¡Potentísima Tormenta Solar Hoy!

0
25

La tormenta geomagnética más potente de este año está azotando la Tierra hoy martes 14 de mayo, informaron los especialistas del laboratorio de astronomía de rayos X del Sol del Instituto de Física de la Academia de las Ciencias de Rusia. El fenómeno resultó ser toda una sorpresa para los científicos.

Por su parte la página web oficial sobre el clima espacial llamada “Space Weather” está informando que las auroras boreales pueden ser visibles en los estados del norte de EE.UU., como Minnesota, Michigan y el Estado de Nueva York. La razón de ello es que se ha abierto una grieta en el campo magnético de la Tierra, permitiendo que el viento solar entre en la magnetosfera. Las inmensas grietas en el campo magnético de nuestro planeta pueden permanecer abiertas durante horas, permitiendo que el viento solar fluya y alimente el clima espacial tormentoso.

SORPRESA

Esta tormenta se ha convertido en una gran sorpresa para los expertos que esperaban sólo algunas pequeñas perturbaciones magnéticas, porque el Sol está atravesando un ciclo mínimo de once años, lo que hace que las tormentas magnéticas sean relativamente raras, débiles y predecibles.

Este año ya se han observado varias tormentas solares, pero la de hoy ha sido la primera en un periodo bastante largo, que se ha clasificado como G3, y no como G1. La intensidad de las tormentas se evalúa por una escala de nueve puntos. Cinco puntos corresponden a la clase G1, que se considera débil, y siete puntos, como la de hoy, representan una fuerte tormenta magnética.

El Observatorio de Dinámica Solar de la Nasa registró un relámpago de rayos ultravioletas en la madrugada del 6 de mayo afectando las comunicaciones terrestres, después que se desatara una intensa llamarada. La radiación del relámpago de rayos, ionizó brevemente la parte superior de la atmósfera de nuestro planeta, produciendo un apagón de señales de radio de onda corta en Asia y el Océano Índico. Las frecuencias afectadas fueron principalmente inferiores a 20 MHz. Naves marinas y operadores de radio pueden notaron la perturbación el lunes 6 de mayo.

GROENLANDIA

Un equipo internacional de geólogos ha hallado en el hielo de Groenlandia rastros de una poderosa tormenta solar que golpeó la Tierra hacia el año 660 a.C. La tormenta habría colapsado nuestra civilización de haber ocurrido hoy en día. Los investigadores advierten de que podría volver a ocurrir.

Las consecuencias de una poderosa tormenta solar como la de Groenlandia no solo habrían paralizado nuestra civilización de haber ocurrido en nuestra era. Las tormentas solares destruyen los sistemas de telecomunicaciones, las redes eléctricas, los satélites y, en fin, toda la tecnología electromagnética.

Las consecuencias de una tormenta solar de esas dimensiones harían retroceder a la raza humana siglos y siglos. Y lo que es peor: volver a la normalidad y restaurar los sistemas neutralizados no sería una tarea realizable de un día para otro.

MAGNETOSFERA

La Tierra está rodeada por un campo de fuerza magnética, una burbuja en el espacio llamada la magnetosfera de decenas de miles de millas de ancho. Es una parte muy lejana del mismo campo magnético planetario que desvía las agujas de la brújula aquí en la superficie de la Tierra. Y es importante. La magnetosfera actúa como un escudo que nos protege de las tormentas solares.

Una tormenta geomagnética, también llamada tormenta solar, es una perturbación temporal de la magnetosfera terrestre que puede ser causada por una onda de choque de viento solar o una expulsión de masa coronal (CME, por sus siglas en inglés) que interactúa con el campo magnético terrestre.

El aumento en la presión del viento solar inicialmente comprime la magnetosfera. El campo magnético del viento solar interactúa con el campo magnético de la Tierra y transfiere la energía a la magnetosfera. Ambas interacciones causan un incremento en el movimiento del plasma a través de la magnetosfera (conducido por campos eléctricos incrementados dentro de la magnetosfera) y un incremento en la corriente eléctrica en la magnetosfera e ionosfera.

EFECTOS

Aunque algunos científicos opinan que la mayoría de las tormentas geomagnéticas no afectan a las personas. Sin embargo, en caso de tormentas fuertes, los médicos recomiendan abstenerse de fuertes ejercicios físicos y seguir una dieta porque el fenómeno natural afecta, en primer lugar, a los sistemas cardiovascular y digestivo. Se recomienda evitar comida pesada, como platos fritos.

Al mismo tiempo, los especialistas observan que tampoco hay que preocuparse demasiado por las tormentas solares, porque los nervios pueden afectar aún más el sistema cardiovascular que el propio fenómeno.

VIENEN MÚLTIPLES TORMENTAS

Tres y posiblemente cuatro expulsiones de masa coronal CME se dirigen hacia la Tierra luego de una serie de explosiones cerca de la mancha solar AR2741. La más potente ocurrió el domingo 12 de mayo cuando un filamento de magnetismo que rodea la mancha solar se volvió inestable y estalló. La zona de explosión tenía más de 200.000 kilómetros de diámetro.

Erupciones similares se produjeron dos veces el viernes 10 de mayo y el lunes 13 de mayo, que se han combinado con ésta para producir un tren de expulsiones de masa coronal (CME) en dirección a nuestro planeta. Las CME entrantes son pesos ligeros en comparación con las CME masivas y brillantes que se ven normalmente durante el máximo solar. Sin embargo, su efecto combinado podría sacudir el campo magnético de la Tierra.

Los expertos estiman una probabilidad de 55% a 60% de tormentas geomagnéticas el 15 y 16 de mayo, cuando lleguen las CME. Esto significa que las auroras boreales podrían verse en estados del norte de EE.UU. como Montana, Minnesota y el Estado de Nueva York.

GRIETAS EN EL ESCUDO MAGNÉTICO

Hemos descubierto que nuestro escudo magnético tiene corrientes, como una casa con una ventana abierta durante una tormenta», dice Harald Frey, de la Universidad de California, Berkeley, autor principal de un artículo publicado en ‘Nature’. “La casa desvía la mayor parte de la tormenta, pero el sofá está arruinado. De manera similar, nuestro escudo magnético es el más afectado por las tormentas espaciales, pero algo de energía se resbala por sus grietas, a veces lo suficiente como para causar problemas con los satélites, las comunicaciones por radio y los sistemas de energía.”

El viento solar es un flujo rápido de partículas cargadas eléctricamente (electrones e iones) que soplan constantemente desde el Sol. El viento puede hacer ráfagas durante eventos solares violentos, como las expulsiones de masa coronal (CME), que pueden disparar mil millones de toneladas de gas electrificado al espacio a millones de millas por hora.

La magnetosfera de la Tierra generalmente hace un buen trabajo al desviar las partículas y los campos magnéticos enredados que llevan las CME. Aun así, las tormentas espaciales y sus vívidos efectos, como las auroras que iluminan el cielo sobre las regiones polares con más de cien millones de vatios de potencia, han indicado durante mucho tiempo que el escudo no era impenetrable.

https://youtu.be/MOL18T1jxMg

Dejar respuesta