Quedan pocas plazas del curso de verano ‘Innovar para la diversidad’ en avances punteros para la vida de personas con discapacidad

0
451
Álvaro Merino, experto en inteligencia emocional y gestión del talento, ha participado este martes en el Curso de Verano ‘Talento, inteligencia e innovación: las nuevas claves del acceso al empleo’.

Guantes de realidad virtual o robóticos para pacientes de ictus, gafas para traducción en tiempo real de la interpretación de lengua de signos, exoesqueletos, casas inteligentes o aplicaciones informáticas para educar contra los estigmas de las personas con diversidad funcional son algunos de los avances punteros que se verán del 8 al 10 de julio en el Curso de Verano ‘Innovar para la diversidad: nuevas tecnologías aplicadas a las capacidades diferentes en el siglo XXI’, que organizan la Universidad de Almería y la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca con patrocinio de Fundación ONCE.

 

Mostrar todo lo que se está avanzando en tecnología en el campo de la discapacidad para mejorar la calidad de vida de estas personas es uno de los objetivos planteados por el propulsor de este curso, Antonio Sánchez de Amo, presidente de Verdiblanca y codirector de la iniciativa junto a Antonio Bañón, Catedrático de Lengua Española en la UAL.

 

Aún quedan plazas libres (en la dirección: http://www2.ual.es/cverano/) de las 25 que ocuparán este curso que se desarrollará en sesiones de mañana y tarde en el Museo de la Guitarra de Almería ‘Antonio de Torres’, donde habrá conferencias, mesas redondas, ponencias entrevistadas, demostraciones y vídeos divulgativos. Entre los ponentes están Miguel Ángel Valero, director del CEAPAT, Jesús Hernández Galán, director de Accesibilidad Universal y Estrategia de las Empresas de la Fundación Once, Jose Luis López Cuadrado, coordinador técnico y de proyectos tecnológicos del CESyA Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción, o Ángel Gil, jefe de la Unidad Biomecánica del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

 

Los codirectores estiman necesario apostar desde las administraciones, fundaciones, etc. en estos avances para llegar a una sociedad menos dependiente.  “Tenemos que invertir en investigación para que el futuro no sea de una población cada vez más dependiente, sino al contrario, y para ello tenemos que demostrar que eso es posible. Y lo hacemos trayendo a este curso una muestra de lo que se está haciendo ahora mismo y los prototipos que se están desarrollando”, explica Sánchez de Amo. “Estamos hablando mucho en los últimos años de esta combinación de tecnología y diversidad funcional, pero no somos conscientes de a dónde estamos llegando”, puntualiza.

 

En este sentido Sánchez de Amo explica que no se debe pensar solo en que estas tecnologías son para un colectivo restringido y concreto sino que al final la sociedad en general se va a beneficiar. “Hay avances que benefician a toda la sociedad. Al final la domótica, por ejemplo, beneficia a todo el mundo. A todos nos encanta estar en la cama tranquilamente y con un mando a distancia levantar la persiana y mirar por la ventana qué día va a hacer hoy sin tener que levantarse”.

 

El curso está abierto a personas con discapacidad -para que conozcan cuáles son las posibilidades que tienen o las aplicaciones de las que se pueden beneficiar-, y a profesionales que puedan aplicar y poner el práctica todo lo que se está desarrollando, pasando por investigadores como los que participan de la Universidad de Almería. “Nos parece que los estudiantes deben estar presentes en este curso, sobre todo aquellos que están relacionados con las nuevas tecnologías”, señala el presidente de Verdiblanca.

 

Dejar respuesta