PSOE, Plataforma y la edil no adscrita temen que el PP en Adra realice un contrato menor para mantener la plantilla de la piscina sin darles estabilidad laboral

0

Los grupos políticos del Ayuntamiento de Adra en la oposición, PSOE, Plataforma Ciudadana Abderitana, junto con la concejal no adscrita han  insistido en que el equipo de Gobierno del PP debe “tomar cartas en el asunto” en lo referente a la situación de la piscina municipal. Los ediles, que han pedido que no se cierren las instalaciones mientras se realizan las tareas de reforma para evitar el despido de la plantilla, ahora temen que el PP esté pensando en realizar un contrato menor con una empresa privada para mantenerla.

La oposición exige un informe técnico que certifique si el Ayuntamiento puede absorber o no a los trabajadores y trabajadoras.

Los ediles en la oposición, han asegurado que “parece ser que la solución nueva del PP es este tipo de contrato con una empresa privada que supondría estar renovando contratos a los empleados cada mes, sin una perspectiva de futuro”.

Así mismo, han reiterado que la “opción de que el Ayuntamiento absorba temporalmente la plantilla es viable”. Como han recordado los ediles, el Ayuntamiento de Adra, encontrándose sometido al Plan de Ajuste, absorbió la plantilla laboral de CESPA, empresa adjudicataria del servicio de limpieza y recogida de residuos, que ejercía los trabajos en Adra. “Si el PP no ve posible esta opción, le exigimos que presente un informe elaborado por los técnicos del Consistorio que certifique si esta opción es viable o no”.

El 30 de junio es la fecha límite que ha puesto el equipo de Gobierno del PP para el cierre de la piscina. En este sentido, los ediles han subrayado que, “en lugar de poner fecha al cierre, deberían de estar buscando sin descanso una solución para poner fin a esta situación que arrastra la piscina desde hace más de un año” y han insistido en que “lo importante es dar estabilidad a los trabajadores y trabajadoras que no tienen culpa de la pésima gestión que ha llevado a cabo el PP con la empresa adjudicataria y con la redacción de los nuevos pliegos, que nos ha llevado a esta situación”.

Sin olvidar, apuntan, “el interés público por mantener abierto el servicio que afecta a más de 500 usuarios en Adra”.

Dejar respuesta