ampliación del puerto de hace pocos años la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) se comprometió con la D. G. de Costas, mediante la firma de un convenio, a construir una playa en el tramo comprendido entre el castillo y la gasolinera. Se trataba de una compensación a Garrucha por el trozo de playa que se perdía con la ampliación del puerto. Tal ampliación y las obras de la playa habían de realizarse de forma simultánea, pero resultó que el puerto se amplió y la playa no se hizo. La D. G. de Costas no exigió el cumplimiento del convenio y así se quedó el asunto. Desde fuera he luchado todo lo que he podido por conseguirla pero mis gestiones han sido baldías y la APPA no ha movido un dedo para cumplir su compromiso.

 

Desconozco si la alcaldesa en los dos años que lleva en el cargo ha hecho alguna gestión para conseguir esa playa, incluso yendo a Sevilla como ahora va a hacer con el paseo yendo a Madrid. Máxime cuando el gobierno andaluz y sus agencias públicas las administra su partido, el PSOE. Así es que se espera que en este asunto la alcaldesa muestre el mismo interés que con el paseo, pues no cabe duda que esa playa sería muy beneficiosa para los intereses de Garrucha.

3 Comentarios

  1. En los dos comentarios anteriores, uno dice que la nota de prensa de la alcaldesa no dice la verdad. Y el otro le contesta acusándole de querer salvar “a su dama” ¿Se puede ayudar a alguien diciendo que miente?
    Definitivamente tenemos en España un problema de comprensión lectora, como acertadamente señala el informe PISA.
    Y parece que el problema viene de lejos.

  2. O sea, Gabino, que practicas el mismo trilerismo que Puigdemont, la confusión para salvar el ‘panzazo’ de tu dama. Vete a Bruselas con el ex president y allí practicáis los dos el tiro al pichón o al plato. Adiós, Cuchi, Cuchi.

  3. Éste hombre ha sido inducido al error y ha caído en él. Basa su artículo en la nota de prensa del Ayuntamiento de Garrucha dándola por cierta. Pero esa nota de prensa no dice la verdad, lo que hace pasar por causa (la permuta) es sólo el efecto. La causa es otra.
    Éste es el tiempo de la postverdad.

Dejar respuesta