¿Qué demonios es esta maldita ‘Matrix’?

oda la vida he intentado desentrañar el misterio de esta cárcel invisible en la que vivimos a la que llaman ‘Matrix’ o la matriz, y no lo he conseguido hasta ahora. Como dicen en la película, “la verdad es que eres un esclavo de la Matrix”. Esta realidad virtual o falsa genera la conciencia de vivir en la tercera dimensión, pero la verdad es que somos seres multidimendionales. Pero cuanta más explicaciones escucho sobre el tema, tanto menos lo entiendo.

En California hay un millonario que está dedicando su fortuna a intentar descifrar el código base de la Matrix y tampoco lo ha conseguido. Nos dicen que es una realidad virtual, una simulación informática que interactúa con nuestra conciencia, cuyas ondas se emiten desde la Luna desde hace 12.500 años, cuyo código es relativamente primitivo a nivel galáctico, pero demasiado avanzado para nuestro nivel de desarrollo de la inteligencia artificial.

Los orientales llaman a esto ‘maya’ o ‘samsara’, es decir, ilusión o engaño. Samsara es el ciclo de nacimientos, muertes y renacimientos en la mayoría de las tradiciones filosóficas de la India incluyendo hinduismo, budismo y jainismo, sijismo y también en otras como el gnosticismo, los rosacruces y otras religiones filosóficas antiguas del mundo.

La mayoría de estas religiones, consideran al ‘samsara’ negativamente, como un estado de sufrimiento del que hay que escapar. Según dichas tradiciones, en el transcurso de cada vida, las buenas y malas acciones determinan el ‘karma’ o destino futuro de cada ser, que termina con el logro del ‘moksha’ o liberación, que en las tradiciones teístas es la unión con Dios, y que en el budismo es la extinción de todo deseo.

LA PELÍCULA

Por su parte, la película ‘Matrix’ plantea que en el futuro, casi todos los seres humanos han sido esclavizados, tras una dura guerra, por las máquinas y las inteligencias artificiales creadas. Estas los tienen en suspensión, y con sus mentes conectadas a una realidad virtual que representa el final del siglo XX, Matrix.

En dicha película, los seres humanos son usados por las máquinas para obtener energía, y las pocas personas que no están suspendidas o que han sido liberados viven en la ciudad Zion y tienen naves que se mueven por el subsuelo, entrando de forma clandestina a la Matrix para liberar otras personas conectadas.

La película se destaca por mostrar el concepto clásico de la filosofía sobre si el mundo alrededor es real o ficticio; en especial desde las ideas del mito de la caverna de Platón, una alegoría acerca de vivir creyendo que lo irreal y falso es la verdad. Además de una clara referencia a la filosofía cartesiana, en cuanto a la imposibilidad de distinguir el sueño de la vigilia, siendo la mente en tanto que consciencia del “yo” lo único que permanece en ambos estados.

ENGAÑOS

Aunque no conocemos el mecanismo de la ‘Matrix’ si podemos percibir que hay algunos engaños muy burdos o descarados, y otros más sutiles y difíciles de comprender. El más sutil de todos es la creencia en la existencia de un yo o ego separado, al que le importa un carajo el sufrimiento de otros seres, y que le da igual que el mundo se hunda mientras él sobreviva personalmente. Este engaño conduce al egoísmo y a la tiranía.

La verdad es justo lo contrario, que todos estamos interconectados y que el destino de cada uno nos afecta a todos. En cambio, esta verdad conduce a la generosidad y a la solidaridad.

En cambio, los engaños más burdos se presentan en bandeja a través de la publicidad comercial. El más burdo de todos es que el mundo se divide en ganadores y perdedores, y que si no triunfas espectacularmente, no eres nadie. El dicho de “tanto tienes, tanto vales” es el engaño más burdo que existe, porque el valor de una persona no se mide por el saldo de su cuenta bancaria, sino por sus valores humanos.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL

El mayor peligro para la libertad humana que existe ahora no es otro que la inteligencia artificial, es decir, la capacidad de razonar de un ser artificial, que puede suplantar nuestro libre albedrío y hacernos esclavos de sus decisiones. El término inteligencia artificial se aplica cuando una máquina imita las funciones cognitivas que los seres humanos asocian con otras mentes humanas, como por ejemplo: aprender y resolver problemas.

Las principales críticas a la inteligencia artificial tienen que ver con su capacidad de imitar por completo a un ser humano. Sin embargo, hay expertos en el tema que indican que ningún humano individual tiene capacidad para resolver todo tipo de problemas. El peligro es que nos volvamos dependientes de estos sistemas, como si fueran una droga, y que al final ellos tomen en control de nuestra vida en lugar de estar bajo nuestro control y a nuestro servicio.

Si la relación de los seres humanos con un robot es de tipo maestro esclavo, y el papel de los humanos es dar órdenes y el del robot obedecerlas, entonces sí cabe hablar de una limitación de la autonomía del robot. Pero si la interacción de los humanos con el robot es de igual a igual, entonces su presencia no tiene por qué estar asociada a restricciones para que el robot pueda tomar sus propias decisiones. Éste es el mayor peligro que existe para el futuro de la humanidad.

Dejar respuesta