El policía de Mojácar que presentaron ante el Juez por hacer uso indebido de una tarjeta de crédito ya se ha reincorporado a su trabajo

0

El policía de Mojácar que presentaron ante el Juez por hacer uso indebido de una tarjeta de crédito ya se ha reincorporado a su trabajo, según ha podido saber este periódico. Los hechos acaecieron en 2015 y primero se le abrió expediente y después estuvo de baja médica.

Recordemos que a principios de verano de 2015 fue imputado judicialmente un veterano agente de la Policía Local de Mojácar por hacer uso indebido de las tarjetas de crédito que se hallaban en la cartera que se encontró en la vía pública y de la que se apropió de unos trescientos euros en efectivo que contenía, lo que ha provocado un conmoción en el pueblo al ser nativo y de una conocida familia.

 

Desde los primeros momentos en que se produjeron los hechos tuvo conocimiento este periodista, pero debido a las circunstancias que rodean el caso la prudencia ha sido la máxima y el relato aflora ahora a la luz pública sin la versión de los protagonistas, a los que ha sido imposible acceder personalmente y a través de terceros tampoco se ha conseguido.

Así, pues, los testimonios coincidentes entre los mojaqueros y las mojaqueras señalan que un joven venía de Mojácar regresaba de su trabajo en otro municipio cuando en el carretera de acceso al casco urbano fue parado en un control de la Guardia Civil colocado en la rotonda en la que se halla una gasolinera.

Se comenta que la cartera pudo caérsele al conductor en esa rontonda y que tras buscarla y conocer el extracto de su cuenta bancaria se fue a denunciar los hechos al Cuartel de la Guardia Civil. La cartera contenía tarjetas de crédito y dinero efectivo, y se asegura que existía una anotación con el pink de la tarjeta, que perimitió su uso sin problema alguno.

Al parecer se sacó el dinero en un cajero automático de una entidad bancaria en Garrucha, a la que se le solicitó las imágenes captadas en el cajero, observándose al policía operando en el cajero de paisano y fue perfectamente reconocido por el denunciante al ser ambos de Mojácar. El agente de la Policía Local fue conducido al Cuartel, donde le invitó al denunciante a un acuerdo en virtud del cual le reitegraba todo el dinero extraído más una cantidad adicional, a lo que se negó el denunciante, según se comenta en Mojácar, donde el caso ha sido el tema de conversación durante todo este verano.

Todos conocen lo ocurrido, y por tanto también los representantes políticos, que no se han atrevido a denunciarlo por las circunstancias que concurren en él, existiendo un mutismo total sobre el caso, sobre el que nadie abiertamente y públicamente habla pero que todos y todas conocen, y la coincidencia en la descripción de los hechos es total, excepto en el motivo por el que el agente imputado no se encuentra trabajando desde entonces, contando unos que está de baja psicológica y esperando a la resolución judicial “para taparlo” y otros señalan que se encuentra suspendido de empleo y sueldo, no habido sido posible ante el silencio sepulcral existente.

Dejar respuesta