Profesionales de atención primaria y hospitalaria actualizan sus conocimientos para mejorar la atención al ictus en Almería

0

El Salón de Actos del Hospital Torrecárdenas acoge hoy la Jornada Provincial de Actualización en el Manejo del Ictus, que reúne a profesionales de atención primaria y hospitalaria de toda Almería. El objetivo del encuentro es que los 150 participantes actualicen sus conocimientos relacionados con la atención coordinada de esta patología, con especial atención a la identificación precoz de sus síntomas y las medidas necesarias para prevenir sus secuelas. La provincia de Almería contará este año con una Unidad de Ictus de Referencia, que se ubicará en el Complejo Hospitalario Torrecárdenas y que permitirá aplicar las 24 horas del día el principal tratamiento a esta dolencia, la trombectomía.

La jornada ha sido inaugurada por la delegada del Gobierno de la Junta en Almería, Gracia Fernández, junto al delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Almería, José María Martín. Gracia Fernández ha explicado que “la creación de la nueva unidad de ictus  se encuentra dentro de las previstas para mejorar la atención a esta patología en la comunidad andaluza, tal y como ya fue anunciada por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante el Debate de la comunidad”.

Fernández ha señalado que “esta unidad supondrá un avance cualitativo en el manejo de esta patología en la provincia, mejorando los tiempos de respuesta y evitando desplazamientos a otras provincias, para ello el Complejo Hospitalario Torrecárdenas está en estos momentos acondicionando un espacio específico para ello y sobre todo, formando a los profesionales que conformarán la unidad, que deben contar con una alta especialización para aplicar técnicas como la trombectomía”.

José María Martín ha explicado que “el ictus es una emergencia médica ante la cual el tiempo de reacción es vital, ya que la eficacia de los tratamientos depende del tiempo que transcurre entre los primeros síntomas y la aplicación de los mismos, por ello son importantísimas jornadas como ésta, que permiten una mejor coordinación de todos los niveles asistenciales que intervienen en la atención al ictus y permiten poner en común el trabajo que se desarrolla en toda la provincia”.

 

La jornada está organizada por el Comité Provincial de Atención al Ictus y la Unidad Integral de Formación del Complejo Hospitalario Torrecárdenas. A través de su programa, en el que participan ponentes de los distintos hospitales de la provincia y de los centros de atención primaria, se pretende realizar un repaso actualizado del tratamiento del ictus agudo, a través del estudio de la cadena asistencial implicada en el mismo y que integra profesionales de distintas especialidades (Neurología, Urgencias, Cuidados intensivos, Radiología, Neurocirugía, atención primaria y Rehabilitación) y funciones (médicos, fisioterapeutas o enfermería).

 

El programa del encuentro se ha estructurado en dos partes. La primera ha llevado por título ‘De la prevención al cuidado del ictus agudo’ y en ella se han abordado aspectos como las nuevas estrategias en la prevención del Ictus en atención primaria, el reconocimiento y la activación del ‘Código Ictus’ en el ámbito extrahospitalario, los tratamientos no farmacológicos para la protección del cerebro o los protocolos de actuación cuando esta patología afecta a los niño y niñas.

 

La segunda parte de la jornada se ha dedicado a los tratamientos reperfusores, el ictus hemorrágico y la neurorrehabilitación, centrándose en aspectos concretos como las aplicaciones de la neuroimagen, la aplicación de técnicas como la trombectomía, el tratamiento de la hemorragia intracerebral espontánea o los protocolos de neurorrehabilitación.

 

Una patología de gran incidencia

 

El ictus de tipo isquémico está ocasionado por una interrupción del flujo de sangre en el cerebro. Según la Organización Mundial de la Salud, el ictus representa la segunda causa global de mortalidad a nivel mundial y en España es la primera causa de discapacidad grave en la edad adulta, produciéndose un nuevo caso cada 6 minutos y una muerte por esta causa cada 14 minutos. En Andalucía se producen alrededor de 21.000 nuevos casos cada año (850 en Almería). Se estima que un tercio fallecerá, mientras que de los supervivientes en la fase aguda, en torno a un 60%, quedará con secuelas.

 

En el año 2010, la Consejería de Salud creó en la provincia un grupo compuesto por expertos de todos los distritos de atención primaria, del 061 y de todos los hospitales de Almería, para mejorar la asistencia a estos pacientes y la coordinación entre todos los niveles asistenciales. La mortalidad por ictus y las secuelas del mismo se han reducido gracias a un mayor conocimiento de la enfermedad, a las medidas más eficaces de prevención, a la implantación del ‘código ictus’ que pretende acortar los tiempos de inicio del tratamiento, y finalmente al tratamiento preventivo y rehabilitador.

 

En Andalucía la atención al ictus está estructurada en red y organizada en tres niveles de respuesta, según la complejidad que presente el paciente. Así, en un primer nivel están los equipos de ictus, existentes en todos los hospitales que atienden pacientes con ictus; en un segundo nivel, se encuentran las unidades de ictus, contemplándose una en cada provincia; y en el tercer nivel están las unidades de referencia, que prestan una atención integral y multidisciplinar a pacientes que requieren atención altamente especializada, como la trombectomía, durante las 24 horas todos los días del año. Actualmente existen cinco unidades de referencia y la que ponga en marcha el Hospital Torrecárdenas de Almería sería la sexta.

 

El Plan Andaluz de Atención al Ictus de Andalucía, analiza los resultados de forma periódica, a través de una red de profesionales que evalúa, entre otros aspectos, los tiempos de respuesta y los resultados de cada una de las provincias, velando por la calidad y equidad. Este análisis permite proponer y priorizar la introducción de medidas concretas de mejora. Precisamente, entre las líneas prioritarias para este año se encuentra la mejora de las unidades de ictus de cada una de las provincias, así como sumar otra nueva Unidad de Referencia en la comunidad, que estará ubicada en Almería.

 

Código Ictus

 

La atención a esta patología requiere de un abordaje multidisciplinar que comienza, habitualmente, con los servicios de emergencias extrahospitalarios, coordinados por el servicio de Urgencias y Emergencias del 061, cuyos profesionales están entrenados para detectar síntomas a través de la entrevista telefónica. El objetivo es activar la cadena asistencial del hospital al que se trasladará al paciente para que la atención sea lo más rápida posible.

 

Los centros coordinadores de urgencias y emergencias del 061, donde se gestionan todas las peticiones de asistencia urgente en Andalucía, activan un sistema de alerta inmediata a los centros hospitalarios de referencia, denominado ‘Código Ictus’, que permite agilizar la atención y el acceso de los pacientes a tratamientos como la fibrinolisis o la trombectomía.

 

Cómo detectar un Ictus

 

El acceso rápido y eficaz al sistema integral de emergencias puede salvar la vida a la persona que sufra un ictus. Por este motivo es importante que los pacientes alerten a los servicios de emergencias del 061 ante los primeros síntomas.

 

El ictus es una patología cerebrovascular consistente en una pérdida de la función cerebral de naturaleza no traumática que se desarrolla de forma muy rápida por la falta de aporte sanguíneo al cerebro. Los síntomas son, entre otros, la pérdida de fuerza en medio cuerpo, dificultades en el habla, la pérdida de fuerza en un brazo o pierna, parálisis de un lado de la cara o la pérdida súbita de visión. Ante esta situación, no mover al paciente, y alertar al servicio de emergencias de forma inmediata, son fundamentales para reducir la mortalidad y mejorar la recuperación del paciente.

 

En cuanto a la prevención, ésta es fundamental, de hecho, más del 50% de pacientes con ictus son hipertensos y el control de la presión arterial puede disminuir más del 40% el riesgo de padecer un nuevo episodio.

Dejar respuesta